lunes, 24 de febrero de 2014

And the Oscar should go to.....

Creo que es la primera vez desde que tengo conciencia de qué son los premios Oscar, que a pocas semanas de la entrega de los galardones más importantes de la industria cinematográfica, tengo totalmente cumplimentado el check-list de las obras e interpretes nominados. Hasta este año, mi lista incluía no menos de dos o tres ausencias, por lo que siempre me resistía a publicar mis vaticinios al carecer de toda la información necesaria para poder opinar en condiciones sobre las nominadas. Si no en todas las categorías, al menos sobre las seis principales, es decir, actores y actrices (protagonistas y secundarios) así como película y director. 

Se pueden imaginar que con lo mucho que me gustan las listas y este tipo de cosas, he cogido al vuelo la oportunidad y, a continuación, les desgrano los que en mi encopetada y humilde opinión, merecerían levantarse al día siguiente del fiestón, con el tío Oscar instalado en la repisa de alguna de las chimeneas de sus mansiones de millones de dólares y que no son otros que los siguientes:
 
Interpretando a un poste telefónico, Fassbender también lo bordaría

Mejor actor secundario: De haber justicia en el mundo, el próximo 2 de marzo, Michael Fassbender debería subir al escenario para recoger el premio por su interpretación del odioso Edwin Epps en "Doce años de esclavitud". Aunque en realidad debería de estar nominado por su clase magistral en "El consejero" y no por este "remake" de lo que hizo Ralph Fiennes en "La lista de Schindler", el alemán es desde mi punto de vista el tipo más versátil que hay en la industria y eso, en estos y en cualquier tiempo, merece un premio. Me da rabia no poder dárselo a un actor tan completo (y tan olvidado) como Jared Leto y su entrañable papel en la sorprendente y muy recomendable "Dallas Buyer Club", pero, la colosal sombra de nuestro germano favorito es difícil de superar. Otra vez será.

Yo estaría preocupada, Jenny. Tarquin dice que gano yo.

Mejor actriz secundaria: Este va a ser el premio más cantado de la noche y, de no ser porque ya recibió uno el año pasado, yo también aplaudiría que Jennifer Lawrence obtuviera el gallifante por su exhibición de registros en "Amercian Hustle". Sin embargo, objetivamente, me parece un exceso y poner en peligro de egocentritis aguda a una excelente actriz, demoliendo así su carrera para el futuro. Por ello y descartando a mi odiada Julia Roberts (Pretty horse woman, maravilloso hallazgo lingüístico que leí hace años en no recuerdo dónde) y su inverosímil nominación, desde esta humilde escombrera y siendo conscientes de predicar en el desierto, proponemos sea entregada la estatuilla a mejor actriz secundaria a la excelsa Sally Hawkins y su creación de la doliente y castigada hermana de Cate Blanchet en "Blue Jasmine". En "El sueño de Casandra", también del amigo Allen, ya me llamó la atención, pero aquí, sencillamente está para ponerla un piso.
Si bebes, no conduzcas. Y menos hacia Nueva Orleans

Mejor actor principal: Si me dejo llevar por mis simpatías personales, el premio iría directo a las manos de Leonardo DiCaprio. Mo puedo evitarlo, desde que le vi parodiarse en "Celebrity" de Woody Allen, el chaval me cayó en gracia y, además, hace suyo un papel tan duro y extremo como el del protagonista de "El lobo de Wall Street" (la escena en el barco con los agentes del FBI es para los anales- con perdón- del cine). Sin embargo y siendo justo conmigo mismo, no puedo dejar de pensar que Leo se repite más que Rubalcaba en una sesión de control parlamentario, de modo que, tras desechar a Christian Bale y a Matthew McConaughey por buscar de manera tan descarada el premio, si de mi dependiera, el británico Chiwetel Ejiofor y su intensísimo e hitchcockiano papel en la, nunca mejor dicho, descarnada "Doce años de esclavitud" sería quien se llevara a casa el galardón.

Ya tengo uno como secundaria, Woody, ¿puedes conseguirme uno como principal?
 
Mejor actriz principal: Si bien, "American Hustle" me ha hecho reconciliarme con la sosa de Amy Adams y también reconocer que, cuando se pone, puede dejar las plateas carbonizadas derrochando sensualidad como si la fueran a prohibir, mi voto iría sin dudarlo un segundo para Cate Blanchett y su deslumbrante trabajo en "Blue Jasmine" el regreso de Woody Allen a la senda de la calidad tras los horrores rodados en Roma y Paris durante los años pasados. Indudablemente, la australiana ha visto muchas veces "Un tranvía llamado deseo" para acometer la empresa, pero, ¿desde cuando es malo inspirarse en las mejores? PD: ¿Es una sensación mía o el gran Woody ha salido ya media docena de veces en la entrada?

¿El mejor plano del año? Sin duda.

Mejor director: El pasado ha sido un año de grandes directores, más que de grandes películas. Cualquiera de los cinco nominados al premio en esta categoría podría llevárselo sin que me quedara sensación de tongo o trilerismo. Alfonso Cuaron, Steve McQueen, Martin Scorsese, David O. Russell y Alexander Payne son cineastas muy distintos, maestros artesanos que gustarán más o menos pero cuyo dominio técnico y habilidad para sacar petróleo de sus actores está fuera de toda duda. He dudado hasta el último momento, pero, finalmente, no he podido evitar decantarme (lo siento Martin)  por el mejicano Alfonso Cuarón y su labor tras la cámara en ese prodigio visual que es "Gravity". El plano inicial, la segunda lluvia de basura cósmica o la bellísima y fetal secuencia en la ISS son monumentos cinematográficos que no deben quedar sin reconocimiento.

Va por ti, Martin. Te lo has ganado a pulso

Mejor película: A punto ha estado en el último momento Alexander Payne de robar el bocadillo a Scorsese, pero creo, y más tras privarle del de mejor director, que el maestro tras "Taxi driver", "After hours" o "Bandas de Nueva York", debería cerrar la velada del próximo dos de marzo subiendo sus 163 centímetros al escenario para recoger su segunda estatuilla. Tras casi cincuenta años haciendo películas, el pequeño genio italoamericano logra con la excesiva, barroca y fascinante "El lobo de Wall Street" su mejor obra desde "Uno de los nuestros", una cinta rompedora y brutal que convierte sus tres horas de metraje en un suspiro manchado de grasa, cocaína, semen y una mala baba que, tal vez, la perjudiquen e impidan, un año más, que quienes realmente lo merecen se lleven al tío de Margeret Herrick a casa. Si así ocurre, Martin, que sepas que yo te lo hubiera dado. Mucha suerte, maestro.

9 comentarios:

León dijo...

Yo pronto publicaré la mía. Aunque va a tener bastantes agujeros también. Lo que no comparto es que lo que comentas sobre "Midnight in Paris", que a mí me parece una de las mejores películas de Allen.
Y el plano que comentas es uno de los mejores del año junto al que cierra la película, pero apunto dos de dos cintas que se han llevado más palos de los que merecían:
La secuencia en la que vemos a las niñas jugando con el fantasma sin verlo a la par que vemos a la madre en el pasillo ajena a todo aquello en la estupenda "Mamá".
El plano subjetivo en el que el odioso hijo de Will Smith despierta tras ser rescatado por el pajarraco gigante en "After earth". Es tan bueno que casí, casí logra que la película merezca la pena.
Saludos

Angel dijo...

Este año no estoy muy puesto en oscars y me faltan un montón por ver. El otro día vi "La gran estafa americana" y volví a enamorarme de Amy y de Jennifer y Marty ha hecho una película muy potente también...aunque yo este año le daría todo a "Gravity"

Mike Lee dijo...

Buen repaso, Tarquin. No podría estar más de acuerdo en cuanto al amigo Fassbender, ojalá se lo lleve, aunque lo tenga difícil con Leto.

Por mi parte, los premios de actor y director se los daría a los responsables del Lobo, los amigos DiCaprio y Scorsese.
También me da miedo que se cumplan los pronósticos y Lawrence vuelva a ganar, a saber qué nuevos niveles podría alcanzar su fama y qué consecuencias tendría :S

¡Saludos, Tarquin!

Javier de Gregorio dijo...

Pez en la mayoría de tus apuntes, tanto en películas como actores, actrices, directores, etc...Solía ir al cine, ahora apenas un par de pelis al año y poco más. Desde luego reconozco que la última de Scorsese es fantástica.
Saludos,
JdG

Tarquin Winot dijo...

Me encanta "Mama", León. Y ese plano, en concreto es extraordinario. El de "After earth" no lo he visto. Tiendo a huir de las última películas de "aquelquefueungrandirector". Aunque si es tan bueno......

"Gravity" es deslumbrante, Angel, y me duele un horror no haberla visto en 3D porque debe ser aún más impresionante. La historia, no obstante, me dice menos que la del amigo Scorsese.

Me parecería justo, Mike. Leto es un gran desconocido y pocas oportunidades más va a tener de disfrutar de un papel tan premiable.

Pues no hay que dejar de ir a las salas, Javier. Cada año salen, al menos, una docena de películas que merecen la pena y, de vez en cuando, como este año pasa con "El lobo de Wall Street" auténticas obras maestras.

Mister Lombreeze dijo...

pues el mío va para Jared Leto, está impresionante.
tampoco coincido en tu valoración de Mathew M. yo creo que está impecable, mi oscar va para él.
Me parece bien que se lo des a la Cate.
Director y Peli, yo veo a Gravity.
Buen repaso.

Tarquin Winot dijo...

El ex de Pe está impecable, amigo Lombri. De hecho, Matthew M, ahí lo dejo, siempre ha sido un actor como la copa de un pino.

Tirarse a Pe y protagonizar algún que otro bodrio no nos deben hacer olvidar que es un pedazo de intérprete. Lo que pasa es que a mi los papeles de enfermitos, tullidos, deficientes y similares me sobrecargan las pilas. Qué le vamos a hacer.

CreatiBea dijo...

Aunque me falta alguna por ver, coincido bastante con tu lista, aunque, bueno, el oscar a McConaughey me ha alegrado especialmente porque también lo borda.

Una pena que Scorsese no se haya llevado el óscar, a mi también me parece que 'El lobo...' es una de sus mejores películas, pero estaba casi cantado que iba para Cuarón. Que también me gustó, por cierto.

Un saludo!

Tarquin Winot dijo...

Solo he acertado dos, Bea, pero no me disgustan los galardonados, especialmente por Jared Leto. Creo que ha sido un buen año de cine y que, sin duda, Martin y su lobo eran lo mejor del mismo, pero solo por ver a Steve McQueen botando como un hooligan en el escenario con su respetable tonelaje, asumo la injusticia con el maestro (una más, por cierto).