miércoles, 23 de mayo de 2012

Solidaridad con María

No acostumbro a utilizar el ladrillo para este tipo de iniciativas solidarias, pero, tampoco soy un purista que se cierre en banda a retorcer las normas si la ocasión lo merece. Y en mi opinión, esta ocasión lo merece.

Su nombre es María. Bueno, en realidad ignoro si es así como se llama. Lo cierto es que conocerla, conocerla, lo que se dice conocerla, no he tenido la oportunidad, pero alguno había que ponerle y mi imaginación no da para más. El que si sé es el de su madre que viene a ser algo así como Mamaaaaaaaaaaaa, vocal más o menos. Y lo sé porque en la madrugada, atravesando el silencio como una ráfaga de ametralladora, se entiende todo muy bien.

Es muy posible que María sea otra víctima de esta crisis infame que padecemos. Seguramente se levantará muy pronto, sin apenas dormir- por las horas a las que vuelve a casa, es muy probable que las sábanas apenas la reconozcan- y es muy probable que pase la práctica totalidad del día deslomándose en un trabajo inhumano, alienante y mal pagado. Sea lo que sea y se dedique a lo que se dedique, lo cierto es que María cuando vuelve a su hogar lo hace de madrugada, sin apenas tenerse en pie, tambaleándose como un pelele, arrastrando el bolso y, ocasionalmente, despeñándose por algún bordillo.

Probablemente, en su afán de volver a casa y dormir siquiera unos minutos hasta la nueva jornada de trabajo,debe salir como un galgo del trabajo y raro es el día en el que no olvida las llaves de casa en la taquilla. En estas ocasiones y con una voz inusitadamente potente para su lamentable estado, María llama a su madre- Mamaaaaaaaa como ya he comentado- para que le franquee el acceso a la morada que comparten. Mamaaaaaaaa también debe trabajar lo suyo, y su sueño es profundo e invencible a primera sangre, lo que lleva a  María, la mayor parte de las veces, a repetir el rito en oleadas sucesivas y crecientes hasta que un chasquido eléctrico la permite poner punto final a su día.

Sí, es muy probable que esta sea la explicación que da sentido a las algaradas nocturnas que nos parten la noche en el barrio. La cosa está complicada y no debe descartarse esta opción. Pero lo cierto es que tampoco es improbable que lo que pasa es que a María le va la juerga y el cachondeo más que a Mariano las tijeras de podar y lo que ocurre es que la mita de las noches llega con una merluza de cuidado que apenas le permite mantener la verticalidad. Llamadme malpensado, si queréis, pero yo me inclino por esta última opción

De modo que pido vuestra colaboración para ver si entre todos podemos conseguir para esta maldita borracha una copia de las llaves de su casa para colgársela del piercing que aflora en su ceja o, en su defecto, un audífono para la sorda de su madre que únicamente cuando salgo a la ventana a mentarle los muertos a ella y a su encurdada retoña, repta hasta el telefonillo, emite cuatro gruñidos y deja descansando el índice en el pulsador hasta que la hija y su cogorza traspasan el umbral y ponen la guinda al pastel con un portazo que deja los goznes tiritando.

Porque la próxima vez que la tal María vuelva a despertar a mis herederas de su merecido sueño con sus alaridos de beoda nocturna, es muy probable que me lance por la ventana, en traje de Adán si la ocasión lo precisa, para arrancarla con mis propias manos las cuerdas vocales o en su defecto, destilarle el alcohol, la farlopa o la nieve que lleve en el cuerpo a mandoble ligero cruzado. A pesar del incuestionable bien social que haría al barrio y, tal vez a la humanidad entera- nuestras cínicas autoridades seguro que no alcanzarían a comprender mis motivos y me mantendrían en el calabozo una larga temporada rodeado de Marios y Marías, lo que no dejaría de ser como echarle gasolina al fuego. Además, ya saben que, sin ustedes, damas y caballeros, yo no sé vivir, de modo que aflojen unos euros, no sean agarrados y vamos, por el bien de todos a tener un poco de solidaridad ciudadana. Gracias anticipadas.

7 comentarios:

fiona dijo...

Ufff, hay que ver lo que son los vecinos porculeros...más que por solidaridad con María, yo lo haría por solidaridad con Tarquin...jajajaja

La próxima vez que grite, como antaño, palangana de agua.

1besico!

Angel dijo...

Yo creo que es más barato pagarle una copia de las llaves que un sonotone para su madre...
Animo!!!

Mr. Lombreeze dijo...

Jajajjajaa. No será que la tal María es una súper fan de Benigni y La Vida es Bella???

http://www.youtube.com/watch?v=4aKBmJYKAWo


Yo también me inclino por pensar que es una borracha oligofrénica. Antes de agredirla en cueros propongo un lanzamiento de huevos si el objetivo es alcanzable.

Tarquin Winot dijo...

¿Palanga de agua? Mmmmm, me gusta, Fi, me gusta.

Y, además, Angel, lo de las lláves, con suerte y paciencia podría provocarla algun desgarro perdurable.... Sí, definitivamente esta fórmula es mejor.

Jajajajaja, impagable y muy adecuada la referencia a Benigni, amigo Lombreeze.... ni hecho a proposito.

María dijo...

A mí que me registren, que no tengo nada que ver con la María del señor Winot. Todo se debe a una mera casualidad en lo que al nombre se refiere. Ni llevo piercings, ni tatuajes, ni hablo a lo Belén Esteban.

Athena dijo...

Una ONG para esta chica ya. "María somos todos (y todas)". Vaya perla.

Tarquin Winot dijo...

Sí, señor, una perla, Athena... con todas las letras.