sábado, 10 de mayo de 2008

La certeza de lo improbable


Seré lapidado hasta la muerte, por lo que voy a decir, pero no me gusta Alan Moore. El, para muchos, mejor escritor de comics de la historia, me resulta, en general, pesado, pretencioso y aburrido. Sin duda dotado de un talento especial para plantear puntos de partida interesantes, carece, casi por completo, de sentido del ritmo y sus voluminosos comics se van diluyendo en su desarrollo hasta desplomarse de puro afán de trascendencia en unas resoluciones con mucho artificio y volatín vistoso, pero, que no logran detener una poco gratificante sensación de alivio al cerrar el tomo y guardarlo en su estante.

Por eso me cuesta tanto creer que una obra tan redonda, apasionante y genial como "From Hell", que supera el concepto de comic para sumergirse de lleno en el verdadero significado de novela gráfica, haya salido de las mismas manos y de la misma mente que lograron conducirme en más ocasiones de las previstas al borde del sopor con "Watchmen" o "V, de vendetta", cuya adaptación cinematográfica, por cierto, me resulto mucho más interesante y adictiva que su original gráfico.

En "From hell", Alan Moore y el dibujante Eddie Campbell trazan los caminos que llevaron al origen, desarrollo y finalización de los escabrosos crímenes cometidos en Londres a finales del siglo XIX por el popular Jack el Destripador. Aunque los asesinatos nunca fueron resueltos, los autores, tomando como base las teorías que apuntan a un bastardo del Príncipe Albert Victor, nieto de la propia Reina Victoria y a una orden directa de esta última, como semilla germinal de los terribles acontecimientos, eluden acudir al suspense y desde el primer momento conocemos la identidad del terrible asesino que no es otro que el afamado médico real William Gull, masón, intelectual y virtuoso cirujano que cumple con creces el encargo, asumiéndolo como una misión casi divina. Los acontecimientos que espolean los hechos, los hechos en si mismos y las consecuencias de los mismos son narrados con un excepcional trabajo de documentación a lo largo de más de quinientas apasionantes páginas a las que hay que añadir el extenso apéndice de notas del propio Moore, indispensable para acceder a la verdadera esencia de la obra.

Porque el gran triunfo de Alan Moore es lograr que tan sangrienta y salvaje historia no pueda ser definida sin más como una novela de terror. A pesar de la brutalidad del argumento, que no ahorra detalles escabrosos y nada cómodamente en un océano de sangre y sexo, el escritor británico logra que el verdadero horror se sienta, no al mirar el objeto, sino al fijar la vista en su contexto. En realidad, los crímenes de Gull son solo la excusa para mostrarnos una sociedad que se desarrolla alrededor del insondable abismo que separa unas clases de otras. El cuchillo del asesino se hunde con atroz violencia en sus víctimas para demostrar que lo que habita bajo la superficie es la misma materia, una materia sucia y corrupta, que se adhiere con tenacidad en cada tribunal, cada comisaría, y cada noble mansión con la misma intensidad con la que se acumula en las rincones de las tabernas y en los patios traseros de los barrios más miserables de Londres. Nadie esta a salvo. Los héroes no existen y cuando las nubes deciden ocultar el sol y sumergir en la oscuridad y el olvido la realidad, nada existe sobre la tierra capaz de detener su acción.

Si brillante es la labor de Alan Moore como guionista e ideólogo de la obra, no es menor la del dibujante Eddie Campbell a la hora de plasmar en imágenes tan enrevesada y ambiciosa trama. En desasosegante blanco y negro, sobre un Londres fantasmagórico, repleto de símbolos y manifestaciones arcanas, Campbell constituye uno de las obras más deslumbrantes y sorprendentes que han visto la luz en el ámbito del cómic. Se aprecia en su trabajo un interés especial en establecer en su dibujo, las mismas diferencias sociales que Moore pone en palabras, retratando a través de un trazo febril y furioso los acontecimientos que se desarrollan en el ambiente hosco y viciado de los bajos fondos, mientras que el dibujo académico y formalista es reservado para los hechos que tienen lugar en los palacios, clubes y salas de reunión en la que deambula la alta sociedad victoriana. El paseo de Gull y su cochero por Londres (Capítulo 4) , el terrible desarrollo de la muerte de Mary Kelly, última víctima del Destripador (Capítulo 10) o el onírico y asombroso último capítulo, son verdaderos monumentos gráficos todavía insuperados.

Si todavía existe gente que considera los comics como un divertimento para jóvenes adolescentes que intentan compensar su falta de madurez con mundos imposibles y fantasiosos, les aconsejo que se sumergan con cuidado en esta obra apabullante y exigente y que no pierdan de vista una de las múltiples citas que el propio Alan Moore trae a colación en su obra y que recoge la definición de verdad que acuñó Arthur Conan Doyle, en virtud de la cual "excluido lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, tiene que ser la verdad".

21 comentarios:

Otis Driftwood dijo...

!Gracias por regalarme "Watchmen", majo! Estoy deseando empezarlo después de tus comentarios... Por cierto, a mí eso de llamar "novela gráfica" a un cómic me parece una gilipollez similar a lo de llamar "microrrelato" a lo que no es sino un cuento corto.

Princesa cafeinómana dijo...

Totalmente de acuerdo: mola más la peli de V que el cómic, en donde toooodo el mundo tiene la misma cara y no hay dios que se aclare.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

En este tema, no puedo opinar. Soy un neófito en este sentido. un abrazo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Todas las obras citadas en el post sobre Moore me parecen notables. Sin ánimo de compararlas, creo que WATCHMEN es la mejor que hizo nunca (y para mí SÍ es una novela gráfica y no un comic).

FROM HELL es muy densa y compleja y si lees el dossier que incluye el autor al final se hace eterna, pero la historia merece la pena.

V DE VENDETTA es más light, pero esa simbología anarquista está bien tratada.

Saludos

Princesa de ésto y lo otro dijo...

Watchmen sí me gustó. Miedito me da la adaptation al cine.

Hatt dijo...

Totalmente de acuerdo en que "From Hell" es una obra genial, sobre todo por la cantidad de recovecos que se van intuyendo a la vez que evoluciona la trama, que hacen que tenga una mayor riqueza.

En cuanto a la labor de documentación, me parece sobresaliente, ya podrían aprender muchos autores de "novela histórica" de este magnífico cómic...

Un saludo.

Cotu dijo...

no sé... a mi eso de las novelas gráficas, mejorque hagan las pelis, eso si me gusta

Angel "Verbal" Kint dijo...

Pues yo con el "From Hell" no puedo, no puedo!!!
Watchmen me parece genial y "La liga de los hombres..." una maravilla (la peli una mierda por cierto)...
creo que Moore ha escrito por ejemplo las mejores historias que nunca lei de Superman...
Es un tipo genial desde mi punto de vista en la mayoría de cosas que hace.
saludos

BUDOKAN dijo...

Hola Tarquin, me sorprendido usted con la entrega de este análisis sobre este libro. Más que nada porque sólo conocía el film, que me pareció correcto. La verdad que por lo que cuentas dan muchas ganas de leer la novela. Saludos!

Tarquin Winot dijo...

A media humanidad le encanta "Watchmen". Aunque seas un poco rarito, Otis querido, a lo mejor te gusta.

"V de vendetta".......mmmmmmm. Voy a verla otra vez en homenje a tan magna obra, princesa.

Anímate, Fernando. Además hablan largo y tendido de la aguja de Cleopatra que está en Londres, tema que imagino te interesará, dado tu interés por todo lo que tenga que ver con Egipto.

Quizás fueran las altas expectativas, Alberto, pero a mi, "Watchmen" me pareció bastante plomiza o, como he leido recientemente, "con exceso de metraje".

No sufras por la adaptación, mi camaleónica princesa. No sólo recortarán el suficiente "metraje" sino que, además la rueda Zach Snyder ("300", "Amanecer de los muertos"). Sin duda, merecerá la pena.

Quizás radica en esa abundancia de documentación que comentas, Hatt, y en la mayor importancia del texto sobre el dibujo el que me parezca "la novela gráfica" por excelencia.

A veces no le hacen justicia, pero en otras, las adaptaciones son soberbias y me viene a la mente "Camino a la perdición" que es una obra maestra del cine y del comic. La de "From Hell", Cotu, te la puedes ahorrar.

Original, sin duda lo es, Angel. Luego, para gustos, colores.

Sí que es mala la película, pardiez. Pero presiento que el libro te encantará, Budokan.

Azid Phreak dijo...

Tenía que pasar. Algún día iba a llegar en el que no coincidiéramos.

Ante todo quiero expresar mis más sinceras disculpas públicas por no haber dado muestras de vida al no responder a la gran parte de comentarios que ha realizado en mi escondrijo virtual. Sigo laburando al 150% y eso se nota. Tenga usted a bien excusarme.

A mi Alan Moore me gusta (por lo general), aunque reconozco que From Hell me aburrió soberanamente (tanto el cómic como la película). Nombras 3 de sus cómics más conocidos y si bien Watchmen me parece una obra de arte (con sus contínuas referencias ocultas y "huevos de pascua") las otras dos no acabaron de convencerme.

De Moore, aparte de la mencionada Watchmen, siempre recomiendo una de las mejores historias de Batman que he leído y leeré jamás: La Broma Asesina. Creo que tiene el mejor final de una historia del hombre murciélago que jamás ha sido escrito. Realmente impecable. La recomiendo encarecidamente. He dicho.

Junto a esta, siempre recomiendo La Liga de los Hombres Extraordinarios, otra pequeña joya en su formato cómic. Desgraciadamente la horrenda película que adaptaron hace unos años la hace muy poca justicia y la gente suele huir del cómic. Una pena.

Y hasta aquí puedo leer. Espero que mi recomendación sobre La Broma Asesina (cortito y muy asequible) no caiga en saco roto y aprecies un poco la obra de Moore.

Un saludete.

Hatt dijo...

Pues Tarquin, que quieres que te diga, a Camino a la perdición, versión cine, no le encuentro ningún interés. Es más me pareció lenta, pretenciosa y, sobre todo, vacía. Me resultó más esteticismo vacío que otra cosa. Pero lo de siempre, son gustos....

Un saludo.

Tarquin Winot dijo...

Aunque sea para no coincidir, es una enorme alegría tenerte de vuelta, Azid. Se han añorado mucho tus comentarios en este blog. Tomo nota y me apunto "La broma asesina". Saludos, amigo.

Menos mal que Jotaeme no ha leído lo que has escrito sobre "Camino". Estarías retado a duelo para mañana al amanecer :-D. Tienes toda la razón: para gustos...

Otis Driftwood dijo...

!Ahora lo entiendo! Lo de llamar novela gráfica a un cómic es como lo de llamar performance a dos gilipollas haciendo el capullo en medio de la calle...

Tarquin Winot dijo...

Ignoro lo que serán esas pastillas que tomas, pero vigila la posología, Otis, porque te afectan seriamente. No sé que habrás entendido pero me temo que el concepto se ha marchado por otro lado.

Profesor Moriarty dijo...

Hombre, lapidado... quizas unas cañas de bambu bajo las uñas te hagan reflexionar..
Pero es cierto que Alan Moore puede ser plomizo en ocasiones (o sobrevalorado) yo prefiero que escriba de ese modo, con esas ideas tan buenas que el otro camino: "un comic mensual al paso, con una historia mil veces vista y hasta el mes que viene.."

Tengo que reconocer que la parte de los piratas de Watcmen me irrita. No me gusta, y cuando releo la obra me da la sensacion de que me roba tiempo para disfrutar de Rorschach o del Dr. Manhattan.
From Hell y V de Vendetta no las he leido, porque me los estoy reservando para descorcharlos como si de una buena botella de vino se tratara.

La Liga de los Hombres Extraordinarios es brutal. No opinare de la version exibida sin rubor en los cines.

Me apunto la Broma Asesina que menciona Azid para comprar. Y yo añado a la lista Top 10. Una especie de Cancion Triste de Hill Street con Superheroes del futuro. Es mas fresca y mas colorida que el resto de sus obras, pero es una pasada. Para mi esta a la par que La Liga de los Hombres Exraordinarios.

Por cierto, he reinaugurado el blog..

P.D. para Otis..
Otis, querido, Watchmen, por ejemplo, es una novela grafica te pongas como te pongas. Es tan solo un nombre asignado a un producto tan bueno, y por lo general, autoconclusivo. Desde luego no van a hacer una novela grafica de la Patrulla X o de Superman (menudos tochazos) es mas adecuado para una miniserie como Marvels o Kingdom Come o la Muerte de Superman, que tiene un principio y un fin definido. Pero es como si yo le pusiera pegas al nombre "Libro de Bolsillo" porque ni es de bolsillo y casi es mas libreta que libro por la calidad que presenta algunos. ¿Mejor libro de poca calidad?

Herman Monster dijo...

Hola!!!Coincido contigo , From Hell me encanta mientras que V de Vendeta ...bufff

Un saludo

Otis Driftwood dijo...

Qué bajeza, Tarquin, ironizar con el tratamiento de mi enfermedad... Para consolarme, me voy a leer la novela gráfica "Astérix gladiador", primorosamente dibujada y con un guión excelente y autoconclunosecuantos.

Tarquin Winot dijo...

Entre "un tebeo a la semana" y "un ladrillo por década" hay un término medio. Me alegra ver tu blog nuevamente en funcionamiento, Moriarty. Se le echaba de menos.

Es el día de los retornos. Bienvenido, Herman. Tu regreso era ya una utopía. Me alegro de haberme equivocado.

Nada más lejos de mi intención que ironizar sobre tu "delicado" estado de salud. La emoción por la lectura de tu "novela gráfica" te nubla el juicio. :-DDD

Möbius el Crononauta dijo...

Yo no lo habría dicho mejor, y de hecho no lo he hecho. Sobre Watchem o V de Vendetta no puedo opinar; bueno, sobre la adaptación cinematográfica de ésta última, que no me extraña que Moore no quisiera ver su nombre relacionado con esa cosa

Tarquin Winot dijo...

"La broma asesina", de la que habla Azid en un comentario de la entrada es también muy recomendable, Möbius y además acaban de reditarla. Te la recomiendo encarecidamente.