viernes, 6 de junio de 2008

Vértigo


El vértigo es una disfunción cerebral que impide asimilar la contradictoria información obtenida de nuestros sentidos. Parados al borde de una azotea, los pies transmiten una sensación de firmeza y seguridad que es desmentida por los datos que proporcionan nuestros ojos que solo contemplan un absoluto vacío donde debería haber tierra firme. Eso explica las nauseas, los desvanecimientos, los mareos de diversa intensidad y otras sensaciones francamente desagradables.

Algo similar padezco cuando observo con estupor lo que aficionados en general y críticos en particular manifiestan acerca de determinadas películas que gozan de un incomprensible crédito y cuyas virtudes quedan para un servidor en entredicho cuando las recuerda o, lo que es peor, guiado por la entusiasta acogida, se anima a descubrir el tesoro escondido para descubrir que de lo escuchado o leído a lo presenciado, media un abismo de imposible superación. No tendría duda a la hora de elegir los truños más sobrevalorados de la historia del cine. Sin duda serían éstos.

MEMORIAS DE AFRICA, DE SIDNEY POLLACK (1985): Sí, la banda sonora es un clásico indiscutible y John Barry es un gran compositor, a pesar de plagiarse con apasionado esmero. Pero casi tres horas de postales africanas, con el acartonado Robert Redford en plan Coronel Tapioca, un Klaus María Brandauer con expresión perpetua de estreñimiento crónico y una Meryl Streep que se pasa la película ostentando su habilidad para lograr acentos imposibles, es mucho para un servidor. Quizás debería guardar un poco de luto por el fenecido Pollack, pero nunca pude perdonarle este tostón aburrido, pretencioso y soporífero que, no obstante goza de un incomprensible prestigio público. "Yo tuve una granja en África" ¿Y?

2001: UNA ODISEA EN EL ESPACIO, DE STANLEY KUBRICK (1968): Capaz de lograr monumentos eternos al cine como "Senderos de Gloria" o "Atraco perfecto", el megalómano Kubrick supo vivir del cuento durante toda su vida y creo alrededor de su filmografía un halo de inveterada santidad que impedía calificar como lo que son, horrores rancios y petulantes, artefactos infumables como "Barry Lyndon", "Eyes wide Shut" y, por supuesto, la insoportable e incomprensible sucesión de imágenes que componen esta odisea en la vacuidad absoluta, que es "2001". Si Richard Strauss supiera que su magistral "Así habló Zaratrusta" será recordado para siempre por ilustrar unas imágenes de monos poniéndose las pilas a ritmo de hueso homicida seguro que pediría explicaciones.

TODAS LAS MAÑANAS DEL MUNDO, DE ALAIN CORNEAU (1991): Algún sujeto sublime y a muchos años luz de mi aborregada y grumosa mente ha escrito en Filmaffinity que esta película es "una verdadera delicia para el estado meditativo" (¿quizás quiso decir vegetativo?). No contento con eso, anuncia que esta tópica y típica historia entre maestro y alumno aplicado es "un regalo para los que gustan de la música serena, introspectiva, clásica, barroca". Y, ahí, no le quito la razón, la banda sonora de la película, compuesta por obras de Lully o Couperin es espléndida y de obligada audición, pero....... ¿era necesario poner todas esas imágenes amaneradas y artificiales que aburren sin remisión e impiden disfrutar de lo que realmente tiene valor? Creo que no.

EL PIANO, DE JANE CAMPION (1993): Además de contener uno de los gazapos más memorables de la historia del cine, (en el que no entraré por si queda alguien en algún bosque perdido del Amazonas que no haya visto la película, pero que incluye el milagro de hacer leer a los analfabetos), la película de la gélida Jane Campion pretende llenar la pantalla de pasión animal y lo que logra es que nos subamos el cuello de la chaqueta y apañemos un sueñecito mientras la odiosa Holly Hunter y su repelente hija, cortesía de la oscarizada Anna Panquin le perturban la siesta al caracartón de Sam Neill con una música a cargo de Michael Nyman que no sólo resulta anacrónica sino, directamente, insoportable y que fue escuchada hasta en lo pasillos del tanatorio durante el año de su estreno, lo que no ayudo a hacerla más llevadera.

EL ÚLTIMO TANGO EN PARIS, DE BERNARDO BERTOLUCCI (1973): Imagino que fue el calentón que se vivía en este país por aquella época lo que llevaba a los españolitos de los setenta a dejarse medio sueldo en viajar a Francia para ver este despropósito absoluto del sorprendentemente admirado Bertolucci (responsable de algún otro engendro como "El último emperador") con un Marlon Brando en las últimas declamando frases de parvulario e intentando inútilmente crear un mínimo de química con María Schneider, de la que poco se supo desde entonces. Entiendo que fuera saludada en la época como una obra maestra de turbio erotismo; con la pasta que se dejaron viajando a París, como para reconocer que era un ladrillo de primera categoría bañado en bromuro.

24 comentarios:

lucy liu dijo...

Entiendo que los colores se hicieron para los gustos y para muestra las peliculas que nombras. La de 2001 no la he visto y por ello no puedo juzgar, si bien nunca ha sido una pelicula que me atraiga. Pero todas las demás si han tenido mi visionado particular, y debo decir que alguna la he visto más de una vez. Y en esta ocasión difiero muy mucho con su opinión, estimable, Tarquin, pues nunca me aburrieron ni creo que lo harán, es más me encantaron. Una vez más un claro ejemplo de como las opiniones son tantas como personas habitamos el universo.
Un saludo

Profesor Moriarty dijo...

Se lo mal que se pasa con el vertigo, puesto que tambien lo padezco, aunque lo mio no es extremo si que es molesto que te de esa fuerte impresion a las alturas.
Sin duda es peor tragarse un bodrio en plan super-esrella, aunque de las que dices no he visto ni Memorias de Africa, ni Todas las Mañanas del Mundo, ni El Ultimo Tango en Paris por olerme a chamusquina.
La Odisea del Espacio me defraudo enormente y cuando termine de verla recuerdo que lo primero que pense fue: Y esto lo ha hecho el tio de La Naranja Mecanica..?! Todavia la vi otra vez, para darle una oportunidad al clasico que todo el mundo tiene en la boca,, pero la cosa fue igual de mal..
Yo mencionaria una algo menos clasica, pero que practicamente a todo Dios le gusta: Gladiator. Sobrevalorada memez con un Russel Crowe que no me ayuda a que me entre.. Hasta el nombre de Maximus me parece de un ridiculo extremus.
Tal y como dice Lucy Liu, para gustos colores. Seguro que existe alguien a quien no le gusta El Arca Perdida, por ejemplo..

Saludote ;)

Clan Natillas dijo...

El clan Natillas desea reivindicar la injusta valoración que tradicionalmente han recibido las películas de los hermanos Ozores.

También queremos reivindicar las películas de Terence Hill y Bud Spencer con las que la familia ha pasado tan buenos ratos.

Y sí, muchas de las que cita son petulantes.

Aquellas con las que el clan disfruta, no pueden serlo.

Clan Natillas.

Anónimo dijo...

A mi la película que
más vértigo me produce es "Los puentes de Madison". Me parece algo ñoña y cursi.

Profesor Moriarty dijo...

uy lo que ha dicho el anonimo..

Anónimo dijo...

Bueno, estoy en desacuerdo en casi todo: "Todas las Mañanas del Mundo" es mi película preferida, de una sensibilidad tremenda y tu comentario es totalmente injusto.
Estoy de acuerdo que "Los Puentes de Madison" siempre está sobrevalorada ya que en el fondo no es más que unos cuernos del tamaño de un portavión disfrazados de una sensibilidad superficial. "El Piano" es perfecta y creo que no he visto una escena más erótica en otra película que la que aparece en esta Obra Maestra.
Con todos mis respetos... ¡tienes que volver a verlas¡,pero ya¡ No puedes criticar una peli que seguramente viste hace 10 años. Ale¡ ahí queda eso¡¡¡

fernando dijo...

he visto todas menos "Memoricas de AFrica". Opino lo mismo que tú. VAyas películas más sobrevaloradas....

un abarzo.

Faraonika dijo...

No tengo nada más que añadir, parece que me has leido la mente.
Un saludo!!

Kampanilla dijo...

No estoy en el Amazonas y no he visto El Piano ¿Soy extraterrestre? Me ha picado la curiosidad con lo del gazapo ¿seré capaz de descubrirlo?

No he visto la mayoría de las pelis que comentas pero estoy contigo en que Memorias de África es un tostón. Por fín me siento apoyada!

Salu2!!

Kampanilla dijo...

Ahh!! Y El último tango en París también me pareció una M. de un tamaño monumental. ¿Para esto tanto bombo?

Salu2!!

Otis Driftwood dijo...

Discrepo de todo salvo de "2001", que me parece una gilipollez con pretensiones.

Princesa Bacana dijo...

^_^

¡Qué bonito es comprobar afinidades con los amiguitos de los blogs!

2001 es y será un coñazo insufrible por los siglos de los siglos amen. Y sanseacabó.

Luego está el tema "El piano", una de esas pelis de sufrir... y sufrir... y sufrir... que francamente no entiendo ni para qué las ruedan, PERO, hay que decir que nunca jamás de los jamases Harvey resultó tan sesi. Ufquecalor.

Sr. Natillas: mil veces prefiero escuchar "I feel like a king in my buggie" que los violines de la granja de África de las narices.

Y ahora es cuando suelto la bomba, cinéfilos se manifiestan; la gente me mira raro.... A MI BLADE RUNNER ME PARECE UN COÑAZO.

Y Gladiator, y "La vida es bella" (arcadas) y OBABA (seis euros por eso, dois mío), y una larga lista que igual algún día cojo y publico bajo el título: ATRACO EN EL ABC-PARK!!!!

Hatt dijo...

Pues que decir, porque estoy bastante (aunque no totalmente) de acuerdo con lo que comentas.

Bueno, sí sé que decir, que la princesa bacana va a ir a la hoguera por lo de Blade Runner, aunque quizás no por lo demás, porque pocas películas me parecen más cínicas y de peor gusto que La vida es bella...

Un saludo fugaz...

Princesa Bacana dijo...

Bueno, dentro de lo malo, en "Gladiator" salía Oliver Reed, al que requeteadoro.

Princesa Bacana dijo...

Y DETESTO a E.T. Me parece feo y horroroso y de pequeñita me daba grima y miedo.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Es usted un provocador amigo, no me cabe duda :)
en algunas cosas estoy de acuerdo y en otras no, pero claro como dicen por ahi, para gustos los colores...pero yo adoro "El piano", "Eyes Wide Shut"...del resto o estoy de acuerdo o no las he visto...
pero para película sobrevalorada sin duda ninguna "Amelie" y todas las de la Isabel Coixet...al menos todas las que vi, porque desde "Mi vida sin mi" me niego a ver filmes de semejante individua!!!
saludos

Tarquin Winot dijo...

Si no has visto la de Kubrick.... mejor, Lucy. Aprovecha tu tiempo de mejor manera ;-D.

¿Que no le guste "En busca del arca perdida"? pocos, Profesor, pocos habrá y seguro que no son de fiar.

"Y si no nos enfadamos", "Le llamaban Trinidad".... clásico tras clásico, mi estimado Clan. Esas bofetadas modelo "pala de playa" nunca han sido superadas.

Que sepa usted, amigo anónimo, que ha caido en la página oficial del Club de fans de "Los puentes de Madison". Conozco unos pocos habituales (Moriarty, por ejemplo) que le retarán a duelo en breve. Esté atento al correo.

También hace más de diez años que vi "El guateque", "Sed de mal", "Eva al desnudo" o "L.A. Confidencial" y no necesité verlas más de una vez para reconocer una obra maestra. Por eso, amig@ anónim@ dudo que el timpo situe estas películas en otro contexto del que ahora se encuentran. No obtante, agradecido por su comentario. Vuelva pronto.

Te digo lo mismo que a Lucy sobre "2001", Fernando: ocupa tu tiempo en cualquier otra cosa. Saldrás ganando.

Primer pleno, Faraonika. Mucho tiempo sin verte. Demasiado. Bienvenida, de nuevo.

Cuando veas una manifestción contra la muchacha con granja, busca un tipo con chistera, Kampanilla. Allí estaré.

Otis.... ¿discrepando? No puedo imaginarlo. Tu definición del truño de "2001" es redonda. Ni una coma añado.

Reconozco que soy un ñoño, princesa, pero a mí, "La vida es bella" y "ET", pues, sniff, me emocionan. No puedo evitarlo.

La verdad es que lo de la princesa con "Blade Runner" es grave, Hatt. Pero es tan requete que la perdono todo.

Un poco de provocación y un mucho de curiosidad, amigo Angel. Apuntada queda tu fobia por la Coixet, aunque, la verdad, a mí, "La vida secreta de las palabras" me gustó bastante.

Marieta dijo...

Que nadie me toque a ET, que es una de las películas de mi infancia. :P. Y sí, estoy de acuerdo en eso de que Los puentes de Madison es una cursilería

Faraonika dijo...

Mil perdones. No tengo excusa. Intentaré que no vuelva a suceder.
A usted tb se le echa de menos en Porque sueño no estoy...No se preocupe, no soy rencorosa :P

Saludos!!Y espero que volvamos a coincidir en el tema cinéfilo.

Hache Muda dijo...

Pues hala, a mí me encantan Memorias de Africa, La vida es bella y lo de Los puentes de Madison eso ya es auténtica pasión.
El piano...no estuvo mal y el resto, que me perdonen el millón de cinéfilos que pasan por aquí, pero no las he visto.
Dicho queda.

Tarquin Winot dijo...

Juegas con fuego, Marieta. Tocarme los Eastwoods con esta película. Muchos no han sobrevivido ;-D.

Yo también prometo enmendarme, Faraonika, que últimamente me prodigo poco por los blogs.

Benigni y los puentes. Tú sí que sabes, Hache. Muy buen gusto.

Marieta dijo...

Lo siento Tarquin, pero es un actor que no me gusta nada. Habrá hecho películas muy buenas, no lo discuto, pero tiene ese " no se qué" que me hace cambiar de canal cuando lo veo por la TV

Tarquin Winot dijo...

Te perdono porque eres una joven osezna. Si no fuera así, te pondía la filmografía de Mariano Ozores en perpetuo auto-reverse. Mi cruelda es legendaria :-DD

Marieta dijo...

Ponme la filmografía entera de Ozores si quieres. :P ¿Voy yo o vienes tú? :P