viernes, 6 de abril de 2012

Ya sabía yo que era... (III)


MEJOR... IMPOSIBLE, DE JAMES L. BROOKS (1997)

Después del éxito que supuso "La fuerza del cariño", el norteamericano James L. Brooks repitió con Jack Nicholson en esta negra comedia sobre Melvin , un escritor misógino, solitario, maniático (come en el restaurante con sus propios cubiertos reciclables) y cruel que encuentra la horma de su zapato en su vecino homosexual (Greg Kinnead haciendo, como siempre, de Greg Kinnear) y una "madre coraje" de nombre "Carol, la camarera" embutida en las minúsculas formas de la maravillosa Helen Hunt.

A día de hoy James L. Brooks apenas dirige- bastante tiene con producir "The Simpsons" desde sus incios junto a Matt Groening- y a la vista de su discreta aunque premiada filmografía no seré yo el que le pida que cambie de idea. Pero "Mejor... imposible", la verdad es que le salió redonda: las interpretaciones de Nicholson y Hunt son espléndidas y el guión, especialmente en su primer tercio, es, sencillamente, perfecto (Melvin explicando a una admiradora como se mete en la mente de las mujeres, la primera aparición de Carol en escena, magnífica e inolvidable). Estuvo nominada a siete premios Oscar y, de no haber coincidido con la grandiosa oquedad de "Titanic", alguno más que los dos que acaparó (para Nicholson y Hunt, por sus memorables interpretaciones) se hubiera llevado, pero ya se sabe que contra el rey del mundo, poco pudo hacerse en 1997. Por supuesto, la entrañable partitura creada por Hans Zimmer poco pudo hacer frente a la grandilocuencia de James Horner y Celine Dion que no dejaron títere con cabeza.

En esta tercera entrega, los siete puntos han caido en el saco de Athena que aborda con firmeza el liderato, mientras que Mike Lee añade seis a su cesta. Con cinco más han terminado Fiona, Daniel y Lughnasad, mientras que tres son los puntos con los que OscarP acaba la jornada y dos los que suma el maestro Azid Phreak.

Buenas y merecidas vacaciones de Semana Santa para el que las tenga y santa paciencia para quien no haya tenido suerte y ande levantando el país. Nos vemos en un par de semanas. Hasta entonces, permanezcan atentos al ladrillo.

8 comentarios:

Athena dijo...

Enhorabuena a todos. Lo de la foto fue un puntazo. Es que parecía un caballo o algo así, y veo que no fui la única en pensarlo. Como comenté, se la enseñé a mi marido después y me dijo que algo parecía la pata de una gafa y que le daba la impresión de que estaba del revés. La música le sonaba, pero no se me ocurrió enseñarle la imagen, ja, ja.

Peliculón, desde luego. Aunque sigo pensando que Leonardo di Caprio tiene que ganar el Oscar en alguna ocasión, que lo merece.

lughnasad dijo...

Pues sí, muy bueno el engaño. Enhorabuena a Athena y al resto.

Alex Palahniuk dijo...

Nicholson dijo una vez que recordaba con mucho cariño esta película, y la verdad es que lo entiendo; es fabulosa. Saludos!

fiona dijo...

Madre mía, si no llega a ser por la pista de la foto creo que no la hubiera acertado! Me sonaba también a película italiana! jajja. Enhorabuena a todos!

1besico!

Clara dijo...

Me agradó mucho 'Mejor... imposible'. Grandes interpretaciones. Humor sarcástico y auténtico.

Saludos

Tarquin Winot dijo...

Es curioso lo del caballo, Athena, casi todo el mundo ha visto algo parecido. Tu señor esposo tiene un ojo de lince, la verdad sea dicha.

Al principio, Lughnasad, la puse en la posición correcta y me parecía tan obvio que no me resistí a jugar un rato.

Recuerdo que la primera vez que la vi, Alex, recien salido de "L.A. confidencial", me dejó bastante frío, pero la vi hace poco y, con el tiempo, ha logrado atraparme por completo.

Siempre me ha recordado a "Cinema Paradiso", Fiona, sin que tenga parecido alguno, de modo que no ibas desencaminada.

¡Cuanto timpo sin verte, Clara! Otra vez ven un poco antes y participa también en el concurso. Seguro que esto de las bandas sonoras se te da fenomenal.

Mario Salazar dijo...

Es una de mis comedias favoritas, el personaje es maravilloso así intratable, con alguna línea abrupta fuera de lugar muy en ele stilo de su personalidad y torpeza, creo que el amor y las relaciones sociales puestas como meta nos demuestran una idea de esa convivencia humana complicada muy identificable aunque al límite. Un abrazo.

Tarquin Winot dijo...

Completamente de acuerdo, Mario. Ahora, tal vez, la acidez de las primeras apariciones de Melvin hayan quedado algo desfasadas, pero en su momento eran deliciosamente irreverentes.