sábado, 15 de marzo de 2008

Gatillazos cinematográficos


Desde el primer fotograma es palpable que lo que vas a presenciar será recordado durante generaciones. Todo apunta a que durante las dos horas siguientes no va a existir otra cosa que lo que nos muestra la pantalla: una historia apasionante, un ritmo perfecto, unas interpretaciones en carne viva. El desarrollo no rompe esa idea inicial y observas complacido como tu mente queda completamente enredada en la trama que los responsables de la obra han ideado para ti. Falta el final, todo apunta al colofón más perfecto, a la guinda más dulce. Y justo entonces, cuando ya no hay tiempo para estropearlo, cuando llevas puestos tus guantes de aplaudir para que el dolor no impida seguir batiendo palmas, ocurre lo inesperado, el grito de euforia se convierte en una mueca de incredulidad y todo el castillo se hunde inexorablemente para no levantarse jamás.

Nada hay más irritante y desconcertante para el espectador de una película que un final incoherente o estúpido. Todo lo anterior se convierte entonces en oscuro y tedioso y donde encontraste arte y maestría toma posesión la casualidad cuando no la torpeza más inaceptable y escandalosa. Desafortunadamente, momentos así se viven a menudo, pero, en mi opinión, estos son los peores finales cinematográficos que servidor recuerda haber padecido en salas oscuras y asfixiantes que, minutos antes, eran templos de sabiduría cinematográficas. Si alguien aún no las ha visto, que se salte el párrafo si no quiere conocer el final, por espantoso que sea. O, mejor, que lo lea y se ahorrará disgustos.

LA LISTA DE SCHINDLER: Spielberg es el especialista en esta materia. Sus películas más duras y comprometidas comparten con las más ligeras y comerciales la pasión de este hombre por los finales ñoños y azucarados, por mucho que, como es el caso que nos ocupa, la historia pida a gritos un final hosco y sin florituras. Si ya la escena de Schinder rodeado de refugiados y llorando por no haber podido salvar a más personas del infierno nazi me puso en guardia, nada podía prepararme para esa eterna secuencia final de los actores acompañando con velitas a los supervivientes originales a visitar un cementerio con la música introduciéndose en el lacrimal del espectador y rodada, además.....¡en color! Tampoco van a la zaga de este horror, los desesperantes finales de "La terminal", "Salvar al soldado Ryan" o "IA". En "Munich" el genio de Spielberg parece enderezar el camino. Que cunda el ejemplo.

L.A. CONFIDENTIAL: La mejor película de los últimos años no pudo escapar al sistema hollywoodense y tras mostrarnos con la merecida crudeza las cloacas repugnantes y corruptas de la ciudad de Los Angeles, sembradas de policías asesinos, proxenetas y periodistas sin escrúpulos, el gran Curtis Hanson, en una pirueta final merecedora de una tarde en el potro de tortura, resucita al presumiblemente fallecido a escopetazos, Russell Crowe, le pone un brazo en cabestrillo y lo manda a pasar la tarde al campo con la bellísima Kim Bassinger en un festival de luz y sonrisas que provoca la regurgitación inmediata de toda la bilis que los ciento y pico minutos precedentes habían logrado generar para placer del espectador. Al menos no culminó con la feliz pareja saludando tras el cristal del coche rumbo al picnic.

NO ES PAIS PARA VIEJOS: La inmerecidamente oscarizada película de los hermanos Cohen es en realidad, dos obras diferentes con personajes compartidos. La primera dura hasta la inconcebible elipsis que nos priva de asistir a la muerte de Moss a manos de los mejicanos. Es lenta y parsimoniosa, pero goza de momentos de gran cine y cuenta con tres actores en estado de iluminación divina que permiten aceptar todo lo que ocurre por muy confuso y mal narrado que esté. La segunda empieza tras la mencionada elipsis y es aburrida, irritante, estúpida, innecesaria y solo sirve para comprobar lo bien que lo hacen los especialistas en efectos visuales para sacarle un hueso del brazo a Javier Bardem y para rodar la colisión automovilística más impactante de los últimos años. Un aviso para quienes no la hayan visto: que nadie aparte la vista de la pantalla ni un segundo durante ese segundo tramo. Un parpadeo y comenzarán los títulos de crédito sin tiempo para saber que ha pasado.

EL RETORNO DEL REY: La trilogía de Peter Jackson sobre "El señor de los Anillos" es una de las obras cinematográficas imprescindibles de la historia. De obligada visión por cualquier amante del cine, es la mezcla (casi) perfecta de casi todos los géneros existentes. En las más de diez horas de metraje hay tiempo para la aventura épica, el terror, la comedia, la acción, el drama, el amor y, desgraciadamente, también hay un hueco y no pequeño precisamente para la flacidez y el gatillazo inesperado. Sé que los amantes de Tolkien son legión y no gastan buenas pulgas, pero es evidente que tras las mil batallas, los cientos de orcos y la emotiva pero contenida secuencia de la coronación de Aragorn I, el Maño en el castillo, las tres cuartas partes de la platea empezamos a ponernos los abrigos para escuchar la voz en off y el breve montaje con la hermosa música de Howard Shore que nos narraría las últimas y anticlimáticas aventuras del joven Frodo. Sin embargo, el megalómano Jackson decidió contar la historia con todo detalle y alargó de manera soporífera y plomiza durante casi media hora lo que ya había dado todo de si y pedía a gritos un "chinpón" que cerrara el circulo abierto horas atrás.

LINEA MORTAL: La presencia de la novia de América ya hacía presumir que esta historia de viajes entre la vida y la muerte que rodó Joel Schumacher a principios de los noventa iba a quedarse a medias y no iba a ahondar en la interesante premisa inicial todo lo que debiera. Sin embargo, el desarrollo malsano y perturbador de los minutos iniciales y la presencia de actores como Kevin Bacon o Kiefer Sutherland, especializados en personajes oscuros y aterradores me hicieron concebir esperanzas que no desaparecieron hasta ese final vomitivo y campestre en el que éste último resucita en el tiempo de descuento para hacer las paces con su amigo torturador del más allá y poder así volver al más acá a poder comerle los morros a Julia Roberts. No me extraña que, a los pocos meses y ya en la vida real, ésta le plantara en el altar el día de su boda. Por ñoño y albarcazas.

26 comentarios:

Ramón dijo...

No estoy de acuerdo del todo.
La Lista de Schindler posee un final acorde al cine de Spielberg, y si le quitamos eso poco tendriamos de su marca de fabrica como es la figura del padre, representado en el film por Schindler salvando a los judios. Es cierto que Munich es más dura y concisa con respcto al resto de sus films, poseyendo el que seguramente sea el final más pesimista de su filmografía, pero no podemos negar que La Lista de Schindler posee una maestria filmica como pocas.
Con respecto a la de los Coen, el final es alargado en beneficio del personaje de Tommy Lee Jones.
L.A.Confidential, si que es verdad que nunca he comprendido ese final, lo que no quita que siga considerandola un excelente film policiaco.
Asi pues, ¿puede un final estropear una pelicula? Bueno, es como si uno va a a ver una peli romantica y al final los protagonistas no acaban juntos, ¿nos debemos enfadar por eso? Creo que no, simplemente es que las cosas no acaban como uno quisiera.
Otra cosa es el estilo y la forma en que acaban, hay films que estan rodados meticulosamente y con precisión para al final, no sabemos por qué, romper la narración mediante un desenlace apresurado y torpe. O, al contrario, films que empiezan de manera corriente y alzan el vuelo en su tramo final mediante tours de force. Cuando pasa esto ultimo el espectador siempre lo agradece.

Siento haberme enrollado demasiado amigo. Jeje. Excelente post, dará para hablar largo y tendido.

Saludos.

El Brujo dijo...

Dos cosas:
Es evidente que a los americanos les pierde esos finales "cagalíticos". Algunas de las películas que menciona las he visto y coincido con Ud pero ...
Qué manía de creernos en posesión de la verdad absoluta, y Ud. Mr. Winot, a veces, abusa de sus conocimientos. ¿Cómo es posible que Ud. diga que no mereció el premio? ¿Qué pasa, que sabe Ud. más que los académicos de Hollywood? Vamos hombre!!
Una cosa es que a Ud. no le guste tal o cual película y otra cosa afirmar que una película no merece un premio dado por profesionales del gremio. No te digo !!!

Profesor Moriarty dijo...

Es una senda muy estrecha la que cruza el desfiladero entre crear un final apoteosico o un estrepito de gama alta. Claro esta que sobre gustos no hay nada escrito (a pesar de que en ocasiones me dan ganas de crear un manual), pero lo cierto es que algunos directores pretenden ser tan 'guays' que a menudo joden un invento redondo por salirse de los supuestos canones del cine comercial.
A mi personalmente no me disgusto el final de La Lista De Schindler. Me refiero al lloriqueo de Schindler, no a la parte de color. Este trozo si me chirrio, y mucho, aunque entiendo que es parte de los creditos.
De L.A. Confindential, I.A. o Linea Mortal mejor no hablo que me enciendo...

Por ponerte algun caso mas:
En Indiana Jones 3 no tuvieron el valor de matar a Sean Connery que era lo que tocaba.
En la saga Matrix la pirueta mortal del final es de las que marcan epoca. Un ejemplo a seguir para liar al espectador para que no te enteres de nada.
Los 4 Fantasticos 2.. A ver.. ¿donde narices esta Galactus?!! Como se puede ir con toda la jeta, montar un artificio con Estela Plateada y los 4F y decirte que lo bueno se vera en otra pelicula.. uf! Cuando temino la sesion yo buscaba la camara oculta para confirmar la broma..
Otra es el desproposito de los vasos de agua en Señales. O que los extraterrestres no puedan abrir la puerta del sotano despues de atravesar la galaxia para invadir La Tierra.. Perplejo me quede..
Al Retorno Del Rey lo voy a dejar para otro dia que tambien se las trae..

Por ultimo, mencionar esa maravilla de pelicula que todo lo que hablamos pero a la inversa. En Adaptation El Ladron De Orquideas no sucede practicamente nada transcendente en todo su metraje. Es un ir y venir sobre lo complicado que es la vida de un guionista de primera linea para acabar la adaptacion de un libro a formato guion. Y no sabes como pero te tragas la pelicula sin mucha dificultad y con un final tan excelente que te preguntas como es posible que estuvieras planteandote no verla. Como dicen en su metraje: Si tiene un buen final la gente no se acordara si la pelicula no era demasiado buena..

Saludos ;)

M.

Tarquin Winot dijo...

No es que un mal final acabe con una buena película, Ramón, pero, indudablemente, deja un regusto amargo que difumina sus logros y llena de "casi" la mayor parte de sus aspectos. Tú mismo reconoces que una película normal con un final apoteósico siempre eleva el tono general, por lo que a la inversa, el argumento es válido también.

Como se nota que no has visto "Expiación", mi querido Brujo. Si no, entenderías que me parezca inmerecido el oscar para la película de los Cohen. De cualquier modo, ¿desde cuando opinar es "creernos en posesión de la verdad absoluta"? Alguna de tus mágicas pociones está afectando a tu tolerancia, me temo.

Me da mucha pereza ponerme a ver "Adaptación", pero has hecho que me intrigue con eso de que "si tiene un buen final la gente no se acordara si la pelicula no era demasiado buena". No me acordaba del tema Matrix. Gran cagada, sí, señor.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Salvaría de la quema a 'La lista de Schindler'. La considero una buena obra de Spielberg, cuyo final es pelín nostálgico y triste (sacando a los verdaderos supervivientes) pero buena obra sin duda.

De acuerdo en 'No es país para viejos'. Aún creo que me tomaron el pelo con ese final ¿poético?

Saludos

BUDOKAN dijo...

Hola Tarquin, muy cierto tu análisis sobre como un film se puede venir abajo con un mal final. Voy a revisar los casos que planteas para refrescar mi memoria. Saludos!

lpvdm dijo...

Si algún día escribes sobre gatillazos de series, Life on Mars te aseguro que podría estar en el top five. No se merecía un final Disney, coño.

Sí, ya sé que el post va sobre películas. XD

Princesa empanada dijo...

Matrix... ¿se les murieron todos los guionistas?

Tarquin Winot dijo...

Me encantaría saber si el final del libro es tal cual lo plasmaron los Cohen, la verdad. No lo disculparía, pero al menos "tuvieron que hacerlo".

Gracias, Budokan. Revisa y añade los que quieras a la lista.

Bienvenid@ Ipvdm. No estaría malesa entrada que propones. Para el mejor final, no dudaría.... "A dos metros bajo tierra", pero para el final, no sabría decidirme, la verdad.

Teniendo en cuenta el modo en el que aborrezco a Keanu Reeves, imaginarás que mi final ideal hubiera sido verlo desmembrao por los pulpos metálicos, de modo que incluido queda, princesa.

aquilino natillas dijo...

Que alguien se dedique a algo, no legitima su conocimiento, brujo. Tamara se dedicaba a la canción, y no era Victoria de los Angeles; Santiago Segura tampoco es Paul Newman, como Victoria Abril no es Rita Hayworth y los taxistas de Madrid conducen de pena, por lo general.

Confío mas en el criterio de Trinquin Bini en un jurado, que en el de Ramoncín, pongamos por caso, y si estuviera Ramoncín, usted lo encontraría mas propio que si estuviese Taraxin, oh, tamaña injusticia.

Deseándole mejor juicio,

Aqulino

Princesa empanada dijo...

Iba a decir lo inverosímil que es ver a Tomasito Cruise reuniendo a la familia en "la guerra de los mundos", pero es que me aburrí taaaaaaaaaaaaaaaanto, efectos especiales aparte, que para qué...

Faraonika dijo...

Yo si estoy de acuerdo contigo. Las de Spielberg en general tienen cada final...como bien dices. Lo que me ha encantado es la foto que has puesto, es genial!!
Saludos!!

jose de pinto dijo...

Antes, no me pasaba, pero ahora no es infrecuente que tenga que levantarme a orinar una o dos veces durante la noche.

Y de acuerdo con lo que dices, Speilberg es un moñas.

Tarquin Winot dijo...

Bien cierto es lo que dices, amigo Aquilino. Si los jurados se movieran por intereses artísticos o técnicos, otro gallo cantaría, pero es ingenuo pensar que eso es así. Incluso, de ser así, nada impediría mostrar desacuerdo o apoyo a la decisión adoptada.

Por éste y otros comentarios previos, me parece intuir que el amigo Cruise no es santo de tu devoción. No es mi chico favorito, pero, la verdad, suele dar el pego y sus películas son muuuuuuy entretenidas, "Leones por corderos", aparte, claro está.

No sé quien será el modelo, Faraonika, pero es un prodigio fotogénico. No pude resisitirme a la tentación.

Es lo que tiene la edad, José. Seguro que a Spielberg también le pasa. Bienvenido.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Gracias por la visita... en algunas cosas estoy bastante de acuerdo con lo que dices... en "La lista de Schindler" no me gusta esa parte final en la que el hombre se lamenta de no haber salvado a más personas, sin embargo no estoy tan de acuerdo en IA o la del soldado Ryan.
L.A Confidential a mi me gusta como acaba, mientras que en la de los Coen estoy muy de acuerdo en que el final es lo peor...
El retorno del rey a mi solo me molesta ese final con esas miraditas entre Frodo, Sam y Gandalf...ummm y de "Linea mortal" lo que más me molestó fue que todos los personajes se quitaran la camisa, mientras que la Roberts salia en sujetador en el momento de la reanimación.
Ah y por cierto..."Adaptation" obra maestra total y absoluta

Tarquin Winot dijo...

Todos esperábamos el turno de Julia Roberts en visitar el mas allá y nos la dieron con queso a través de esa camiseta Damart que la enfundaron por el artículo 33. Una pena. Gracias por el comentario. Con permiso, añado enlace en mi página.

Angel "Verbal" Kint dijo...

Gracias por el enlace...
Ya está enlazado usted en el mío también

Ivan aka Imazur2002 dijo...

Quitando "Linea Mortal", no estoy de acuerdo en nada más del artículo, bajo mi humilde punto de vista.
Saludos

Tarquin Winot dijo...

Bienvenidas sean las discrepancias, Ivan, que no todo debe ser un camino de rosas.

Jorge - cinenovedades dijo...

Coincido en los finales de "La lista de Schindler", "No es país para viejos" y "El señor de los anillos, El retorno del rey".

En "La lista de Schindler" es cierto la escena del final en colores estuvo de más. Agregar a esa escena me dejó un sabor amargo a una película que venía con todas las luces.

En "No es país para viejos" la película a mí se me hizo aburrida a partir de los 40 minutos, pero el tramo final es a mi punto de vista inconcebible.

En "El señor de los Anillos, El retorno del Rey", es tal cual como vos decís, alargado media hora de manera inconcebible, es el día de hoy que no se el porque de esa media hora de más innecesaria ya que todo estaba resuelto.

Con lo único que puedo discrepar es con "Linea Mortal", que me pareció una película genial, y el final en este caso no me molestó.

Saludos y muy buen informe.

Tarquin Winot dijo...

Bienvenido, Jorge. Me alegra comprobar que mantenemos tan solo la pequema disccrepancia de la película de Schumacher. Vuelve tantas veces como quieras. Un saludo.

Emilia dijo...

Estooy de acuerdo en casi todo, señor Winot. No me chirrió especialmente el final de Schidler, aunque tampoco la película habría perdido nada si no hubiera evitado. Ni el final de "Línea mortal", que me parece que no es tan disparatado. Pero en cambio, "No es país para viejos" no es que sea una tomadura de pelo en su segunda mitad con el ese final no-final absurdo. Es que a mí me pareció una tomadura de pelo toda ella. No le ví el mérito ni a Bardem, que hace de Bardem-cara-de-palo. O sea lo habitual.

En LAConfidential, el final me pareció sorprendente. Nadie se lo espera. Y un final así tampoco es criticable del todo.

En IA, totalmente de acuerdo: una cagada de final.

Perdón por la extensión, colegas, pero es que los comentarios del señor Winot me invitan a diálogo y debate, quecon él siempre serán interesantes.

Emilia dijo...

Algo más que añadir: el final de "La novena puerta" no es cagada del director, sino directamente del autor de la novela, que el director intentó arreglar.

Y la saga "Matrix" me pareció una sucesion de imágenes de seudofilosofía barata e incomprensible desde su primera película.

Y, en cambio, tengo que traer a colación, en contraposición, finales como los de "Ciudadano Kane", "La heredera", "Casablanca", "El cochecito", "Plácido", "Los santos inocentes", "Sed de mal", "Viaje a Perdición", y hasta "Gilda" si me apremian. Leyendas del cine, por algo será. Porque el final arregla o estropea una película, como dicen Vds.

Tarquin Winot dijo...

Gracias por la parte que me correponde, Meg. Buena batería de lustrosos finales, aunque me quedo sin dudar con el de "Camino a la Perdición", una de las obras más redondas de los últimos tiempos, final incluido.

jotaeme dijo...

Camino a la perdición es un auténtico delirio.

Sin duda podría situarla entre mis cinco más admiradas.

Cada vez que la veo, me produce un deleite

¡¡QUE DELEITE; OIGA!!

JM

Tarquin Winot dijo...

¡Mi estimado e itinerante amigo, que bueno verle de nuevo por esta su casa! Con la cantidad de febriles y polémicos temas que hemos tocado últimamente..... Que no se repita ;-)