domingo, 15 de mayo de 2011

Tercera persona del plural del futuro perfecto

9 comentarios:

Alex Noiser dijo...

Qué foto tan bonita amigo, ¿son tus hijos?.

Un saludo!!

moncabanas dijo...

Del verbo alegar o enorgullecer, ¿supongo bien...?

Disfrútelas porque en menos de veinte años llegaran dos apuestos mozos con cinco lustros menos que usted para quitárselas, y ya sabe, veinte años no son nada,no pierda un minuto.

moncabanas dijo...

Doy por hecho que habrá deducido que no era alegar, sino alegrar, el verbo.

María dijo...

No me extraña que se te caiga la baba teniendo una parejita tan linda.

Anónimo dijo...

Alberto Q.


Don Tarquin, felicidades!!!!!!!!!

Azid Phreak dijo...

Dignas herederas de sus progenitores. Que foto más bonita compañero!. Espero de todo corazón que la alegria que despide esa instantánea, acompañe a los Winot durante todo el camino. Un abrazo.

Tarquin Winot dijo...

Mis queridas herederas, amigo Alex, en carne, hueso..... y pixel.

Calla, calla, Monca, que ya hay un niño en la guardería que anda proclamando su amor a diestro y siniestro por la mayor..... ¡¡y ella le sigue el juego!!!

Se cae la baba y se levanta el ámimo con ellas, María: un ojito para cada una.

Gracias, Alberto. De recibir alabanzas de las herederas, uno nunca tiene suficientes.

Especialmente de su progenitora, amigo Phreak.... afortunadamente para ellas ;-DDD.

Anónimo dijo...

Viendo a su benjamina expplorando los territorios de Morfeo, no puedo evitar recordar que las mías, sobre todo por las noches, durante ocho años (cuatro cada una), se dedicaban a cantar ópera, pero no precisamente bel canto; más bien parecían fans de Schoenberg.
Que le dure, que le dure.
Beethoven

meg dijo...

Magnífico y original título para esta entrada, Tarquin. Enhorabuena por esos dos hijos envidiables y guapos. Un abrazo. ¡Ah!. Y magnífica la entrada sobre "La huella". Impagable. Besos.