jueves, 3 de enero de 2008

Todo se transforma



Apenas alcanza los dos centímetros y ya es el centro de nuestras vidas. Mi mujer y yo lo conocimos hace unas semanas. Hasta ese momento, su existencia era como la de Dios: más una cuestión de fe que una realidad palpable; alguien de quien personas con túnicas (blancas en este caso) nos hablaban como si ya lo conocieran. Alguien que no es visible y que se manifiesta a través de ciertos signos y acontecimientos. Alguien, en definitiva que es sin ser y que está sin estar. Cuando, finalmente, fue posible romper el velo y acceder el secreto, cuando la paternidad dejó de ser un anhelo o una meta y se convirtió en algo más que una posibilidad, en una realidad a corto plazo, las proporciones de todo se enmarañaron y enredaron y, desde entonces, no ha sido posible devolverlas a su cauce.

Nada hay más trascendental en la vida de una pareja que el nacimiento de un hijo. Las consecuencias de ello suponen una transformación de raíz en todo lo que, hasta ese momento, ha sido tu existencia. Es humano y comprensible que, aún deseando de todo corazón que este hecho se produzca, nazcan las dudas y los miedos. ¿Saldrá todo bien? ¿De verdad quiero sacrificar mi libertad, las ventajas que pone a nuestra disposición la existencia sin hijos? ¿Seré capaz de educarlo adecuadamente? ¿Será feliz? ¿Seré capaz de lograr que sea feliz? Negar que estas preguntas revolotean sobre tu cabeza es no ser sincero con uno mismo.

En realidad, no creo que nada se pierda con la paternidad. Para perder es preciso entregar algo a cambio de nada, formalizar un negocio gratuito, sin contraprestación alguna o no obtener ganancia de lo que uno ha hecho o proyectado. Nada de eso se produce cuando un hijo nace. Algunas cosas dejan de hacerse, es cierto, pero otras muchos toman su lugar y, en cierto modo, suponen una mejora respecto a lo anteriormente existente. La diferencia estriba en que aquellas cosas de las que hoy disfrutamos y que, momentaneamente, dejarán de llevarse a cabo cuando se produzca el nacimiento o, al menos, se harán de distinta manera, volverán con el tiempo, se transformarán nuevamente y sustituirán otros comportamientos que entonces se tornaron en habituales, sin por ello perder las que ganamos con nuestro hijo.

Es imposible no sentir las tripas anudarse la primera vez que escuchas que vas a ser padre, que dentro de unos meses, una criatura frágil y delicada saldrá a la luz enrabiado y lloroso y que alguien lo pondrá en tus brazos para ya nunca más soltarlo. Lo único que espero es que si como decía Stendhal, los hijos son acreedores dados por la naturaleza, no tenga yo nunca cuenta pendiente con él.

38 comentarios:

Kampanilla dijo...

Enhorabuena!!! Hace tiempo que no pasaba por aquí y me encuentro con esta sorpresa. Me alegro un montón. Estoy segura de que todo irá bien. Un beso.

Familia Natillas dijo...

La familia Natillas al completo celebramos el suceso y compartiendo su dicha le hacemos llegar nuestra más cálida felicitación a usted y a la señora Wono por tan magnífica noticia.

Que el niño les de tantas satisfacciones como merecen.

Familia Natillas

princesa bacana dijo...

OOOOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHH!!!!!!!! besitos y abracitos!!!!!!!!!
Ay, que me pongo sentimental. Yo sé desde hace poco q mi mejor amiga va a hacerme tía, y sí, es superbonito. Alguien me describió hace tiempo que cuando ves por primera vez a tu niño, es como cuando te enamoras, sólo que no se te pasa nunca. Así que imagina lo bonito que va a ser...
Y sí, las dudas y los miedos están ahí, pero con hijos, sin hijos, con pareja, sin pareja... da igual, dubtare humanus est (no sé latín, me lo he inventado)
Miles de enhorabuenas, Tarquin y Cía.

lucy liu dijo...

Felicidades Tarquin, por tan bello acontecimiento.No me extraña que te asalten las dudas, yo estaría igual, es algo normal. Un bonito acontecimiento para comenzar el año
Saludos

Moncabanas dijo...

Conglatulations,Tarquin,acabas de descubrir el mismísimo sentido de la vida.
Tu cita a Stendhal me he recordado el poema de Khalil Gibran que os ruego admitáis como un pequeño presente junta a mi enhorabuena...

Tus hijos no son tus hijos
son hijos e hijas de la vida
deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti
y aunque estén contigo
no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,
pero no tus pensamientos, pues,
ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos,
pero no sus almas, porque ellas,
viven en la casa del mañana,
que no pueden visitar
ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,
pero no procures hacerlos semejantes a ti
porque la vida no retrocede,
ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual, tus hijos
como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación
en tu mano de arquero
sea para la felicidad.

Tarquin Winot dijo...

Gracias, Kampanilla. Me alegra que hayas vuelto a pasarte justo en este momento tan feliz para mí.

La señora Wono y este humilde servidor agradecen de todo corazón al clan Natillas sus sinceras y reconfortantes felicitaciones.

Mi padre siempre dice que el trabajo de idem no se acaba nunca. Por ahí deben ir los tiros de lo que comentas, Princesa. Gracias y enhorabuena también para ti por tu sobrinitud activa ;-).

Las dudas me asaltan, Lucy, pero la ilusión va ganado por goleada. Huele victoria inminente. Un beso y gracias por el comentario.

Tarquin Winot dijo...

No conocía el poema, Monca. Hermoso y muy útil para una educación fluida y flexible. Por supuesto que aceptamos tu regalo y por supuesto, tu felicitación. Los consejos como el veterano en el tema que, creo intuir, eres, también.

Moncabanas dijo...

Intuyes bien,amigo,por dos veces he oído cantar hermosas aleluyas a los ángeles,la primera hace justamente ayer 24 años...

Tu padre lleva razón:el trabajo no se acaba nunca,pero esta muy bien remunerado!

Faraonika dijo...

Muchas felicidades!! Aunque aun no he pensado en encargar uno (me considero aun muy joven) creo que es una de las experiencias más bonitas que puedes vivir en la vida y como tú coincido en que tener un niño no implica sacrificar cosas.
En fin, espero que cuando nazca el bebé nos hables de él y nos cuentes las aventurillas que seguro vivirás con él.

Enhorabuena nuevamente!!
Un Beso!!

Ramón dijo...

Enhorabuena!!!!
Seguro que todo irá bien y serás un padre estupendo.

Saludos

princesa bacana dijo...

Ah, y me encanta el título de esta entrada, es que soy muy del Drexler.

Tarquin Winot dijo...

No tengas prisa alguna, Faraonika. Los hijos se encargan cuando los implicados están completamente convencidos de dar ese paso. En caso contrario, mejor no darlo. Cuando sea el momento, lo sabrás. Un beso y gracias por la felicitación.

Espero que sí, Ramón. Buenos mimbres tenemos mi mujer y yo. Esperamos mantener el nivel de los nuestros.

No sabía que tu querido Drexler tenía una canción con este nombre. La verdad es que me pareció la descripción más exacta de los que se está produciendo en mi vida. Todo está inventado ya. :-)).

Azid Phreak dijo...

Mi ajetreada vida me ha mantenido lo suficientemente ocupado como para no poder leer las bitácoras de mis amigos.

Hoy, de vuelta al infierno y alejado de las luces y panderetas, me encuentro con la mejor noticia en lo que llevo de año. El sinpar Tarquin Winot, erudito, voluptuoso, snob, terriblemente civilizado y gracias a estas maravillas del internet, admirado amigo,va a ser padre.

Gran alegría esta, pues estoy seguro que de un padre como el que gobierna esta goleta contra viento y marea y una madre que presupongo con, al menos, misma calidad humana, deberá nacer una criatura extraordinaria que colmará de gozo el hogar de alguien a quien aprecio mucho (curiosos lazos estos que lanza y anuda la red de redes).

Suele decirse que felicidades y que el que sea o niño o niña da igual, que lo importante es que venga bien. Yo quiero ir más allá y deseo que, niño o niña, lo importante es que herede la excelente calidad del padre y la (re-presupongo) belleza de la madre.

Felicidades mil amigo. Os deseo a los tres una vida plena de alegrías. De todo corazón.

Un abrazo desde las gélidas tierras del norte.

Priscila dijo...

Enhorabuena, que ilusiónnnnnnnn....

Es cierto que te cambia la vida, todo el mundo lo dice, pero también dicen que es lo más grande que te puede pasar.

Tus dudas denotan que serás un buen padre, un padre responsable.

FELICIDADES.

nonasushi dijo...

Felicidades
Asi me gusta que todos tengan nenes y asi cumplen y yo no tengo que tener ninguno.
En serio, felicidades y a disfrutar.

jotaeme dijo...

No había visto yo esta entrada :p

¡¡ENHORABUENA!!

Poco más se puede decir.

¿Cuando nacerá el asunto?

JM

Tarquin Winot dijo...

Tienes toda la razón, mi estimado amigo cuando hablas de los lazos que se crean en Internet. Con algunas personas, como ocurre contigo, logras un enlace, sin rostro que vincular, que no consigues crear con un montón de personas que ves diariamente o, lo que es más llamativo, conoces desde hace más tiempo. Gracias de todo corazón por tus comentarios y no se te ocurra pasar por Madrid sin avisarme antes.

Sin estar ni mucho menos en las últimas etapas del proceso, desde ya te confirmo, Priscila que pasar la mano por la incipiente tripilla de mi santa es una experiencia incomparable. ¡Por favor, que alguien me traiga un babero para padres!

Gracias, Nona. Me alegra favorecer las estadísticas ;-). Cuando lo pida el cuerpo, adelante. Y si no lo pide...a disfrutar que no son pocas las cosas que pueden hacerse de dos en dos.

El asunto, Jotaeme, concluirá a finales de julio. No dudes que informaré puntualmente de las novedades.

Profesor Moriarty dijo...

Bueno, pues me alegro muchisimo por ti y por tu señora.. Toda una noticia, si señor.
Yo tengo tambien la suerte de que mi mujer y yo estamos embarazados (admito que ella esta mas que yo) esperando un segundo hijo (varon) para Abril. Al primero lo conoci un aventurado sabado, despues de diez horitas de espera en sala de dilatacion, entre los gritos de dolor de las proximas mamas, yo alucinaba pepinos con cara de pez. Al final no me dejaron asistir al parto por riesgo de cesarea, cosa que no sucedio, y el doctor en uso de aquel turno nocturno de sabado le arranco a mi señora de sus entrañas 3.250 gramos de chiquillo. Y lo siento por ti, porque tal vez tu hombria se vera en entredicho. Yo llore cuando le comunique a mi familia que ya habia nacido el pequeño Moriarty.

Yo si creo que sacrificas cosas de tu vida al tener un bebe. Unas son poca cosa, otras son mas importantes.. Pero enseguida caes en la cuenta de que te importa poco lo que pierdas porque has ganado algo que no quieres substituir por nada, jamas..

Pues lo dicho: Felicidades, y un abrazo.. ;)

Tarquin Winot dijo...

¡Enhorabuena también para ti! Un nuevo (o nueva) Moriarty en el mundo siempre es buena noticia, aunque su padre haya puesto muuuuuuuy difícil acceder a su gen oscuro (¿Qué le has hecho, que llevo semanas sin poder entrar a tus añoradas entradas?)

Comparto punto por punto lo que dices, amigo mío. En tu caso, además habla la voz de la experiencia. Tenme informado de las novedades.

fernando dijo...

Enhorabuena! No hay mejor noticia que ser padre. Seguro que disfrutas mucho con tu hijo. Un fuerte abrazo.

Dr Jones dijo...

¡¡¡Enorabuena de corazón!!! Año nueva, vida nueva.

Tarquin Winot dijo...

La verdad es que sí, Fernando. Todo se ve desde otra perspectiva. Gracias por la felicitación

Estimado Dr. Jones, me alegra tenerlo de vuelta a pesar de lo ocupado que debe andar con el rodaje de su última película. No dejaré que mi hijo se pierda una sola de sus apariciones cinematográficas ;-)

Profesor Moriarty dijo...

Ya he abierto el blog. Lo que sucede es que pensaba suprimirlo y volver a mi blog de fotos y mmi zona de Flickr, pero de momento lo dejare colgado e ire colocando cosillas de interes, pero no tan seguido como antes. Es que tengo abandonada la camara y me pica!!

Tarquin Winot dijo...

Acabo de pasearme por mi añorado gen oscuro. Aunque sea más esporádico, al menos que pueda volver a leer las antiguas y esperar con devoción las contadas perlas que nos vayas regalando.

Gracias

Clara dijo...

Es realmente precioso este post y te doy mi más sincera enhorabuena.

Un hijo debe ser una de las mejores experiencias para un ser humano, que indudablemente te hace crecer como persona.

Te felicito.

Un abrazo

Tarquin Winot dijo...

Cuanto tiempo sin verte por aquí, Clara. Me alegra mucho tenerte de vuelta. Gracias por la felicitación y espero verte más a menudo por aquí.

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Estoy casi tan ilusionado con ese/a pequeño/a Tarquinito/a como con mis propios hijos. De la experiencia resultante con estos, he ahí tres consejos:

1.- Compra los pañales en Mercadona.

2.- Reza o confíate al azar para que nazca con grandes mofletes. Besarlos es un placer difícilmente comparable a cualquier otro, en dura liza con el sexual.

3.- Avisa de una puta vez a las visitas que acudan a conocer a la criatura en tu casa que ésta se encuentra en zona restringida al tráfico.

4.- No hagas caso de ningún consejo, excepción hecha de los expuestos en los tres puntos anteriores.

Tarquin Winot dijo...

No dudes, mi querido y fraternal Otis que esos y sólo esos, serán los consejos que yo siga. Que se preparen los de Mercadona, porque les voy a fundir las existencias.

Rodi dijo...

Muchas felicidades, eso sí que son buenas noticias. Espero que todo vaya muy bien.

Un abrazo muy grande.

Tarquin Winot dijo...

En estas catorce semanas que llevamos (y que siga así), todo va según lo previsto. A finales de julio, un Tarquin o una Tarquina empezará a escribir su biografía. Gracias por la felicitación, Rodi.

Marieta dijo...

¡Fellicidades! Espero que tenga la misma capacidad de análisis de su padre.

Tarquin Winot dijo...

Gracias por la parte que me toca, Marieta...y bienvenida seas a este lugar allende los mares de dejaboo.

jotaeme dijo...

Oiga, Marieta, haga usted el favor de no tocarle ninguna parte al Sr. Winot, ¿no ve que está casado?.

Esta juventud es que no respeta nada, hay que ver.

JM

Familia Natillas dijo...

Por una vez y sin que sirva de precedente, los Natillas nos alineamos del lado de jotaeses y nos postulamos en defensa de la honra y la virtud del Sr. Blíngon, tan innecesariamente asaltadas por la señorita.

Familia Natillas

Marieta dijo...

HOYGAN, que me refería a la capacidad de análisis de libros, música, cine o teatro. Usease, que tenga cultura. ;).

P.D.: De nada Tarquin, Gracias por la bienvenida.

Tarquin Winot dijo...

Ni caso, mi querida osezna. Hay mucho perturbado por estos lares, pero son buena gente. Obtusos pero majos.

Marieta dijo...

Ya veo. Pero me he podido reir un poco. Y lo necesitaba, porque estoy en una época muy mala con los examenes, y más aún después de haberme salido uno peor de lo que me esperaba.

Tarquin Winot dijo...

Me alegra que lo hayas pasado bien con la diatriba de los incombustibles Natillas. Son unos habituales de la polémica y le dan mucho ambiente al blog.

Ánimo con esos exámenes y que sólo el ya pasado haya salido rana. Los demás, de rechupete. Ya lo verás.