viernes, 6 de julio de 2007

No apto para diabéticos


Atacan de improviso y, generalmente, sin avisar. Salen de los bares, por las ventanillas abiertas de los coches, por debajo de las puertas de las casas de nuestros vecinos y, a veces, en la tuya propia, donde menos podrías esperar. Como no andes rápido de reflejos y te alejes de su zona de influencia son perfectamente capaces de arruinarte el día.Son, en mi opinión, las canciones más pastosas, cursis y edulcoradas que el hombre ha tenido la desgracia de escuchar. Si padeces de diabetes, no deberías seguir leyendo y, por supuesto, si rondan tu barrio, mantente en tus aguas territoriales.


EBONY AND IVORY


El indiscutible número uno. Es difícil resultar más desagradable en menos de tiempo. No hay tiempo para la esperanza. Comienza y a los diez segundos, tienes el azúcar por las nubes. Que dos pesos pesados de la música como Stevie Wonder y Paul Mc Cartney compusieran tamaña aberración aún no tiene explicación. Y no me refiero solo a la bochornosa letra llena de cursiladas que sólo puede cantarse con una sonrisa de imbécil en la cara y moviendo la cabeza de izquierda a derecha, sino a esa melodía que se adhiere al cuerpo y que te deja toda la mente empapada en melaza. Tan mala es la repulsiva cancioncilla que pocas series de televisión no la han parodiado sin compasión alguna. Nunca suficiente, cuando se trata de una patochada como ésta en la que entre otras lindezas se incluyen frasecitas como "Ébano y marfil, viven juntos en perfecta armonía. Codo con codo en mi piano. Oh, Señor, ¿por qué no podemos?". Imposible ser más cursi y pasteloso.



MORE THAN WORDS


Como veían que sus temas rockeros eran motivo de chufla entre el sector más duro de la audiencia y tampoco conseguían concetar con el sector más comercial y pop por ser demasiado "macarras" para sus dulces orejitas, a los figurines de la banda Extreme (de la que ya no se acuerda ni la madre que los parió) decidieron comerse el mercado con está almibarada y repulsiva balada que, ya desde su primer acorde (fruto de un profundo estudio del curso CEAC para guitarra) avisa de lo que se avecina. Ojito con la letra del estribillo: "Más que palabras, es todo lo que necesité que me mostraras. Entonces no tendrías que decir que me amas. Porque yo ya lo sabría". No, yo tampoco tengo ni la más remota idea de lo que está hablando este hombre, pero juro que es literalmente lo que dice en la canción original. El video tampoco tiene desperdicio con el espantajo del cantante y el guitarrista sentados en sendas banquetas al estilo "club de la comedia" mientras dan esos horribles y descafeinados agudos de coro celestial. Afortunadamente, el grupo apenas duró un par de años y no tengo ni la más remota idea de por donde andan estos tipos.


SABOR DE AMOR


Es pensar que los autores de "Sin aliento", "Espuelas" o "El club del alcohol" son, también, los perpetradores de este horror veraniego y siento las irrefenables ganas de lanzar a la escombrera la disografía completa de Javier Ojeda y su panda. Si el sabor del amor es el de las naranjas en agosto o el de las uvas en abril, prefiero odiar de por vida. Siguiendo la tónica de todas estas espantosas canciones, el tema fue un éxito sin precedentes y todavía encuentro personas (cada vez menos gracias a mi labor de exterminio sistemático) que la definen como "la mejor canción de Danza Invisible". No, amigos, no sólo es la peor, sino que, este tema marcó su imparable declive y nada volvió a ser lo mismo. Nunca les perdonaré el infernal verano que me dieron con esta empalgosa menestra de sabores y rimas como melón con mejillón o sal con mar. Imperdonable para esta, por otra parte, estupenda banda.


IT MUST HAVE BEEN LOVE


Los miembros de Roxette todavía no se explican qué llevó a los productores de "Pretty Woman" a incluir en la banda sonora de semejante taquillazo un truño de tal calado. Lo cierto es que les vino de muerte y, durante unos años vivieron del cuento a costa de nuestra salud auditiva. Aparecía la hombruna cantante y el fumado del guitarrista, sonaba ese previsible medio tiempo típico de las baladitas de los noventa que tantas urticarias fue capaz de provocar en aquella época. Como en España, el grupo tuvo tan desmesurado éxito, fue editado un disco de canciones en castellano que, por supuesto, incluía este inmenso despropósito y que se rebautizó como "No sé si es amor". Cuesta creelo, pero en castellano es todavía peor. Mucho peor.


ANGIE


Sí, amigos. Sus majestades los Rolling Stones son grandes. Quizás los más grandes, pero, no por ello, van a dejar de meter el cuezo en alguna ocasión. A pesar de su condición de clásico, "Angie" es una tortura auditiva de primera magnitud. Me resulta inconcebible que, por ejemplo, "Wild horses" no sea la "balada oficial" de la banda y, por el contrario lo sea esta pastosa cancioncilla del "Goat´s head soup". La tendencia al falsete de Jagger en los temas lentos, en esta ocasion alcanza cotas nunca separadas. Todo es cursi, pesado, previsible y aburrido en este tema, lo que es imperdonable para los creadores de algunas de las mejores canciones de la historia. Si, por casualidad, la escucho en la radio, lo que, misteriosamente, ocurre a menudo, tengo que llegar a tierra firme rápidamente y poner en el reproductor "Ruby Tuesday", "Waiting on a friend" o la mencionada "Wild horses". Mano de santo. De verdad.

22 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Coincido con algunas de tus apeciaciones sobre estas canciones extremadamente melosas, la de Paul con Wonder es muy mala. Saludos!

Jotaeme dijo...

¿Y qué me dice del "You're beautiful" de James Blunt?.

La policía británica halló que cuando "tú eres mú gonita" era emitida por alguna emisora de radio, la gente se estrellaba irremediablemente contra el poste más cercano.

Recientemente las emisoras llegaron a un pacto para no emitirla a fin de no ser agredidos por iniciativas ciudadanas hastiadas de la balada hiperglucémica.

JM

brujaimana dijo...

De todas las que enumeras la más de lo más es la de Angie. Mira que yo no conozco mucho la discografía de los Rolling, pero si esto es una muestra no me anima mucho a seguir escuchando más.
More than words es insufrible y Sabor de amor ya la odio, pero en su momento me traía muy buenos recuerdos de mi primera Nochevieja salvaje.
Prometo volver al blog en cuanto recuerdo más potrosidades de este calibre o peores, de momento...¿qué os parece la canción "Qué bonito" de Rosario Flores? Esa sí que es lo peor de lo peor.

Rodi dijo...

"Ebony and ivory" buaff que pastelón, hasta el título es empalagoso.

"It must have been love" es lo peor que han hecho los de Roxette.

En cambio "Sabor de amor" no me desagrada.

Saludos Tarquin.

Hatt dijo...

Jajaja, ¡qué risas leyendo el post!. De todas formas la que dice jotaeme se lleva la palma...

princesabacana dijo...

AJAJAJAJAAJA!! Me muero de risa porque todas ellas son carne de kissfm, la radio pobreta. Pues sí, eboniiiiiiiiandaivoriiiiiiiiiii es lo peor, pero la acabo coreando si voy conduciendo. De todas las de la lista la que peor llevo es la de roxette, no sé porqué pero la detesto.. y Angie... jo, a mi me gusta...

jotaeme dijo...

A mí "Qué bonito" de Rosario Flores me mola mogollón, proclamo.

JM

Kampanilla dijo...

A mi SABOR DE AMOR me mola mucho!
La que no aguanto es la de "You´re beautiful", que pesadez de canción, madre mía.

Azid Phreak dijo...

Tengo la extremada suerte de no conocer la de Ebony and Ivory, aunque con esos dos intérpretes me temo lo peor. El resto son realmente para saltar de un tren en marcha, en especial la de Roxette, que es más ñoña que el teletubbie rosa. Me encantan los Stones, pero es cierto que Angie es demasiado pastelón (aunque a mi no acabe de sonarme mal).

Me uno al odio irracional e incontenible hacia James Blunt.

Tarquin Winot dijo...

De vuestras opiniones, podemos llegar a varias conclusiones:

1.- La mayoría considera "Tu eres mú gonita" (impagable jotaeme como siempre) una de las horteradas más grandes de la historia. Sinceramente, me arrepiento de no haberla incluido. Un autentico James Bluff.

2.- Rosario Flores es un genio en el difícil arte de la música empalagosa. A la mencionada por nuestra bruja favorita añadiría yo aquella del gato quejica que hace unos años torturó nuestros oidos.

3.- Hay una rara admiración por el bodrio de Danza Invisible y por la azucarada Angie. Para gustos, colores.

4.- La unanimidad con el ébano y el marfil me llena de alegría. Empezaba a pensar que era un tema mental mío (Azid, anímate a escucharla).

5.- Es increible la cantidad de música de azúcar que se fragua.

Dr Fink dijo...

Yo puedo aportar alguna otra canción con tremendo éxito y almíbar rebosante: ¿Qué me decís de 'Lady in red' de Chris de Burgh? (cheek to cheek....) ¿O qué decir de 'There must be an angel playing with my heart'? (¿os imagináis si llegan a hacer versión española?...'Debe haber un ángel jugando con mi corazón'...terrible). ¿Qué os parece Glen Medeiros con esa profundísima 'Nothing's gonna change my love for you? Y para cerrar, la que para mí es la peor de todas. 'Quiero escribir la canción más bonita del mundo' de los abobinables (ZP dixit (y Pixi)) de La oreja de Van Gogh? Sin palabras.

Tarquin Winot dijo...

Lo de los chicos de la oreja merece entrada separada. Esa vocecita de alambre, esas melodías....puajj!!!

lucy liu dijo...

Pues a mi More than words y Angie, no es que me gusten, me encantan. Recuerdo que el video de More than words le tenia grabado en una cinta que casi terminé de rayar de tanto verla. Debe ser que soy una golosa empedernida, y por suerte no sufro de diabetes. En fin...
En cuanto al James Blunt, si que no puedo con la camción más que por empalagosa por pesada, por que una cosa, este hombre tiene más repertorio o solo sacó este single?
En cuanto a Glen Medeiros, será un poco patochada de canción pero a mi me trae buenos recuerdos, snifff.
En algo si estoy de acuerdo, no puedo con la Oreja (que por cierto ahora están sonando en la radio), son superiores a mi, y si ya van unidos a la imagen, es que no puedo ni verlos. No sé por qué me pasará esto, pero les tengo asi como fobia.

Tarquin Winot dijo...

¡Qué malas son las asociciones de ideas! Yo, por ejemplo, oigo el pastelón de Jennifer Rush de "Si tú eres mi hombre" y, automáticamente me transporto a cierto verano de mi lejana adolescencia en el que........en fin, que me trae buenos recuerdos a pesar de su indudable exceso de azucar.

jotaeme dijo...

Yo tampoco soporto a la almeja de Bangkok.

La vocalista, con esa voz imbécil, y con ese vibrato que produce, que parece el resultante de que a la tipa la agarren por los hombros y la agiten mientras canta. Esa afinación por redondeo de cuarto de tono, qué tía, qué mediocre, y además de mediocre es empalagosa, a mí, que soy un tipo bastante tranquilo, me despierta deseos irrefrenables de, deseos irrefrenables de...., nada, no lo diré.

JM

Tarquin Winot dijo...

¿Fostiarla sin compasión? No te cortes, jotaeme. Todos pensamos lo mismo.

Priscila dijo...

"You're beautiful" me trae muy buenos recuerdos.

De Rosario Flores hay unas cuantas por ahí que dan agonieta (vamos que me entran arcadas al escucharlas) entre ellas y conincidiendo con Tarquin la de mi gato... aajjjj pero eso no quitra que me encanten otras muchas.

Lady in red: patética de narices.

O.B.K: lo odiaba

¿Qué me decís de El Koala y su OPÁ?

Tarquin Winot dijo...

"Vuelve la burra contigo" es el estiloso y trabajado título del segundo album perpetrado por este tipejo del Koala. Si "Mi carro" ya era hortera cantada por Manolo Escobar, la versión que ha hecho, aquí, el artista, es indescriptible. Qué país tenemos.

Anónimo dijo...

señor, señor, ¡¡cuantas veces habreis bailado y cantado todas estas canciones que ahora estais poniendo todos a parir, como si fuerais los mejores críticos de musica!!
me gustaria que algún valiente propusiera una alternativa que quede un poquito mejor que alguna de estas....

Quijote XXI dijo...

Tarquin, felicidades por tu blog. Me encantan este tipo de rankings, ya que rescatan de mi memoria bazofias ya olvidadas, y me sacan una buena sonrisa mañanera. Para mí, un producto malo de verdad es aquel, que, teniendo medios, ha hecho una bazofia. Por ejemplo, películas malas, hay muchas, pero para mí, mala, mala, era, con la de medios que debió tener, Starship Troopers, por ejemplo.
Con la música ocurre lo mismo: canciones malas, todas las que quieras, pero esa música a la que se le suponen recursos, y salen cosas como "el bacalao es un pez", de Julio Iglesias, o cosas como las que cantan los inaguantables The Corrs, que para ser aun más azucarado son todos hermanitos, etc, etc....

Quijote XXI dijo...

ah!!, se me olvidaba, para dulzona, pastelera y demás, en la película "El zorro" aparecía una canción, que fue un inexplicable éxito en radio, que se llamaba "I want to spend my lifetime loving you". El título lo dice todo.
Y también olvidé mencionar que si quereis reciclar vuestra discografía de canciones pasteleras, no hay más que ver cuales son las que están nominadas a los Oscars.

Tarquin Winot dijo...

Anónimo: Bienvenido, aunque no sé si serás el anónimo que ha pululado por aquí de cuando en cuando o serás otro o los otros serán, a su vez, distintos entre sí y, a la vez, de ti. En fin, que, de todos modos me alegro de que te pases por aquí. Respecto a lo que comentas, te animo a dar el primer paso. Aquí todos nos hemos mojado ya.

Quijote XXI: Me alegra verte por aquí.

Tienes toda la razón: que tú y yo cogamos unas guitarras y nos salga un churro de cuidado es, al menos por mi parte, algo normal. Ahora, que gente con un carrerón como Stevie Wonder o los Stones con miles de dolares invertidos en cada tema perpetren estos crímenes ya no es tan lógico.

En lo que no coincido es en lo de "Starship Troopers". A mí, me encanta esta película.