martes, 3 de enero de 2012

Punto y seguido


Uno debería ya estar acostumbrado a que la desfachatez y el cinismo sean rasgos imprescindibles para dedicarse a la política. Que lo que hoy se defiende con ardor sea abandonado a su suerte al poco tiempo o que lo antes era un mantra, sea ahora un anatema está a la orden del día y si eso provoca arrobo o excita el pudor y la vergüenza ajena de quien cambia de opinión según sople el aire, con franqueza, lo disimula con maestría

Por estas razones, servidor no tenía duda de que el gobierno nacido de las pasadas elecciones llegaría a defender exactamente lo contrario de lo que defendió en su periodo de primer partido de la oposición, pero, sinceramente, pensaba que tras un equipo gobernante previo en el que la cuadratura del círculo y los Cerros de Úbeda se convirtieron  en inconfundible escudo de armas, los que acababan de llegar iban a tardar algo más en pasarse el programa electoral por el forro y convertir la munición real en cartuchos de fogueo. 

Y, sin embargo, al presidente y a su equipo le han durado sus convicciones menos de dos días y en su primer Consejo de Ministros, el nuevo gobierno ha adoptado una serie de medidas cuyo único objetivo parece ser tirar abajo todo aquello que el hoy presidente utilizó de mascarón de proa durante su campaña electoral: recortes atolondrados, cero medidas para estimular el empleo, una puñalada impositiva en pleno pulmón: si no fuera porque sé que las elecciones las perdió el Partido Popular, estas decisiones diría que han sido tomadas  por el anterior equipo de gobierno:

Que las medidas adoptadas por el Ejecutivo son el otro lado del espejo utilizado durante sus años de oposición , se puede ver aquí, por ejemplo, pero existen cientos de referencias en la red a este asunto que utilizan el mismo principio activo. Y de poco me vale que nos las vendan como una corrección temporal- si algo no es la solución para un problema no lo es ni ahora ni dentro de dos años ni dentro de un siglo- ni como resultado de un déficit distinto al esperado- inverosímil candidez la de los señores ministros si esperaban que tras pasar por las garras del anterior gobierno, las cuentas iban a estar cerradas en firme. En cualquier caso, tampoco escuché durante la campaña que subir los impuestos o bajarlos dependiera de lo que se encontraran tras el traspaso de poderes o de si aquella  magnitud o este porcentaje estaban de esta manera o de otra bien distinta. 

Tras tantas disputas y tanta suficiencia, después de tanto debate y tanta clase magistral, tras tantos gestos despreciativos y tanta crítica altanera, resulta que quienes venían llamados a corregir el estropicio, en lugar de tirar abajo el palacete, apuntalan las paredes y contratan al mismo constructor que ya demostró su impericia apenas hace unos meses y le pasan la factura a los mismos. Ciertamente, si éste es el cambio que nos prometieron, que Odin nos pille confesados.

8 comentarios:

moncabanas dijo...

Yo quiero que nos intervenga Alemania de una vez por todas...
¡¡¡Auch ich bin ein Berliner!!!

xauen dijo...

¡Y tanto! Me refiero a Odín confesor de los paganinis que vemos nuestros IRPefes cual pompas de jabón sopladas por los artistas de la corruptela, las verdades a medias y jugadores sucios del juego de las sillas musicales...
Y encima vienen los mayas diciendo que esto se acaba.... Y yo hasta el moño de pagar hipoteca, bregar con el ninio que quiere ser como Messi, las hormonas y la mare que trajo a este circo.
Un saludo agradecido por tu análisis, tu visita y el sombrero de copa de tu avatar.

xauen dijo...

Se me olvidaba en el fragor del pataleo de los que no nos queda más remedio de tragarnos esto que denominan "democracia" que Sherlock está en los habituales, que se han superado a si mismos en esta segunda temporada y que no te lo pierdas. ¡Haz un poder por dior perfumado!

Tarquin Winot dijo...

En breve me veo sustituyendo el cocido madrileño por el chucrut, Monca. Me alegra verte por estos lares, amigo mío.

Bienvenida Xauen. Me da que va a ser un lujo tenerte por aquí. Por cierto, que tengo a "Sherlock" en el disparadero. Mañana sin falta me la paso por la piedra.

OscarP dijo...

Anda !!! ¿Y qué esperaba Ud.? No me puedo creer que fuera tan ingenuo y no se esperara lo que estamos viendo. Vamos, no quiero ir de listo por la vida pero esto es como lo de Zapatero y la crisis, que todo el mundo menos él hablaba de crisis. (Y no porque él no lo viera sino porque no le venía bien para sus intereses políticos admitirlo) Pues esto es igual. En la campaña electoral plana que realizó Rajoy, jugando a la defensiva sabiendo que tenía el partido ganado de antemano, se calló como una puta, uy perdón, para no cagarla y ahora ya hemos visto lo que todos sabíamos.
Que el cielo nos pille confesados.

Tarquin Winot dijo...

Pues en esta ocasión, amigo OscarP, me la han metido doblada. No sé que pensará su electorado de semejante pirueta ideológica, pero si yo hubiera depósitado mi voto en sus listas, estaría muy, pero que muy decepcionado y planteándome seriamente si esto no es una maniobra en plan "V" de Rubalcaba y compañía, que vuelven al poder tras apoderarse de las mentes de Mariano y sus muchachos.

Blue dijo...

La factura siempre se le pasa a los mismos, los que tiene menos, porque precisamente por eso son los menos temibles.
Saludos.

Tarquin Winot dijo...

Es posible que sea así, Blue, pero no deberían olvidar que los movimientos siempre van de menos a más.