sábado, 28 de junio de 2008

Vida y música

Hace algún tiempo, emitieron un reportaje por televisión que analizaba la importancia de la música en las películas. Secuencias de arrebatadora fuerza y dramatismo quedaban en brisa mañanera cuando eran nuevamente emitidas sin la presencia de la música. A mi vida le pasa algo parecido.

La música siempre ha estado presente en mis días. Imposibilitado de nacimiento para el manejo de cualquier instrumento musical ajeno al triángulo o la zambomba, el encantamiento al que me sometió la música desde mi infancia me llevó a desarrollar una voracidad auditiva ciertamente insaciable. Desde pequeño escuchaba todo tipo de estilos: los cantautores de mi madre, las coplas de mi padre y las decenas de discos que mi tío traía de Alemania y que hacíamos sonar en un jurásico tocadiscos que aun respira en algún remoto lugar de mi casa paterna.

Para mí, "Have I told you lately that I love you", de Van Morrison siempre irá íntimamente unida a mis primeras citas con quien hoy es mi mujer, "Lust for life" me hara recordar eternamente la universidad y el preludio del primer acto de la wagneriana ópera "Lohengrin" es, por siempre jamás, el día de mi boda. Si tuviera que editar un disco que incluyera la banda sonora de mi vida, tendría por delante una ardua tarea, pero, sin duda, algunas de estas canciones estarían incluidas.

ALL ALONG THE WATCHTOWER (BOB DYLAN): Hasta Bryan Ferry (gran artista, pero con un estilo a años luz del requerido por este bombazo guitarrero) se ha lanzado a versionar este clásico de Bob Dylan y ha salido victorioso. ¿Mi versión favorita? Sin duda, la incendiaria lectura del inigualable Jimi Hendrix. Un prodigio.

GIMME SHELTER (THE ROLLING STONES): Facilmente podría llevar diez años sin escucharla y Martin Scorsese la sacó de mi limbo mental al introducirla con su habitual buen gusto musical en los primeros planos de "Infiltrados". Ideal para levantarse por las mañanas con las pilas en carga total.

LONDON CALLING (THE CLASH): Fue mi primer contacto con esta tremebunda banda y, aunque luego descubrí sus primeros discos y encontré temas aún mejores, siempre tendrá un sitio especial en mi discoteca vital. La portada del disco del mismo nombre, con Paul Simonon machacando su bajo contra el suelo es todo un emblema en la historia del rock.

WISH YOU WERE HERE (PINK FLOYD): Alguien busca en la radio una emisora a su gusto. Tras varios segundo, el sonido se aclara y alguien toca unos acordes con su guitarra. Al anónimo oyente parece gustarle y al poco rato le escuchamos puntear sobre las notas que emite la radio. Las dos melodías se acoplan, la peculiar voz de Roger Waters comienza a sonar y..... el resto es historia.

HOTEL CALIFORNIA (THE EAGLES): Los seis minutos y pico mejor aprovechados de la historia del rock. Inquietante, oscura y con un solo de guitarra que rompe esquemas. Stephen King y Stanley Kubrick le deben mucho a este tema. Durante una época, llegué a grabar la parte del solo en una cinta (¡¡una cinta, qué tiempos!!) hasta que llené los sesenta minutos. Obsesivo que es uno.

LATELY (STEVIE WONDER): Con apenas trece años, huérfano y ciego desde el nacimiento, el señor Wonder ya grababa temas para la mítica Motown. Desde entonces y hasta ahora, su carrera es deslumbrante. Pop, soul, reagge, rock and roll. Todo ha pasado por sus manos y en todo ha destacado. A mi me ganó con sus baladas y concretamente, con ésta de 1981, pero nadie debería perderse algunos trallazos que han sido revisados, entre otros, por gente tan, en principo alejada de su estilo como Red Hot Chilli Peppers o Stevie Ray Vaughan, entre otros.

DIAMOND DOGS (DAVID BOWIE): El camaleón del rock desatado por completo. Desde la alucinógena portada del disco del mismo nombre, con Bowie convertido en una especie de híbrido entre perro y humano, vemos claramente que lo que se nos viene encima es único e irrepetible. Todas las canciones son de primera calidad, pero "Diamond dogs"es caso aparte. Con este tema guitarrero y obsesivo se abrió para un servidor el inigualable mundo del gran Duque Blanco. Ninguna prisa por salir de él.

IT´S NOT UNUSUAL (TOM JONES): Que levanten el dedo del ratón los que no se hayan desmelenado en una discoteca o en una fiesta al ritmo de este temazo. Los pasajeros de "Vacaciones en el mar", seguro que lo bailaban a menudo. Y en general, es garantía de éxito cuando una fiesta languidece. Siendo una canción tan popular, no conozco versión alguna de la mismo. Es lo que pasa cuando se logra la perfección.

LIKE A HURRICANE (NEIL YOUNG): ¿Qué hubiera sido del grounge sin el gran Neil Young? Nada, posiblemente. Sus guitarrazos inmisericordes, sus atmósferas oscuras y opresivas y la excepcional poesía de sus letras que en esta canción alcanzan cotas deslumbrantes, fueron pilares fundamentales para el posterior nacimiento del movimiento musical más importante de los noventa. He intentado encontrar una canción mala en alguno de los más de cincuenta discos del canadiense. Sigo buscando.

CRYING (ROY ORBISON): Al gran Roy ya le dediqué su propia entrada hace un buen montón de meses y a ella remito al que esté interesado en su atribulada existencia (La aguja en el pajar). Sus buenas canciones se cuentan por docenas, pero ésta me llega de manera especial. La escuché por primera vez en una versión moderna que Big O cantó junto a K.D. Lang en sus últimos años y, sin duda, no es recomendable en días oscuros o tristes. Melancolía sublimada.

ALLISON (THE PIXIES): Un recorrido por la música que ha marcado mis días no estaría completa sin la banda de Boston con el inconmensurable Black Francis a la cabeza. Duraron poco y he oido que han vuelto recientemente, pero, prefiero no arriesgarme a que me defrauden y guardar en el recuerdo sus maravillosos cuatro primeros discos, entre los que destaca esta bomba de relojería que pasa en un suspiro y que marcó su cénit insuperado.

WELCOME TO THE JUNGLE (GUNS'N'ROSES): A pesar de que sus últimas apariciones, con tan solo el megalómano Axl Rose como superviviente de la formación original, han resultado patéticas y lamentables, no hay que olvidar el peso específico que esta banda tuvo durante los últimos años ochenta. A la espera de que el eternamente retrasado "Chinese democracy" salga a la venta a finales de año, me quedo con la fuerza arrasadora con la que irrumpieron en la escena discográfica allá por 1987 con Axl chirriando este mítico "You know where you are? You're in the jungle, baby. You're gonna dieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee".

20 comentarios:

Profesor Moriarty dijo...

En temas musicales me ha pasado al contrario que a ti. De niño siempre he sido muy "40principalero", ya sabes cancion de moda y a los tres minutos me olvidaba de la cancion emitida y ha ecuchar el tema del verano. Lo mio era el cine y los comics, y doy gracias al dios Hades de que no existian las videoconsolas, que no se que hubiera sido de mi vida...
El tema es que al hacerme adulto me di cuenta de que habia vivido una epoca bastante importante, musicalmente hablando, entre los '80 y principios de los '90, siendo hoy grupos o canciones rememorados por nuestra generacion como de una epoca gloriosa

-Under Pressure de Queen y David Bowie
-Sweet Dreams de Eurithmics
-Mad World de Tears For Fears
-Everything Counts de Depeche Mode
-Sunday Bloody Sunday de U2
-Purple Rain de Prince
-Summer Moved On de A-Ha
-Money For Nothing de Dire Straits
-Don't You de Simple Minds
-Love Missile F1-11 de Sigue Sigue Sputnik
-Beds Are Burning de Midnight Oil
-Why Can't I Be You? de The Cure
-Fire Woman de The Cult
-Big Area de Them Jerico
-Smells Like Teen Spirit de Nirvana

Que conste que de algunos grupos/cantantes cuesta una elegir cancion de su repertorio. El problema es que si te pones a escarbar el pasado te das cuenta que los '80 no son tan especiales si comparas con epocas un poco anteriores:

-Sara de Fleetwood Mac
-Who are you de The Who
-Rock & Roll de Gary Glitter
-A Horse With No Name de America
-Who Do You Love de Juicy Lucy
-Fortunate Son de Creedence Clearwater Revival
-Somebody To Love de Jefferson Airplane
-I Was Made For Loving You de Kiss
-Heartache Tonight de Eagles
-I Saw Her Standing There de The Beatles
-For What It's Worth de Buffalo Springfield
-Highway To Hell de AC/DC

..y de momento dejare de lado las bandas sonoras de peliculas que adoro, y que son unas cuantas tambien..

-Tarquin: Me apunto las canciones referidas que no conozco para ampliar mi campo musical..

Saludos ;)

Jotaeme dijo...

En lo musical disentimos intensamente, de verdad, me ha producido enorme sonrojo imaginarlo desmelenado bajo fondo musical de Tom Jones.

¿Y Luis Aguilé no le pone?

JM

nonasushi dijo...

Mad world- Donnie Darko
As the world falls down- Bowie (labyrinth)

Y fuera del cine cualquiera de Linkin Park)

LLoro cuando oigo la banda sonora de Los inmortales...Queen. Se me ponen los pelos de punta con The Cure y me encanta bailar como una loca con maddona...

Un poco de todo no?

Saludos

Princesa Amigdala dijo...

...How I wish... How I wish you were here...

ES súper bonita.

Tarquin Winot dijo...

No son pocas, las que tengo que apuntar de tu lista. Ya te contaré, Profesor.

¿Nunca se ha desmelenado usted al ritmo de Tom Jones? Eso explica muchas cosas, amigo Jotaeme ;-D.

En la vaiedad está el gusto, Nona. La banda sonora de "Los Inmortales"...... casi nada.

Es que Pink Floyd son de lo que ya no se hace, Princesa. Imagino que lo conoceras, pero si no, anímate con "The wall". Eso son ya palabras mayores.

Kampanilla dijo...

¿Ninguna en español?
Salu2!

Princesa Amigdala dijo...

Sí, sí, lo conozco; mi papi es fan total y lo escuchamos mil veces en el radio-casette del supermirafiori que teníamos.

Otis Driftwood dijo...

Kampanilla, a Tarquin le fliparon los Danza Invisible durante una época, pero mira cómo se lo calla, el muy ladino.

Jacinto Golondroños dijo...

"a Tarquin le fliparon los Danza Invisible durante una época"

Qué degenerao!

Otis Driftwood dijo...

Ya ves. Lo malo es que él también conoce mis facetas musicales ocultas, pero se lo merecía por no hacer comentarios últimamente en mi inigualable blog.

Hatt dijo...

Gran selección, con muy poquito que objetar. Lo que sí voy a hacerte una pequeña sugerencia:
- Escucha la versión de Crying que hace Rebekah Del Rio en la película Mulholland Drive. Se llama Llorando y es totalmente a capella.

Un saludo.

Tarquin Winot dijo...

La música española no ha sido nunca un tema de referencia para mí. Indudablemente, Kampanilla, me gustan muchos artistas patrios, pero no recuerdo ninguna canción que me marcara como las mencionadas.

¿En el Supermirafiori, princesa? Jodó, acabo de rejuvenecer un buen puñado de años. Qué mal se oía todo en las radios de los coches antiguos, pero cuánto encanto.

¡Ahhh, malandrín! Que golpe más bajo, traer eso a colación. Bien sabes porque me dio por la banda del señor Ojeda. Ten cuidadín, que también conozco tus más preciados secretos ;-D. De todos modos, me lo tengo merecido, porque no hago comentarios ni en mi propio blog. Cosas de las vacaciones (ajenas), que me tienen un pelo sobrecargado de trabajo.

Bienvenido, Jacinto. Me inquieta tu comentario y la vinculación insólita que establece entre los chicos de Danza Invisible y la lujuria. ¿Trauma infantil no resuelto?

Gracias, gracias y mil gracias, Hatt. Escuché el tema que comentas en el último capitulo emitido de Prison Break y, desde entonces, he intentado averiguar de quién era. Es algo espectacular y muy recomendable.

Sach dijo...

No he podido evitar, mientras leía tu post musical, acordarme de las otras artes y me ha venido a la cabeza el señor Nick Hornby. Supongo que ya lo habrás echo, pero te recomiendo el visionado de Alta Fidelidad (un poco moña pero entretenida con John Cusak y Jack Black) y sobre todo (y más viendo tus gustos musicales) la lectura de "31 songs" Merece la pena comprarlo, si no recuerdo mal hay una edición en venta que trae un cd con la banda sonora.

Yo no pongo mi lista porque sería difícil... además incluiría alguna en la lengua de Cervantes y veo que no están muy de moda por el blog

Dr Jones dijo...

No soy un erudito en cuestiones musicales y mis gustos suelen ser más comerciales y poperos. Del señor Wonder me quedo con su inevitable tema de "La mujer de rojo". De los que has puesto, el de Tom Jones me gusta y la canción es para desmelenarse o sea que a jotaeme le sonrojara comprobar que no eres tú el único je,je.
Es bonito comprobar como con el paso de los años y solo escuchando una canción puedes recordar momentos especiales de tu vida.

Hatt dijo...

Me alegro de que te haya servido ;P.

Y sí que es interesante lo que dice drjones: una canción te trae a veces un olor, una situación,..., es un tipo de memoria que no explotamos tanto como otras, pero que es muy sensorial.

Un saludo.

Tarquin Winot dijo...

Gracias por "31 songs", Sach. En general, los libros de Hornby me alegran eldía, de modo que lo apunto en mi lista de tareas.

A tí, a mí, a mi vecino el cojo... Creo que es un tema que anima indiscutiblemente al desbarre y al buen ambiente, menos a Jotaeme, claro.

Coincido plenamente con lo que decís Doc y tú. Hay ocasiones en las que una canción rememora, no un olor o una sensación, sino, incluso, una situación completa, con sus luces, sus sombras, sus sensaciones, el ruido de fondo.... Maravillas de la música.

mi despertar dijo...

realmente interesante tu blog
Abrazos

Tarquin Winot dijo...

Gracias, Mucha. Bienvenida y vuelve siempre que quieras.

moncabanas dijo...

Ningún reparo al tema de los Stones,Bob Dylan o Neil Young,de ellos podría poner cualquier otro tema de cualquier disco.
Para mi gusto falta algo de Steve Miller,James Taylos o Zappa entre otros...(pero eso es otra historia)

Tarquin Winot dijo...

Al señor Zappa le tengo siempre en mi lista de tareas, pero no termino de animarme, la verdad. Habrá que encontrale un hueco, porque seguro que merece la pena.