miércoles, 20 de agosto de 2008

Algunas certezas


En las tres semanas que acaban de cumplirse desde el nacimiento de la heredera, hay una serie de conceptos que se han convertido en dogma para el que suscribe. La primera es que el llanto de un niño no es sólo ensordecedor y multiforme, capaz de expresar todo un arco incomprensible de sensaciones, sino que poseen la particularidad de convertir a Job en un impulsivo visceral.

Tampoco hay espacio para la duda cuando de halagar a la madre se trata. Y no me refiero a la propia, auténtico titán capaz de crear un muchachote sano y bien alimentado como el que abajo fima, que colabora en su justa medida para nutrir las arterias productivas del país sin, por ello, haber necesitado libros sobre el sueño o el modo de masajear los genitales de sus descendientes, saca leches eléctricos, esterilizadores, humidificadores ionizados, cucos o sillas de paseo homologadas. No, me refiero a la que, además, es esposa de lujo y fuente inagotable de energía y buen humor, que pasea coqueta su remendada cesárea por toda la ciudad sin que sea posible recordar más de dos o tres ocasiones en las que las fuerzas hayan flaqueado momentaneamente y la marea de la nueva situación lograra hacerla tragar agua. Junto a ella, todo es posible.

Por último, también es incontestable que la llegada de la bella Patricia Winot absorbe casi todo el tiempo del Señor Winot, lo que, inevitablemente, repercute en la frecuencia con la que este blog es actualizado así como en la presencia de un servidor en mis habituales lugares de lectura y comentario que regentáis los que por aquí pasáis a verme. Me he planteado muy seriamente dejar el blog en "pausa", hasta un momento más propicio, pero sé que, nunca recuperaría el ritmo y, con toda seguridad, jamás volvería a iniciarlo. Pero lo cierto es que me gusta este mundo de los blogs en el que, como en tantos otros, mi querido amigo Otis me inició (culturales, se entiende) y, me apetece mucho que, dentro de algunos años, mi hija pueda adentrarse en estos textos y, a lo mejor, encontrar palabras o frases que la estimulen, la ayuden o, sencillamente, le den que pensar.

Además estáis los que por esta escombrera de ladrillos paseáis habitualmente. A la mayoría no os conozco en persona. Y, sin embargo, a veces, me sorprendo pensando en que estará haciendo Azid Phreak por su Cantabria natal o como me las apañaré para conocer a la Princesa el día que, finalmente, viaje a Valencia. Desde que inicié esta aventura hace ya unos cuantos meses, sois muchos quienes habéis pasado por aquí dejando vuestra impronta y es larga y jugosa la lista de lugares interesantes y de obligado conocimiento que gracias a vosotros he conocido.

Por ello, me he decidido a mantener el blog, si bien, mis largas peroratas sobre el sexo de los ángeles deberán convertirse obligatoriamente en breves apuntes sobre, eso sí, lo que se me pase por la mente. Incluso, si mis jurásicos conocimientos de informática los permiten, procuraré coordinar este cambio de orientación con una remodelación visual del blog, pero por ahora, voy a poner el chupete a la nena, que va a despertar al vecindario. Mañana ya veremos.

27 comentarios:

Azid Phreak dijo...

AzidPhreak está deseando conocer a su "sobrina virtual" mi querido amigo. De hecho pienso cada semana lo de "a ver cuando tengo un ratillo para acercarme a la capital del reino a conocer a los Winot". En mi rinconcete tienes mi email. Escríbeme para tenerte localizado y transcurridos unos meses (para que pase toda la vorágine que debes estar pasando) concretaré la fecha "a vuelta de correo".

En cuanto a lo de aparcar el saco de ladrillos, creo que has tomado la decisión adecuada. Yo llevo unos meses en la misma tesitura y he llegado a la conclusión de que prefiero escribir con menos asiduidad, pero no aparcarlo, pues esto supondría renunciar a algo que me ha aportado más de lo que he entregado yo. De momento estoy contento con la decisión adoptada. La Princesa simbionte, el profe Moriarty, el aventurero doc Jones, mi experto cinéfilo Rodi, el multitudinario clan Natillas, la familia Winot,... todos ellos ya formais parte de algo que no puedo ni quiero dejar. Sigue así Tarquin. Coge el aire necesario entre lección y lección que el resto estaremos aquí guardando el fuerte.

Un abrazo compañero cibernético y póngame a los pies de sus damiselas.

Marieta dijo...

Aunque no sigas escribiendo con la misma frecuencia que antes, no lo dejes a un lado. Que si no, lo único que puedo leer en los momentos muertos (que son pocos ahora en la segunda mitad de agosto) que tengo en el trabajo.

Un saludete Onda Cero, y muchos mimitos a tu niña.

Faria dijo...

Espaciado o breve, siempre será mejor leerte que no hacerlo, así que a escribir cuando se pueda, y a disfrutar de tus dos chicas siempre :)

Sach dijo...

Puff, menos mal que he llegado al último párrafo porque el resto me estaba sonando a despedida...
Menos mal que has elegido bien. Todo blogero pasa por esa crisis existencial en que por los motivos que sean (poco tiempo, falta de colaboracion, visitas,...) piensa en dejar el blog. Tu llevas ya tiempo y creo que te has labrado una muy buena reputación, así que hubiera sido una pena tu marcha.

Por cierto, que si necesitas ayuda para el restyling de tu blog (o lavado de cara como se diría por aquí) puedes contar con mi ayuda. Hace muy poquito actualicé el mío, que ya se veía muy desfasado.

Saludos

Herodes dijo...

Los niños, ah, los niños, le cambian a uno la vida, eso seguro.

A mí, por ejemplo, me robaban el sueño con tanto llanto, tanto desconsuelo y tanta leche.

Cordialmente,

Herodes.

Dr Jones dijo...

Querido Winot, más vale calidad que cantidad. Una entrada suya en unos meses vale mucho. Con las oposiciones tuve que dejarlo un par de meses y despues volví con enegías renovadas. No dejes de lado este rincón tuyo. Lo mismo te digo, Azid. No dejes de escribir tus opiniones cinéfilas.
Un abrazo a todos mis compis blogeros y en especial al señor y señora Winot y a la pequeñita Patricia.

Vargtimen dijo...

Me alegra que continúes con el blog. Siempre hay tiempo para estas pequeñas cosas, aunque ahora lo primordial es lo primordial. Y me refiero a que tu niña no despierte al vecindario. Pon ese chupete ya!

Saludos!

Profesor Moriarty dijo...

Me alegra la decision de el "continium" en su universo ladrillo. M resulta impensable el perder la oportunidad de pasarme por su muro y no dejar el graffiti acostumbrado..

Animo con la señorita Particia, es durillo al pricipio, pero mas pronto de lo que parece la situacion se relaja.
Mis respetos a la señora Winot y a su fortaleza.
Un abrazo para usted, señor, y para todos los compañeros grafiteros..

Tarquin Winot dijo...

En la casa de los Winot, siempre tendrá un sitio el tío Azid, sobre todo ahora que apenas nos alejamos unos cientos de metros de casa. De modo que, cuando aparezcas por la capital, no dejes de avisarnos.

Lo que si tengo abandonado por completo es el mundo Dejaboo.... no se puede abarcar todo, mi querida osezna. ¿Como van las cosas por allí?

La verdad es que cuando dudaba acerca de seguir o no con el blog, me acordé de tu caso, Faria, con toda una oposición encima y sin dejar de anotar cosas en tu blog. Todo un estímulo.

Pues me vienes que ni pintado, Sach. Como ves he iniciado algunos cambios ligeros en la estructura del título, pero no sé cómo demonios hacer para que la foto de la heredera se quede en el lado derecho y el nombre del blog en el izquierdo... ¿alguna idea?

Un antepasado tuyo, Herodes, tampoco era lo que se dice un candidato idóneo para gerente de guardería, pero, a veces, hay que reconocer que......

Gracias, Doc. Cada vez estoy más convencido de haber hecho lo correcto.

Para tu tranquilidad, Varg, los vecinos todavía no han montado en Cólera, su caballo favorito, pero viendo la impresionante capacidad de expansión pulmonar de mi retoña, cuento los días para el fatal desenlace.

Tarquin Winot dijo...

Este muro no sería lo mismo sin tus graffitis, profesor. La verdad es que la nena, nos deja las noches casi completas, pero el resto del día..... Todo no puede tenerse.

Azid Phreak dijo...

Sin querer meterme donde no me llaman, creo tener la solución a la problematica suscitada con la apropiadísima cabecera con la que nos recibes en tu casa Tarquin.

Lo qeue tienes que hacer, sin ser un manitas, es coger la imagen de Miss Patricia y con el Photoshop, o cualquier programa de edición, crear una imagen que ocupe el doble de pixels de largo y los mismo de alto. Pon un fondo azul del tono que tienes en la cabecera y pega la imagen de la heredera Winot encima a la izquierda. El Photosop te dejará luego poner a la derecha y al nivel que quieras, el titular y subtítulo. Para añadirlo a la cabecera del blog sólo tienes que quitar el titulo (para que no tape la imagen) y dejar sólo la imagen que has creado. Así lo tengo hecho yo en el Rincón y de momento nadie se ha quejado ;-P

Si necesitas ayuda o no te aclaras, sólo tienes que decirlo y en un pispás lo arreglamos.

Un saludete.

Sach dijo...

Pues sí, azid tiene razón, no hay más que crear la imagen con algún programa como el que ha dicho y luego subirla. Veo que ya has empezado y has conseguido poner la foto en la izquierda. Ahora sólo te falta el muro en la derecha. Venga que te queda poco!

Priscila dijo...

En primer lugar mi más sincera enhorabuena, teneís una niña preciosa.

Me alegra que hagas tomado la decisión de seguir con el blog, además lo que dices es cierto, ¿quien sabe si algún día Patricia lee estás preciosas líneas que le dedicas, o las historias tan bien narradas que nos brindas,...?

FELICIDADES.

Tarquin Winot dijo...

Un millón de gracias, Azid y Sach. Sin estar aún tan centrado como sería mi deseo, por cortesía de vuestros vastos conocimientos informáticos, mi heredera y mi rinconcito lucen un muy respetable aspecto. Agradecido y emocionado.

Muchas gracias, Priscila. Me haría muy feliz que estuviera orgullosa de estas cosas que escribe un servidor, aunque para eso falta taaaaaaanto........ :-D

Pablo dijo...

Hombre, muchas felicidades y mucha paciencia. Ya verás como de aquí a poco pasará de llorar por que quiera comer a llorar porque quiere 50 €.

Reitero mis felicidades y que la disfrutéis con salud.

Tarquin Winot dijo...

El trabajo de padre, por lo que dicen, no se acaba nunca. Después de los 50 € que meccionas, Pablo, vendrá el noviete, la carrera, la casa...... un vergel, vamos.

Jotaeme dijo...

Ya verá usted cuando le venga con ese novio absolutamente inapropiado para su juicio; con una pintachulo que te cagas; le dirigirá a usted un gesto altivo y le apretará el culo a su presencia mientras su hijita del alma le mirará al tontoloscojones como ternerita justo en esa fase en la que con usted se comportará como un cardo.

Usted querría matar a ese imbécil, pero en su lugar se hará el enrrollao porque no quiere distanciarse de su princesita y entonces y para más inri, le hará la pelota a ese desgraciao, dejándole la llave de su coche, o dándoles dinero para que se vayan a esquiar o algo.

JM

Tarquin Winot dijo...

Perdóne que le diga, mi cenizo amigo Jotaeme, que la educación británica que recibirá la heredera y, en menor medida, el equipo de detectives que la colgaré del cuello cuando inicie el conocimiento del género maasculino, impedirán que se produzca esa apocalíptica imagen que ha puesto usted en mi mente en tan temprana hora. Tenga la certeza.

Aquilino Natillas dijo...

Permítanos decirle que lo del azote con vara de cerezo, y esos otros numeritos de dominación que caracterizaron a cierta educación británica ya no se llevan nada.

Ahora se lleva el decir a todo que sí como si perrito aseverativo de peluche en vehículo filo-hortera,

Aquilino Natillas, renacido de entre sus cenizas.

El Brujo dijo...

Ley de vida. Y que siga siendo así.

Besos para ellas, saludos para ellos.

Princesa Veraniega dijo...

Cariiiiiiiiiiiiiiiiiiii vente pacá cuando quieras!!!!!!
qué requetemona es la heredela, es requetemona e ideal y perfecta y ....tremenda!!! cuatro y medio???? ¿¿¿qué coméis????
Mis besos y enhorasbuenas,os requeteenvidio sanamente y me alegro sobremanera d que hayas decicido no abandonar el blog; si con cuatro tonterías que digas ya nos tendrás contentos!!! Mira yo, todavía no he escrito nada sensato ni con la más mínima profundidad y aún ando por ahí. qué bonito... un bebé... jooooooooooooooooooooo huele superbieen, ¿verdad?

Tarquin Winot dijo...

Olvidé que los habitantes de la isla aún tira de cerezo para marcar el paso. Mejor me inclino porque la educación sea buena y me ahorro el gentilicio. Gracias, Aquilino, espero que haya tenido un verano tranquilo junto a su concurrida prole.

Diga usted que sí, mi querido Brujo. Hoy, por ejemplo, se está pegando una noche de fábula, con un record de ocho horas seguidas de sueño que me ha sentado como un cubata bien puesto un viernes por la noche. Eso también es ley de vida ;-D.

Lo del olor es algo indescriptible. Tan puro, tan limpito, tan suave, Como decía Otis hace ya unos meses, hay pocas cosas comparables a mordisquearle los mofletes a la heredera..... estoy por desperarla para decirle que su tía valenciana dice que es lo más bonito del firmamento.¡Gracias, guapetona!

Sach dijo...

Vaya, veo que sigues de obras en tu muro de ladrillos! Tiene buena pinta, un aspecto muy moderno con ese azulito...

BUDOKAN dijo...

Muy bonito posteo sobre esta nueva habitante que parece haber llenado aún más tu vida. Me alegro mucho. Saludos!

Tarquin Winot dijo...

En ello ando, Sach. La cabecera, finalmente y gracias a vuestra sabiduría ha quedado más o menos como quería. Un par de retoques y listo.

Lo cierto es que, con ella en casa, todo parece distinto, Budokan. La sensación de plenitud que proporciona la heredera es muy reconfortante.

El brujo dijo...

Por cierto Mr Winot, Supongo que sabrá que la palabra "primíparo" no existe, ¿Verdad?

¿Primíparo? !!!! ¿Pero qué es esto? Supongo que sabrá que lo que existe es primípara, palabra que encaja perfetamente con su mujer.

Saludos del brujo tocapelotas y más añoso que usted.

Tarquin Winot dijo...

Lo de primíparo tiene su historia.

Me lo llamó el primer pediatra al que fuimos a ver. Al verme ojeroso y presa del pánico ante la incontinencia lacrimal de la heredera, me dijo que, evidentemente era un "primíparo". Al corregirle y comentarle mi imposibilidad genética de ser "primíparo", me dijo que el término es el modo en el que en Latinoamérica en general y en Colombia en particular hacen referencia a los novatos en la universidad y, por afinidad, a los neófitos en cualquier actividad.

No me quedé convencido e investigué, pero el puñetero llevaba razón.

Explicado queda y justificado, también, mi añoso amigo ;-D