domingo, 17 de mayo de 2009

Entregados


El periodista alemán, Hellmuth Karasek entrevistó en varias ocasiones durante sus últimos años de vida al genial cineasta Billy Wilder. El resultado de aquellas conversaciones debidamente condensadas y pulidas por Karasek dieron como resultado una suerte de biografía anárquica irresistible que fue publicada bajo el nombre de "Nadie es perfecto" y que sigue siendo, a día de hoy, uno de los libros más brillantes, divertidos y didácticos que se han escrito sobre el mundo del cine.

Para Wilder, que no solo fue un consumado maestro de la dirección sino también un guionista deslumbrante y superdotado, el secreto del éxito consiste en "agarrar al público por el pescuezo desde el principio y no soltarlo jamás". En este sentido, "un hombre que se arregla para salir y se mete en el bolsillo el pañuelo y la cartera es mucho más aburrido que uno que abre un cajón, saca un revolver y se lo mete en el bolsillo. Un principio así es una promesa de emociones". Al genio vienés no le falta un ápice de razón.

Cuando el arranque de una película es brillante, cuando la historia atrapa desde el primer fotograma, los responsables de la obra tienen, efectivamente, al espectador en sus manos, si bien, es obvio que el resto debe de estar a la altura para que no ocurra lo mismo que cuando una buena película tiene un pésimo final como las que recopilé aquí hace unos meses bajo el nombre de "Gatillazos cinematográficos". Wilder fue un maestro en este tema y casi todas sus películas disponen de un atractivo e hipnótico comienzo, pero no fue el único; aunque no todos lograron mantener el nivel, los que le acompañan a continuación, tampoco lo hicieron nada mal. Hay muchos, pero creo que con uno para cada día de la semana, es suficiente por el momento.

EL CREPÚSCULO DE LOS DIOSES (BILLY WILDER, 1950): La voz de William Holden anuncia al espectador que un crimen acaba de cometerse en la mansión de una vieja estrella de cine. Cuando la policía llega a la casa, encuentra un cadaver (el propio William Holden) cosido a balazos flotando en la piscina. "Pobre idiota", continua la voz, "siempre quiso tener una piscina y parece que, al final consigió lo que quería". La idea original de Wilder era rodar esta escena en una morge en la que los muertos conversaban entre ellos comentado las circunstancias que los habían llevado a yacer allí, pero, la verdad es que visto el resultado, mejor hizo cambiando de idea. (Ver escena).

SED DE MAL (ORSON WELLES, 1958): Alguien conecta el temporizador de una bomba y la introduce en el maletero de un coche aparcado en la acera. Segundos después, una pareja con dos tequilas de más en el cuerpor, suben al automovil, ignorantes de cuanto se ha producido en su ausencia. El coche arranca y con él, el plano secuencia más asombroso de la historia del cine, cuya maestría técnica, cincuenta años después, aún no ha sido superada y al que la espléndida música compuesta por Henry Mancini para la ocasión, pone la guinda en el arranque nunca igualado de esta trama fronteriza de corrupción y crimen que constituye una de las cumbres del gran Welles. (Ver escena).

EL PADRASTRO (JOSEPH RUBEN, 1987): Antes de convertirse en John Locke y extraviarse en la isla con mayor densidad de tarados de todo el mundo en la televisiva serie"Perdidos", el actor que lo interpreta, Terry O'Quin, dio vida al inquietante Jerry Blake en este pequeña joya de los ochenta, cuyos primeros minutos presentan al personaje ensimismado en su aseo personal: toma una ducha, se corta el pelo y escoge un elegante traje mientras entona una melodía alegre y pegadiza. Observamos como sale del cuarto de baño, recoge un maletín, ordena los juguetes de una habitación infantil y como desciende las escaleras de una vivienda hasta la calle. Y, mientras eso sucede, también comprobamos que Jerry Blake está muy lejos de ser un simple oficinista felizmente casado rumbo al trabajo. (Ver escena)

MAXIMO RIESGO (RENNY HARLIN, 1993): Hace ya muchos años, existía en los cines lo que se llamaba "sesión continua". Si las circunstancias lo aconsejaban era posible gastar la tarde en el cine viendo la misma película ya que se iniciaba nuevamente una ver terminada sin necesidad de volver a pasar por taquilla. La primera vez que vi "Máximo riesgo" lo hice en una de estas sesiones y con la película ya empezada, justo en un momento en el que su protagonista, Sylvester Stallone mostraba un severo sentimiento de culpa por algo que había ocurrido en el pasado. Gracias a la bendita sesión continua, un servidor pudo asistir al espeluznante acontecimiento al que se hacía referencia y que se produce en los primeros y adrenalíticos diez primeros minutos que mi impuntualidad me había hecho perder. Desde entonces padezco vértigo sobrevenido (Ver escena).

SALVAR AL SOLDADO RYAN (STEVEN SPIELBERG, 1998): El talento de Spielberg se desata en todo su esplendor durante el atroz inicio de esta historia ambientada durante la II Guerra Mundial. En algo menos de veinte minutos y con el desembarco de Normandía como fondo temático, el atónito espectador asiste paralizado a los desastres de la guera con una crudeza como pocas veces han sido vistas. El silbido de las balas, sus efectos sobre la carne blanda y desprotegida de los soldados, el caos, la confusión, el estruendo atronador de las bombas. La secuencia es un portento de montaje y fotografía cuyo ritmo Spielberg consigue dominar hasta casi el final, donde, nuevamente, su tendencia al final lacrimógeno y anticlimático sale a relucir. (Ver escena)

OPERACION SWORDFISH (DOMINIC SENA, 2001): Una de las mejores películas de acción de los últimos tiempos. Barroca, excesiva y arrabatadoramente increible, con una Halle Berry alcanzando el cénit de la sensualidad y un John Travolta, desquiciado, con el peinado más estrafalario del siglo XXI. En su primera secuencia, que bebe de las enseñanzas de Tarantino hasta saciarse, un Travolta tranquilo y confiado comenta a cámara sus impresiones acerca del cine que se hace hoy en día y analiza las contradicciones de la película de Sidney Lumet, "Tarde de perros". Los movimientos de cámara muestran poco a poco el auditorio al que Travolta se dirige, pero nada hace presagiar lo que se avecina El resto se mueve entre lo risible y lo sobrecogedor, pero este arranque vale por filmografías enteras. (Ver escena)

AMANECER DE LOS MUERTOS (ZACK SNYDER, 2004): El creador de "300" y "Watchmen" debutó en el largometraje con esta revisión de "El día de los muertos", de George A. Romero. La cinta es, a día de hoy, una de las grandes cumbres del cine de terror de los últimos años y a ella he hecho referencia en varias ocasiones. Sin embargo y a pesar de su modélico desarrollo y de su incuestionable calidad, nunca logra superar la intensidad y la tensión que el joven director norteamericano plasma en sus primeros diez minutos en los que un paradeo, un segundo, marca el inicio del fin con una visita inesperada que dará el pistoletazo de salida a la pesadilla que imaginó Romero hace más de tres décadas. Si hay un modo mejor de introducir el elemento sobrenatural en lo cotidiano que el utilizado por Snyder con un simple reloj digital, servidor no lo conoce. (Ver escena)

13 comentarios:

marguis dijo...

Me quedo con SALVAR AL SOLDADO RYAN, aunque me gustan todas las de tu lista (cada una en su estilo), esta es la que ejemplifica lo mejor de Spielberg... este hombre tendrá sus defectos pero sigue siendo mi director favorito, su tratamiento de la ciencia ficción en "Encuentros en la tercera Fase", del suspense en "Tiburón", la aventura "En busca del Arca perdida" o del género bélico en la nombrada mas arriba le hacen merecedor de todas las alabanzas y borran los fallos que pueda haber tenido... aunque no considero que "La lista..." sea un gazapo, si admito que tiene escenas que sobran por azucaradas e incongruentes... pero sigue teniendo esas en las que no por exceso dramático deja de tocarte el corazón...

Un saludo ;)!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Inicios maravillosos de películas y en muchos casos mantuvieron su nivel!

cosmic girl dijo...

Biblioteca de Nueva York y Cazafantasmas: inicio BRUTAL.
Se nos ha ido Don Mario, Tarquin.

IVAN REGUERA dijo...

No me fío de alguien que se llama ZAC.

Arranques maravillosos que en este momento recuerdo: Apocalypse Now, Tiburón, Lolita y M.

Tienes que hacer otro post sobre títulos de crédito. Aunque lo parezca, no es la misma cosa.

Azid Phreak dijo...

Son todos de los grandes, pero me quedo sin dudarlo un segundo con el de El Amanecer de los Muertos. Seguramente sea este uno de los mejores "solos de batería" que he visto en la pantalla grande. Una pequeña bola de nieve colina abajo que de repente se vuelve alud en toda regla. Brutal.

Yo a los tuyos, siempre con tu permiso, añadiría uno de mis favoritos: Reservoir Dogs. La escena del Like a Virgin y la propina aún hoy me parecen insuperables por parte de Tarantino. Y siguiendo con Snyder... los créditos iniciales de Watchmen al son de Dylan me parecen dificilmente superables por seres de esta galaxia.

Saludetes.

Tarquin Winot dijo...

Los finales de Spielberg, en general, me cargan, Marguis, pero eso no quita para que sea uno de los grandes. Ahí está "Munich" para acreditarlo, entre otras muchas.

Quizás, la que menos mantenga el nivel, Angel, sea la de "El padrastro", pero hay que reconocer que esos primeros minutos y el planteamiento general de la obra es muy meritorio.

No conozco la de "Biblioteca de New York", Cosmic, me pongo a ello. Lo de Don Mario, ya te lo comento en tu blog. Besos.

Jaja! No es un gran nombre, la verdad, pero de veras que merece la pena, Reguera. Buena idea la de los títulos de créditos. También había pensado en una sobre los mejores trailers. Próximamente en este blog.

He oido maravillas de los títulos iniciales de "Watchmen", Azid, pero la heredera parece tener fijación con esta película y ya son tres las veces que hemos intentado ir a verla para fracasar estrepitosamente. Espero que pronto pueda cubir esta carencia. Resecto a lo del permiso..... por favor, ya sabes que esta es tu casa madrileña.

cosmic girl dijo...

me refiero a la primera escena de cazafantasmas, en la biblioteca citada.
¿LA HEREDERA QUÉ TAL???

Sach dijo...

Ese principio de El crepúsculo de los Dioses me recuerda un poco al de D.O.A. (Con las horas Contadas) de Rudolph Mate. La primera escena de la película es el protagonista entrando bastante agitado en la comisaría y diciéndole al jefe:
- "Quiero denunciar un asesinato"
- "Cálmese. ¿De quien?"
- "El mío"
Impacta bastante porque piensas: quedan dos horas de película y acaba de cargarse al protagonista... ¿qué va hacer ahora?

Otros que destaco es el de 28 días después (pero no la versión extendida, que con todo el rollo de los monos, a mi entender, la cagaron) y el de Crank, veneno en la sangre. Gran película (afirmación con la cual sólo están de acuerdo una reducida minoría)

De los tuyos me quedo con Amanecer de los muertos (por cierto han quitado el video y ya no va el enlace que pusiste. Aquí tienes otro: http://www.youtube.com/watch?v=inmy6Bl3d70&feature=related)

Renovados saludos!

Tarquin Winot dijo...

La heredera ya luce un amago de dentadura que quita el hipo, Cosmic. Además, palmotea como una energúmena y nos rompe la concentración con un sano cachondeo que no tiene visos de desaparecer con el tiempo. Tengo previsto un nuevo cambio de cabecera para que vayais admirando su evolución.

Gracias por avisarme de los del enlace, Sach. Acabo de colocar el que me facilitas. Espero que dure un poco más que el anterior.

Profesor Moriarty dijo...

De los que pones me quedo con Salvar Al Soldado Ryan, Operation Swordfish y Amanecer De Los Muertos. Y de los que menciona la gente: Indiana Jones, Cazafantasmas, 28 Dias Despues.
Watchmen ya entra en titulos de credito, que todo sea dicho, son de una espectacularidad y una esquisitez abrumadores. Lo mejor de lo mejor, tanto musica como imagenes.

Yo aportaria:

MATRIX Todo un clasico, y con lo joven que es! El espectador asiste a una secuencia de accion que atonta por su espectacularidad, con una tal Trinity que saltaba como un parado con una primitiva de 6. La lastima es que las ideas fueron agotadas en la primera pelicula.

TERMINATOR 2 James Cameron creo espectacularidad pura y dura, en una magistral secuencia introductoria en la que las maquinas machacan como un rodillo a los humanos. Para colmo, el tio Cameron presenta a un John Connor maduro, dirigiendo el cotarro de la resistencia.
He babeado durante años con una pelicula en toda regla basada en aquella secuencia.. Y ya veremos como sale, que ya casi esta lista.

STAR WARS UNA NUEVA ESPERANZA Me pillo un poco pequeño el estreno de esta pelicula (4 añitos.. que tiempos!) pero me pongo en la piel del cinefilo de la epoca, mirando un tanto extrañado como pasan esas columnas de letras desvelando argumento, y que se pierden en el infinito.. y de pronto ZAS! una nave espacial del tamaño de la cara de Francesc Camps persiguiendo a una navecita. Eso debio de dejar clavado a mas de uno a la butaca. Aquello me hubiera gustado vivirlo en su momento, si señor.

Tarquin Winot dijo...

Si no me hubiera plantado en siete referencias, Profesor, también hubiera incluido "Star Wars". Esa música, esas letras en marcha militar, esa nace y ese pedazo de Darth Vader.... Una auténtica grapadora de espectadores.

Sam_Loomis dijo...

Quizá sea criticado por ésto pero a mí siempre se me han hecho brillantes los primeros 12 minutos de "Scream". Tensos, fuertes y magistralmente confecciondos, un principio de horror para una fantástica película slasher.

Muy buenos ejemplos los citados.

¡Saludos!

Tarquin Winot dijo...

Biebvenido, Sam. Totalmente de acuerdo con lo de "Scream". La saga no me convence ni un poco, pero hay que reconocer que esos minutos eran muy prometedores y que, al menos, los guiones de Williamson estaban trufados de guiños y referencias muy entretenidas de seguir.