martes, 15 de septiembre de 2009

Lo que dijo el sabio


Hace ya algunos meses y con motivo de la conclusión de la primera temporada de la serie norteamericana, "Damages" escribí aquí que "a pesar de concluir con todos los enigmas resueltos y con los personajes supervivientes en razonablemente buenas condiciones, los guionistas dejan una pequeña ventana abierta para una segunda temporada que, sinceramente, espero que no se produzca". Como no me quedé suficientemente cómodo, añadí que "tantas veces han destrozado series en la televisión por alargarlas hasta matarlas de éxito que no dudo que harían lo mismo con algo tan recomendable y apasionante como "Damages" cuya original estructura sería imposible mantener en esa hipotética segunda temporada".

Como dijo el sabio, más vale parecer tonto y tener la boca cerrada que abrirla y disipar toda duda: "Damages", en su segunda temporada, sublima la novedosa fórmula que la hizo famosa, llevándola a un grado de perfección que supera con amplitud los (enormes) méritos de su predecesora.

Para ello, los responsables de "Damages" parten de un guión que, aprovechando la mencionada ventana abierta en la primera temporada (y de la que nada diré para aquellos que aún no la han visto) introduce en la trama nuevos, extraordinarios y (deliciosamente) odiosos personajes, deshace con naturalidad nudos que parecían fuertemente apretados en la temporada precedente y enreda la madeja con un inesperado homicidio, un oscuro caso de corrupción política y una fusión empresarial que esconde mucho más que una lucha por el poder. Todo ello, servido con un elegante y tramposo estilo visual (puro "trilerismo cinematográfico"), plagado de idas y venidas en el tiempo y medias verdades (o mentiras, ¿quién sabe) que manipulan al espectador y lo mantienen durante los trece capítulos como una cáscara de nuez en medio de una tormenta. Nada es nunca lo que parece y mucho menos si los guionistas de "Damages" andan por medio.

Como ya dije entonces, el deslumbrante plantel de actores no es ajeno al enorme atractivo de "Damages" y, hasta actores tan sosos como Rose Byrne o Timothy Olyphant (penoso villano en "La Jungla 4.0" y risible asesino a sueldo en "Hitman") brillan con luz propia y no desentonan cuando les toca jugar frente a sus "mayores". A la inconmensurable Glenn Close, absoluta protagonista de la función que vuelve a bordar con hilo de oro y sangre a esa zorruna y odiosa abogada capaz de todo, llamada Patty Hewes, se le añaden esta temporada dos pesos pesados de la categoría de William Hurt (inquietante y temible como el oscuro Daniel Purcell) y Marcia Gay Harden (absolutamente perfecta en su papel de asesora legal a prueba balas y rival de altura para la mismísima Patty Hewes) que conforman un reparto a la altura de cualquier producción de Hollywood que se le ponga por delante.

Se anuncia ya una tercera temporada, en la que se recuperan personajes, se plantean nuevos interrogantes y se introducen nuevos casos que vertebren la trama. Y, de nuevo, vuelvo a inquietarme ante la posibilidad de que los creadores de "Damages", Daniel Lezman, Tod Kessler y Glenn Kessler conviertan a la gallina de los huevos de oro en un pollo de hojalata. Resulta difícil imaginar que sean capaces de superar los logros conseguidos hasta ahora, sorprender con un nuevo personaje o reabrir alguna de las tramas cerradas en esta temporada sin que el resultado resulte un despropósito. Pero, visto lo visto, prefiero, en esta ocasión, hacer lo que dijo el sabio y sembrar la duda.

10 comentarios:

Sach dijo...

Desconocía la serie pero tomo buena nota para cuando termine de una vez con Perdidos, retome Dexter, vea Twin Peaks y acabe con la primera temporada de Mad Men..... uff, bendito internet!

¿Por qué será que entre todas estas, y las que me dejo, no hay ni una sola producció nacional? Más ahora apostando como apuestan las cadenas por emitir producciones autóctonas por encima de las foráneas.

Kampanilla dijo...

Apuntada queda.

Salu2!

Tarquin Winot dijo...

No conecto en general con las series españolas, Sach. No obstante, he descubierto, recientemente una que, a falta de un par de capítulos, me está resultando muy por encima de la media y a buen nivel general. Se llama "Hay alguien ahí" y, a pesar de incluir cuanto tópico existe, mantiene una ritmo y un nivel de interés poco habitual en el panorama patrio.

No olvides empezar por la primera temporada, Kampa.... si es que no la has visto ya. Besos.

Mr. Lombreeze dijo...

Je je, pues prepárte para la segunda parte (yo ya la vi entera hace unos meses). Sencillamente fantástica, buenísima.

Por si le interesa un serie española que intentó hacer algo decente y que por supuesto se cargaron sin contemplaciones, le recomiedo "Guante Blanco".

Angel "Verbal" Kint dijo...

Tengo toda la primera temporada bajada, pero aun no he encontrado el momento de verla...entre otras cosas porque me he visto las 4 temporadas de "Como conocí a vuestra madre" y ahora estoy enganchado a "The big bang theory"
saludos y besos a la heredera

Tarquin Winot dijo...

Apunto "Guante blanco", amigo Lombreeze. Ni la más remota idea de su existencia, pero echaremos un ojo.

Dos a cero,Angel. Tampoco conozco las que citas. Me van a faltar horas en el día ;-DD.

Kampanilla dijo...

Ya estoy enganchada. Voy por el 1x9.

La de "Como conocía a vuestra madre" la he visto alguna vez en la sexta, vamos, algún capítulo suelto, y me superencanta. Tengo que hacerme con ella.

Españolas: "Hermanos y detectives" me hace mucha gracia, y luego "Física y Química" para flipar, y "Sin tetas no hay paraiso" aunque Amaya Salamanca me parece una lela, me encanta María Castro (la pelirroja); a ver qué pasa con el nuevo Duque.

Salu2!

Tarquin Winot dijo...

Es decir, que aún no has visto a Ray Fiske cuando........ Bueeeeeeeno me callo, Kampa (:))

Kampanilla dijo...

Jo, lo de quedarme con los nombres en series americanas me cuesta un montón. No tengo ni idea de quien me hablas.

Salu2!

Tarquin Winot dijo...

No olvidarás su nombre tras ver los últimos minutos del penúltimo capítulo, Kampanilla. Te lo aseguro.