miércoles, 21 de abril de 2010

En otras palabras: Ángel "Verbal" Kint


Por razones que no vienen al caso, he mantenido y mantengo estrechas relaciones con Barcelona. He paseado a menudo por sus calles y he comido en sus restaurantes. Me he bañado en su playa , comprado en sus comercios y he tenido la oportunidad de visitar algunos recomendables locales donde tomarse una copa con los amigos y pasar un buen rato. Tan cómodo me siento en la Ciudad Condal que si, desgraciadamente, el Clan Winot tuviera que abandonar la capital del reino, su barco pondría, sin duda, rumbo a la ciudad que alberga la Sagrada Familia.

Y, a pesar de lo que pueden dar a entender los medios de comunicación, en estos años, no he sufrido rechazo por ser de Madrid ni por hablar en castellano. Tampoco me han dado con la puerta en las narices al comprobar que no entiendo una palabra de catalán ni han querido darme las llaves de la ciudad por ser enfermizamente adicto al fuet y otros manjares de la gastronomía catalana. Obviamente me he topado con cretinos diplomados, maleducados compulsivos y tuercebotas de pelaje diverso, pero ni en mayor ni en menor medida que la de los que han podido cruzarse en mi camino en Valencia, Bilbao o Salamanca.

No soy el único que parece inmune a esa fiebre antiespañola que, a juzgar por lo que se oye en algunas emisoras de radio y se lee en algunos periódicos, hierve en odio a los habitantes de la ciudad que vio nacer, entre otros a Eduardo Mendoza o al hoy fallecido Juan Antonio Samaranch. El gran Angel "Verbal" Kint, enciclópedico conocedor de la vida y milagros de Superman, lector voraz y erudito cinematográfico parece tener la misma opinión sobre el tema. Ángel, que capitanea con incontestable maestría "El mundo de Ángel" por los mares del cine y la literatura desde hace ya varios años ha elegido tan espinoso asunto para participar en esta sección del ladrillo y dudo que a alguién deje indiferente el enfoque escogido por su autor. Que lo disfruten y no olviden visitarle los que no tengan aún la suerte de conocer sus textos. Me lo van a agradecer.


En Cataluña también hablamos castellano


Estaba hace un año yo por Sevilla, conociendo familia política, cuando alguien me pregunta por mi trabajo y al finalizar mi explicación me dice "¿oye y allí en Cataluña os dejan hablar español? La pregunta me desconcierta un poco, primero porque no me la esperaba y segundo por la naturaleza de la misma.

Y es que aunque algunos quieran ver lo contrario, ni todos los catalanes somos independentistas (ni siquiera nacionalistas), ni tacaños, ni odiamos a los madrileños...pero sin embargo esa es la imagen que se ha instaurado entre muchísimas personas que han sucumbido a la doctrina rancia y españolista del Partido Popular y todos sus secuaces y por el otro a la torpeza de los políticos catalanes, siempre dispuestos a poner la mano para pedir o a la ambigüedad de su definición como parte del Estado Español.
Desde su estancia en el Gobierno y especialmente en la segunda legislatura, aquella en la que no necesitaron a CIU para gobernar con mayoría, el Partido Popular y sus cabezas pensantes decidieron que algo habría que hacer con los nacionalistas catalanes y vascos.

El tema del País Vasco lo voy a dejar aparte primero por su complejidad y segundo por mi desconocimiento del contexto. Al grito de "España se rompe", como si en la península tuvieramos una falla de San Andrés, culpabilizaron a los nacionalismos de dicha ruptura y empezaron su habitual política del miedo, una táctica efectiva y que acaba calando en un porcentaje de la población muy elevado, que normalmente se identifica con el estrato cultural más bajo, aunque realmente no es cierto, pues acaba calando en muchos más estratos sociales.
El Partido Popular inició una campaña anclada en el españolismo más rancio, basado en ver "quién la tiene más grande" (la bandera) y en el "catalanufos de mierda", "pujol enano habla castellano"...estrategia que siguen utilizando desde la oposición con los argumentos del Estatut, que quizás no se hayan leido siquiera ya que muchos parece que se quedaron en el primer capítulo en el que se definía Catalunya como país, o estado, o entidad, etc. Todo ello convenientemente transmitido por sus voceros habituales, por sus medios afines, por la voz de su amo, por medios que olvidaron la objetividad y se convirtieron en panfletos sin sentido de la ética perdiodística, olvidándose de informar. Algo que por otro lado todos los gobiernos sempre han tenido, incluyendo el actual.

A pesar de mis pocas simpatías hacia el PP, no puedo ponerme la venda en los ojos y no ver más allá, porque desde Cataluña se tiene mucha parte de culpa y los políticos catalanes con su torpeza han conseguido generar esa imagen estereotipada de la que hablaba al principio de este post (independentistas, tacaños...) propia de chistes de los morancos. Como diría el poeta y cantante "nos sobran los motivos". Podríamos empezar a lo grande, hablando de un corto de miras que se fue a la frontera a negociar con una banda terrorista para que no se cometieran atentados en Cataluña, algo que hizo que al saberse no se generara mucha simpatía hacia nosotros.


Si apartamos al político catalán independentista, que podríamos facilmente identificar con ERC y al más españolista (PP), nos queda un político bastante ambiguo y que generalmente ha sido CIU, fuerza política actualemente algo debilitada, pero que siempre ha tenido por su número de escaños cierta capacidad de influencia en el gobierno español, cuando éste no ha gobernado en mayoría. Esta agrupación política siempre ha interpretado el papel de catalanista en cataluña y colaborador del Estado en España poniendo la mano para sacar rentas y jugando a la nada sutil amenaza de no apoyar votaciones sin obtener beneficio a cambio con lo que el tópico "la pela es la pela", que ya tendríamos que ir cambiando por "El centim es el centim" se ha hecho patente repetidas veces. Pero por otro lado nunca han olvidado su condición nacionalista y el coqueteo con el indepentismo ha sido otra de las constantes.


Aquí también tenemos medios voceros, voces de su amo que juegan a contentar a todas las partes, disfrutando de ello. Se les da voz a todos, pero siempre intentando que la que más se oiga sea el del discurso separatista, casi siempre marcado por un tono victimista, con referencias ridículas a "cavernas españolistas" a estados opresores, dándole voz siempre a personas con representación social y siempre de medios relevantes más allá de la política como la cultura o el deporte que se han convertido a sí mismos en esperpentos. Podríamos citar a Joel Joan, Joan Laporta o Carod Rovira, como personas convertidas en caricaturas y que se han convertido en blancos fáciles y que sin quererlo ridiculizan las ideas que representan y que por ende, repercute en todos los catalanes, seamos o no nacionalistas. Y no hablaré ya de la gran preocupación por la prohibición de los toros que tienen hoy en día los políticos catalanes, tema mucho más importante que el paro en Cataluña, la educación o la sanidad...


Resumiendo: en Cataluña nos encontramos en la tesitura de tener un fuerte aparato político-mediático que presiona con una teoría conspiratoria y basada en la estrategia del miedo y por otra a un grave problema interno del mismo carácter que el anterior pero basado en el victimismo histórico.
Para acabar decir que soy consciente que afortunadamente hay un amplio sector de la población española que no se creen aquello que les intentan inculcar y que no tienen la imagen estereotipada y tópica del catalán porque son tan inteligentes que no se dejan influenciar por teorías rancias y caducas.

P.D. al andaluz que me preguntó si en Cataluña nos dejaban hablar español le contesté "siempre que quiero".

15 comentarios:

Rmón dijo...

Me ha gustado mucho el texto. No me gusta meterme en temas políticos ni de índole similar, pero reconozco que existe una gran manipulación para hacer creer a la gente cosas que no son. Tacaños hay en todos lados al igual que sinvergüenzas. Quien esté libre de pecado tire la primera piedra.
He visitado cuatro veces Barcelona y siempre me han tratado de puta madre allí donde he ido, quedándome con ganas de volver.

Saludos !!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Gracias por la presentación y a oportunidad de salirme del ámbito habitual de mis escritos y permitirme ser un poco incendiario.
El sábado colocaré un link en mi blog al este post.

saludos amigo

Y la próxima vez que venga a Barcelona, no le puedo ofrecer una casa, porque no la tengo, pero si una bebida fría y una conversación, además de una carantoña a la heredera

María dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dices de que los catalanes no sois ni independentistas, ni nacionalistas, ni tacaños. Y también creo que los medios de comunicación dan mucho eco a los políticos catalanes que creen que Cataluña es una nación (o personajes como Laporta).

Creo que existe una confusión en la sociedad, porque se creen lo que ven, pero no van más allá.

Pienso que todos los políticos tienen la culpa, ya sea de manera directa o indirecta. Me da igual que sea el PP, el PSOE, CIU o ERC. Y los medios de comunicación, tres cuartos de lo mismo.

Ahora, lo que a mí me repatea, es que me suelten eso de que 'como tú eres facha, pues no pisarás Cataluña'. Pues mire, no. Desde que tengo derecho al voto, he votado por la formación que creo que lo ha hecho mejor, o que presente un programa que crea interesante. Y a Barcelona le tengo mucho cariño por varios motivos:

- Mi madre nació allí y vivió ocho años allí.

- Uno de mis hermanos mayores ha vivido allí once años y durante todo ese tiempo hemos ido a visitarlo.

- Mi sobrina nació allí.

- Mi hermano pequeño está estudiando allí.

Y me parece una ciudad preciosa, al igual que Madrid, Sevilla o Santiago de Compostela por poner unos ejemplos. Y problemas para hablar en español no he tenido, miren ustedes. Y siempre que puedo, me voy a pasar un fin de semana allí.

Anónimo dijo...

A mi me parece que confundis terminos.

HAce mas de un año a Zapatero en cuatro se le escapo una frase cuando pensaba que estaba fuera de antena: "hay que crear tensión".

Los partidos son empresas y estas opiniones son su marketing. La cosa no cambiara porque los políticos se deben a sus partidos y no a sus votantes. El target del PP dice que tiene que sacar el tipo de comentarios y el tipo de personaje que alimente el odio a lo catalan, y al mismo tiempo hiperbolice todo lo dicho desde Cataluña.

Los periodicos encantados, que de eso vive. Y el pueblo llano indignado porque no puede contrastar empiricamente lo que le estan contando El problema es cuando la cosa va mal como ahora, ya pueden ofrecer vino que la gente quiere pan.

Anónimo dijo...

Aplaudo el comentario por su tono conciliador y desdramatizador, en efecto el circo polótico-mediático es lo único que se percibe exteriormente y tiene poco que ver con la realidad diaria.
Pero a mayoría de catalanes que vivimos a diario leyendo estos ataques gratuitos no nos pidais ni que seamos autocríricos ni que le echemos parte de la culpa al "presidente Laporta". ¿de que nos tenemos que avergonzar? ¿de no votar todos al PSOE? Si para evitar ser motivo de comentarios negativos nos tenemos que volver mas modélicos, centralistas y españolistas que el resto, apaga y vámonos.
Ya se que no os voy a convencer de que el nacionalismo-separatismo es legítimo, no lo vais a entender pero imaginad por un momento un pais donde no haya cabida para Esperanza Aguirre, García-Losantos o Rouco Varela. Decidme que no vale la pena por luchar por eso y que no os haría gracia tenerlos en el país de al lado ...

Angel "Verbal" Kint dijo...

A Rmon y María me alegro que disfrutéis de la ciudad condal, al primer anónimo decirle que podemos ser conscientes que los partidos funcionan como empresas y buscan su beneficio a base de "pan y circo". EL peligro es que muchos asumen ese discurso de los partidos y lo interiorizan y es cuando se crean esas lamentables reacciones por todas partes

Möbius el Crononauta dijo...

La verdad es que tanto por un lado como por otro hay un grupete de políticos empozoñantes que no se merecen ni los catalanes ni los españoles. Y no son en realidad los ideales los que más alteran los nervios, sino su forma vergonzosa de apoyar al independentismo o el españolismo. Demagogia y pelas les une. Y luego los medios al servicio de los amos. En fin.

Que muy interesante el texto y esa visión de las cosas.

Saludos a huésped y anfitrión

Dr. Quatermass dijo...

Buen artículo Angel. El tema de los políticos en Catalunya es para mear y no echar gota, es absolutamente frustrante. Pero como apuntas es peor lo de los medios de comunicación, afortunadamente solo son algunos pero tremendamente influyentes fuera de Catalunya. De todas formas a tu texto le falta un punto de vista, solo diré dos palabras "tribunal constitucional".

Un saludo

Azid Phreak dijo...

Personalmente no tengo nada contra Cataluña ni sus habitantes, pero soy de la opinión de que tontos hay en todas partes (y existen, no lo neguemos por favor). Me han hablado en euskera en País Vasco con la sonrisita en la boca, al igual que en Cataluña (concretamente en Torredembarra). Por dos o tres anormales no es justo condenar al resto y eso creo que he hecho. De hecho si algún día tuviera que abandonar mi Santander natal parabuscarme las alubias, siempre he dicho que me encantaría hacerlo en Barcelona, ciudad que me enamoró desde la primera vez que la visité.

De política no voy a opinar, pues creo que tienen el mismo derecho a decir idioteces Esperanza Agirre, Rouco Varela o Jiménez-Losantos (que no García estimado Anónimo) que Artur Mas, Joan Laporta o Montilla. Es lo que tiene la mal llamada democracia con la que funcionamos. Cada uno juega su papel en el guiñol que son nuestras Cortes. Soy de los que piensan que queda muy poquito para que podamos ver a nuestros políticos en el Salsa Rosa o programas similares. Todo puro teatro.

En cuanto al tema estereotipos es absurdo que haya quien piense que son reales. Por norma, ni los catalanes son tacaños, ni los andaluces unos vagos, los madrileños unos chulos, los vascos terroristas o los cántabros unos bordes. Habrá de todo, pues muestras he encontrado allá donde fuí, pero no es justo (ni racional) generalizar y extender la mancha a todo el colectivo.

Gran texto Angel.

Un saludo.

Lázaro dijo...

No me gusta hablar mucho de política,es muy complicado hacerlo...
primero yo hablo en el idioma que quiero castellano,catalán,arameo etcc..hay libertad..
de los políticos ni fiarse,estamos gobernados por imconpetentes,con cara de euro.
del estatut no coment,es marear la perdiz,digan lo que digan,fue un estatuto con un indice de votos muy bajo un 20% creo,la gente prefirio la playa y paso de votar..
por lo tanto no representa a la gente..
garzones,gurtel,matas,operación faisan, tribunales,estatut..
por que no se ocupan de la gente,el paro,la sociedad hay mucha gente que lo esta pasando muy mal, y estos no piensan en
estatut,la indenpendencia o país.
un poco de cabeza..
saludosa los dos..

Tarquin Winot dijo...

Como era de suponer, viniendo del Rey Midas de la blogosfera, exito rotundo de crítica y público para la entrada. Muchas gracias de nuevo, Angel y, por supuesto, estás invitado siempre que quieras a repetir.

Ánimo señores, las nuevas aportaciones serán siempre bienvenidas.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Gracias por vuestras palabras que corroboran algo que ya sabía y es que los visitantes de esta casa y los que visitan la mía son gente sabia...Amigo Tarquin siempre será un placer colaborar con usted.
Una abraÇada molt forta per a tots!!

Tarquin Winot dijo...

Lo mismo digo, amigo Verbal. A sus pies.

Angel dijo...

Estaba repasando este post que escribí ya hace tiempo...entonces era Angel "Verbal" Kint y hoy solo Angel...y me doy cuenta que pocas cosas han cambiado en este bendito país...aunque en el gobierno estén Mariano, Arturo y en el PSOE un tipo Sibilino que acaba de ganar unas primarias y que no se porque me recuerda al malvado Jaffar de Aladdin...
POr cierto la oferta de bebida fría o caliente (según época) y conversación, además de carantoñas a las herederas sigue en pie!

Tarquin Winot dijo...

Pues hace un par de semanas estuve por tu ciudad, Angel, aunque fueron unas horas por un tema de trabajo... La próxima vez, si el tiempo lo permite, no dudes que habrá mensaje. Un abrazo.