domingo, 22 de marzo de 2009

Paréntesis (2ª Parte)


Hace ya varios meses, escribí aquí que lo mejor que el cine estaba dando de si mismo era imposible encontrarlo en las grandes pantallas comerciales y que era en las más modestas de la televisión donde realmente se cocinaban los verdaderos manjares cinematográficos. A pesar de que, a día de hoy, matizaría bastante las ideas allí expresadas (especialmente después de un espléndido año cinematográfico como ha sido 2008 y que nos ha proporcionado títulos como "El curioso caso de Benjamin Button", "Nixon/ Frost" o "Wall-E" entre otras), sigo manteniendo que, tomadas en su conjunto, la calidad de las series que, actualmente, son emitidas en las televisiones de todo el mundo, superan ampliamente a la de las películas que son rodadas y comercializadas en pantalla grande.

Sin duda, en el pasado, se han realizado series extraordinarias que, años después permanecen en la memoria hasta en sus más mínimos detalles. Maravillas como "Sí, ministro", "Las chicas de oro", "Caída y auge de Reginald Perrin", "V" o, más recientemente, la obra cumbre de la televisión, "A dos metros bajo tierra" constituyen cumbres catódicas en sus respectivas épocas, piezas destacadas en una magra colección de series entre las que destacaban como un diamante en el lodazal que conformaban "Dallas", "Dinastía" y demás quincallería barata.

Ahora, por el contrario, es tan abundante la variedad y tan alta la categoría de los productos que resulta complicado elevar a una por encima de otra. No obstante la dificultad y dada mi querencia por este tipo de listas, me atrevo a destacar algunas de las joyas que se emiten hoy en día, matizando que de algunas de ellas, como "Damages" o "Dead set" ya he dado cuenta aquí anteriormente ("Peores que los vampiros" y "A oscuras", respectivamente)

TWENTY FOUR (24): Como ya mencioné entonces, Kiefer Sutherland aún debe estar agradecido al destino por haber estado sobrio cuando le propusieron el papel del aguerrido Jack Bauer, agente de la unidad antiterrorista denominada CTU. Durante 24 capítulos de una hora de duración cada temporada, Bauer y su equipo se enfrentan a una (o varias) amenazas terroristas que se presentan durante las 24 horas de una jornada y en tiempo real. Con semejante estructura, huelga decir que no existe un solo segundo de respiro y que el desarrollarse en un solo día, los acontecimientos giran a velocidad vertiginosa. Su extraordinaria estructura, sus laberínticos guiones, la tensión de sus argumentos y el arrollador carisma de su protagonista, la hacen en mi opinión, merecedora del galardón más alto. Un consejo para quien aún no la conozca: nada de encariñarse con los personajes, por muy importantes que parezcan, un terrorista puede decapitarlo de un hachazo en la toma siguiente.

PERDIDOS: A estas alturas, con cuatro temporadas completas y una a medias, los seguidores de las aventuras de este grupo de personas abandonadas a su suerte en una extraña isla llena de misterios tras el accidente sufrido por el avión en el que viajaban se han convertido a esa máxima socrática de que "sólo sé que no sé nada". Y es que los guionistas de la serie deben ser coleccionistas de matriuskas, porque es muy complicado plantear miles de enigmas y resolverlos a través de la creación de nuevas incógnitas sin despeinarse lo más mínimo. Los muy ladinos llevan años diciendo que todo lo que acontece en la superpoblada isla desierta terminará cuadrando, pero no hacen más que incluir personajes, situaciones y elementos ajenos a la trama que, la verdad sea dicha, hacen crecer la sospecha entre sus más fieles seguidores como éste que les habla. Sin duda, uno de los fenómenos mediáticos más importantes de los últimos años.

MAD MEN: O como la serie más añeja de todas cuantas se emiten en la actualidad es, en realidad, la más radical y subversiva apuesta de cuantas pueblan nuestra televisión. Con la excusa de mostrarnos el funcionamiento de una agencia de publicidad en el New York de los años cincuenta, los creadores de la serie se permiten todas las incorrecciones políticas que los demás sólo sueñan con poder incluir en sus productos. La pareja de macizos que protagonizan las dos temporadas completas ya emitidas (el testosterónico John Hamm y su esposa en la serie, la potente January Jones) fuman como chimeneas, se beben hasta el agua de los floreros y se pasan el medio ambiente por el arco del triunfo. En la agencia, las cosas no van mejor: las mujeres son meros adornos, los hombres babean hasta la infancia ante un liguero y no dudan en pisar la cabeza de un competidor si se tercia. Por si fuera poco, dispone de la mejor sintonía de inicio y, a poca distancia de nuestro siguiente invitado, los títulos de crédito más logrados del mercado. ¿Para cuando la tercera temporada?

DEXTER: ¿Podría un fiscal antidroga ser el cabecilla de una banda de narcotraficantes? ¿Y un bombero de primera categoría dedicarse a provocar incendios por la ciudad? En "Dexter", que acaba de concluir hace unos meses su triunfal tercera temporada en Estados Unidos, asistimos al día a día de un eficiente forense de la policía de Miami especializado en manchas de sangre, Dexter Morgan (impresionante, Michael C. Hall, el carismático David Fisher de, en pie, por favor, "A dos metros bajo tierra"), un tipo simpático, mordaz, educado y eficiente en su trabajo que, de no ser porque, al anochecer se dedica a asesinar y descuartizar ciudadanos escogidas cuidadosamente de entre la peor ralea de la ciudad, podría pasar por el yerno perfecto. Sus títulos de crédito son una obra maestra incontestable que convierte todos y cada uno de los hábitos matinales de un ser humano en algo oscuro y escalofriante. Lástima que los finales de temporada pierdan gas respecto a sus intachables capítulos precedentes. De no ser así, este tierno sicópata desbancaría al adrenalítico Jack Bauer del número uno.

BEING HUMAN: Como ya he dicho en varias ocasiones, ser inglés tiene sus ventajas. Por ejemplo, es posible imaginar una serie en la que dos amigos, celadores de un mismo hospital , entablen cordial relación con la chica fantasma que habita el inmueble que han alquilado recientemente y que, además, el producto salga bien. Sin duda, ayuda el hecho de que los dos inquilinos sean, respectivamente, un vampiro y un hombre lobo muy poco conformes con su naturaleza y ansiosos por pasar desapercibidos, a pesar de no ser humanos , en nuestro mundo. Además hay que averiguar porqué el espectro no puede abandonar esta realidad y hay que evitar la invasión de Londres por una legión de vampiros sedientos de sangre. El único modo de hacerlo es con ritmo, flema británica, un poco de costumbrismo londinense y mucha, pero que mucha imaginación. La primera temporada aún no ha concluido e ignoro si habrá una segunda, pero, hasta el momento, es el plato más sabroso e inclasificable del año.

22 comentarios:

Azid Phreak dijo...

Como sabes yo soy fan incondicional de Dexter, pero gracias a ti descubrí Being Human y no puedo parar de verla. Creo que es posiblemente una de las mejores series de la última década. Para mi gusto incluso superior a cualquiera de la todopoderosa HBO.

Madmen todavía no me ha picado (aunque se de una que lo devora sin pan ni nada oiga). 24 no me gustó nunca, aunque todo el mundo me dice que la de otra oportunidad.

Perdidos simplemente la detesto. El abrir interrogantes contínuamente y cerrar los menos vitales dependiendo del índice de audiencia, no es algo que me parezca "ético". Me sentí manejado por los guionistas y decidí que si algún día la veía sería cuando Abrams y compañía buscasen otra gallina de los huevos de oro (¿Fringe?) y dieran por terminada Perdidos. Lo siento, no puedo con ella.

Así, a bote pronto, yo recomendaría The Big Bang Theory, una serie cómica en la línea de la desternillante (e infravalorada) The IT Crowd (Los Informáticos). Personalmente me encanta, amén de ser lo mas geek que he visto en la vida. Ahí te lo dejo.

Un saludete.

Anónimo dijo...

Qué sería mi vida sin las series?
Si lugar a duda es mi mayor hobbie, porque debido a la gran variedad, y gracias a internet, donde se puede disfrutar de las "series a la carta", es al que más tiempo dedico.
Dexter hay que reconocer que la tercera se superó, porque las dos primeras bajan mucho a la mitad.
Perdidos... pues ya veremos lo que queda, más que nada, por saber. Being Human... es que todavía tengo en buen sabor de Dead Seat...
Pero pon humor a tú lista!, añádele Weeds, y, para mi la mejor: Me llamo Earl.
Candy

Jokin González dijo...

Como Azid, muerte a Perdidos, loas a Big Bang Theory.
Añado además "Cómo conocí a vuestra madre", que me parece un Friends mejor llevado a cabo. Pero igual es porque estoy en el grupo de edad de los protagonistas y va muy bien dirigida a un público objetivo concreto.

Profesor Moriarty dijo...

Soy fan absoluto de Dexter.. Que "malo" mas autentico! La primera temporada es una absoluta obra de arte.
Me gusta Perdidos y se tiene que aceptar lo que te dan. Es como estar en un flotador en el mar.. Te tienes que dejar llevar por la desbordante imaginacion de los guionistas. Acepto lo que me den con tal de ver a Ben (Michael Emerson), el malo mas perturbador de la television, con permiso de Dexter, por supuesto.
Damages es un disfrute, con un Ted Danson sorprendente y una Glen Close que esta mejor que nunca.
Para mi, te has dejado otra de esas maravillas incontestables llamada House, que con solo el talento de Hugh Laurie es suficiente para mantenerla en pantalla cinco temporadas.

Pd.- The Big Bang Theory 100% recomendada. Y si eres un poco geek la adoraras.

Pd.- Mi serie favorita de todos los tiempos: Cancion Triste de Hill Street.

;)

Möbius el Crononauta dijo...

A ver si tengo tiempo para meterme en Dexter. O dos metros bajo tierra, Pero dudo que desbanquen a Los Soprano.

Saludos

jotaeme dijo...

Bueno, ahora sí que se acabó el respeto: Dallas era absolutamente prodigiosa, viví toda mi infancia aprendiendo de Larry Hagman y su magistral J.R Ewing, ¿cómo se atreve?.

Y suscribo lo de Hill Street Blues.

JM

fernando dijo...

mmmm apenas veo series. Sólo sigo "Cuentame" y "The Office". Un abrazo.

Tarquin Winot dijo...

De "Los informáticos" tenía referencias, pero no de "The big bang theory". Apuntadas quedan mi querido cántabro.

Si quieres humor, amiga Candy, ataca "Being human". Aunque no lo parezca por el argumento, es pura flema inglesa. Bienvenida, por cierto.

Otra para la lista, Jokin. Ni la más remota idea de "Cómo conocí a vuestra madre". Tomo nota.

"Hill street blues" es todo un clásico, Profesor. Mi serie por autonomasia sería, sin duda, "A dos metros bajo tierra". Ninguna otra me atrapó como aquélla.

Con "Los Soprano" tengo que hacer un nuevo intento, Möbius. La inicié hace unos años y no me terminó de encajar, la verdad.

Hombre, Jotaeme, no te niego el carisma desbordante de J.R. pero, en si, "Dallas" era un folletín de cuarta regional que, visto hoy en día, debe ser para echarse a llorar.

Pues hay grandes cosas flotando en el ambiente, Fernando. Anímate a seguir un par de ellas más. LO agradecerás.

moncabanas dijo...

Me resulta extraño no leer nada sobre BSG...
Supongo que será debido a mi irreparable adicción ciencio-ficcionera.

Tarquin Winot dijo...

Me gustó tanto la "Galactica" original, Monca, que me da un poco de miedo adentrarme en este "redux", pero si dices que merece la pena......

Anónimo dijo...

Un día amaneció sin sol
joé, qué frío hacía

Metí la mano en el cajón
y hallé un Cristasol
el que tenía María

Bajé la vista buscando tu calor
y encontré mi desconsuelo
en forma de tu consolador
pero que sucia eres, María

- Anónimo -

cosmic girl dijo...

ay, las series... cuántos minutos de felicidad... yo siempre he sido de FRASIER, le súper quiero y adoro.

Anónimo dijo...

Desde luego que estoy completamente de acuerdo con JM en el prodigio que fue la serie Dallas!! Inigualables tramas y serie de referencia y cabecera!!
Candy

Anónimo dijo...

Por cierto Tarquin, ya nos conocíamos ;-)

Tarquin Winot dijo...

Prefiero no imaginar que hacía María con el Cristasol, teniendo en cuenta el contenido del resto de los cajones. Errrrrr.... ¿gracias?, Anónimo.

Comparto al 100%, Cosmic, "Fraiser" es ironía y sarcasmo del bueno. Habrá que rebuscar en Internet.

¿Ya nos conocíamos, Candy? Hay una referencia a "Weeds" en tu anterior comentario que me hace pensar en cierta Nikita que paseó por aquí hace unos meses..... ¿acierto?

cinedeterror dijo...

hola oye te ivito a que vistes mi blog y si puedes pues dejar un comentario te lo agradecere,
sale que tengas un buen dia

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

De todo lo que citas yo solo soy fan de verdad de LOST (Perdidos) y tengo como tú, bastantes dudas de que logren cerrar bien todos los enigmas que se van planteando en las tramas...

Dexter me gustó lo que vi (la temp. 1 y 2). Heroes me gustó la 1 y no me gustó la 2. Prison Break me gustó la 1 y me pareció regular la 2...

En fin, que mi conclusión es hace un año revisioné completa una gran serie de verdad: TWIN PEAKS.

Saludos! :)

Tarquin Winot dijo...

Pues allá que voy, ¿Cinedeterror?. Me intriga cual pueda ser la temática de tu blog :-DD.

"Twin Peaks" es uno de mis clásicos, Angel. La primera temporada es sencillamente, una obra maestra, cosa que no puedo dedir, desgraciadamente del 90% de la segunda, que me parece un tostón de primera categoría. Menos mal que los últimos episodios remontan el vuelo.

Tarquin Winot dijo...

Olvidé tomar la medicación, Alberto..... por eso te cambié el nombre antes. Sorry!!

Jokin dijo...

¿JotaEme sigue también vivo?
No, no debe ser el mismo. El genuino firmaría con un nombre culinario.

Tarquin Winot dijo...

Debe andar con jet lag, Jokin, pero sí, es el genuino cerdo cabreado "dejabooense".

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.