miércoles, 10 de octubre de 2007

Aficionados


No dejes que la realidad te estropee una buena noticia. Ésta parece ser la máxima que rige el día a día de muchos profesionales o, más bien, aficionados al periodismo. La voracidad informativa del público, hace que las noticias se sirvan, mucho antes de estar cocinadas, cuando ni siquiera han empezado a cuajar. Así y bajo el manto de la confusión, se disparan datos como si fueran misiles, con la esperanza de que alguno dé en el objetivo y poder apuntarse la victoria frente a la competencia, arañando, además, así un poco de audiencia. Por supuesto, de los daños causados con los que no hicieron blanco, nadie sabe nada, ni, por supuesto, quién fue el responsable. Si Jesucristo viviera en la actualidad, moriría lapidado si pidiera al que esté libre de culpas que tirara la primera piedra. Ejemplos de esto, los hay a racimos. Todos los días. Pero el que escuché ayer, me parece especialmente, despreciable.

Tras el nuevo atentado de la basura etarra, en el programa de Telemadrid que comanda la, imagino, periodista, Curri Valenzuela, se anunció al público, por parte de la susodicha y cuando ya concluía la emisión que el guardaespaldas del concejal socialista contra el que se había atentado, acababa de morir, tras debatirse entre la vida y la muerte. Dos minutos después y recién iniciado el telediario, el locutor daba noticia del atentado y aclaraba que el guardaespaldas se encontraba gravemente malherido. Hoy por la mañana, han emitido un vídeo en el que el mencionado escolta entraba por su propio pie en la ambulancia tras el atentado, rumbo al hospital, donde iba a ser intervenido. Ignoro si este hombre terminará muriendo como consecuencia del atentado o, por el contrario, le esperan años de felicidad junto a su familia, pero, lo que es un hecho es que alguien ha abierto la bocaza antes de tiempo.

Si yo fuera la mujer de este hombre (o su hijo o su madre o su amigo o su compañero de trabajo) y no me hubiera quedado en el sitio por la impresión de saber que Gabriel Ginés, que así se llama el escolta herido, había muerto en el atentado, para, posteriormente, quedar malherido y terminar dando un paseo hasta el hospital, si no me hubiera quedado en el sitio, como decía, cogería el teléfono del programa de la señora Valenzuela y le preguntaría si mereció la pena. Le preguntaría si con el anuncio de la muerte de mi marido (o de mi padre o de mi hijo o de mi amigo o compañero) subió un honroso puesto más en el listado de programas más visto y le ha proporcionado el liderato en su franja horaria. Le preguntaría si, de haber sido su marido, hubiera ella agradecido tener esa información y en el mismo orden que yo la tuve. Le preguntaría si contrastó la información o, sencillamente, se limitó a decir lo que la dictaban a micrófono cerrado. Si tuvo dudas, si, por un momento, pensó en el daño que podía hacer si esa noticia no era real, si tuvo que decidir entre noticia y realidad y optó por esta última. Le preguntaría, en definitiva, si es una profesional de la información o una simple aficionada. Y todo ello lo preguntaría sin tardar mucho, porque las cosas se olvidan con rapidez, diluyéndose sin darnos cuenta y luego nadie recuerda quién fue el culpable.

29 comentarios:

fernando dijo...

NO me extraña nada de ese programa y menos de la incompetente presentadora. Telemadrid debería tomar medidas rápida y urgentemente.

un abrazo.

brujaimana dijo...

Antes de eliminar a Rizo, pido, por favor, la ejecución de esta impresentable.

Todo vale a la hora de dar informaciones y lo peor es que esta tía hubiese preferido que el escolta hubiera muerto para tener motivos de criticar al PSOE y su política antiterrorista (no entro a opinar sobre el asunto porque no tengo "entidad alguna")

¿Qué se puede esperar de alguien que se llama "Curri"? No tengo palabras.

Hago extensible este comentario a todos los que la cagaron, que ésta no fue la única.

Sett dijo...

Pues si es asi vaya verguenza.

Un escándalo.

Profesor Moriarty dijo...

Hoy en dia los medios de "des-informacion" solo buscan carroña que vender al televidente que se traga todo lo que le enchufan. Este es un gran ejemplo, y ademas con un nivel de descomposicion periodistico bastante alto, pero solo con seguir dos telediarios al dia te das cuenta de lo que se contradicen y la nula rigurosidad que destilan. Esperan como buitres un pedazo de carne, les da igual que sea de un futbolista muerto en el campo de futbol que de un inmigrante roto contra los escollos de la playa. ¿Para cuando un carnet de etica periodistica a renovar cada cuatro años? Los que manejan alimentos estan obligados a tenerlo, aunque son mas limpios que muchos de estos periodistas de alcantarilla.

lucy liu dijo...

Me reitero en los comentarios de Moriarty, si ves dos telediarios diferentes encontrarás que hay muchas noticias que se contradicen, lo he comprobado.
En cuanto a ese personaje de Curri, poco te puedes esperar de ella, de lo poco que la he escuchado solo suelta sapos y culebras. Aún recuerdo como al grupo de música Lujuria le tildo de pederastas, y todo por una canción protesta que decía todo lo contrario, y como la ministra de cultura,por aquel tiempo, salio en su defensa (del grupo) que ademas dijo ser fan de ellos.
Esta mujer solo dice lo primero que se le pasa por la mente y desgraciadamente no son buenas ideas.
Un saludo

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Tuve la desgracia de trabajar, hace muchos años, en un programa en el que colaboraba la amiga Curri como tertuliana sabelotodo. Cualquier cosa que os cuenten de ella... creérosla.

Priscila dijo...

Parece mentira que los medios jueguen de esa forma con los sentimientos de una esposa, hijo, familia, región, país,... Pero tristemente así lo hacen. Es la lucha por dar el bombazo informativo, por la guerra de audienias,... es el Marketing televisivo.

Azid Phreak dijo...

Realmente estoy de acuerdo en todo lo reflejado aquí, pero he de recordar que, al menos, en TVE1 y Antena 3 también se hicieron eco de la muerte del escolta.

No quiero por ello defender a nadie pero...¿y si el que distribuyó la noticia que alimentó los noticiarios no es ninguno de los nombrados?. Me refiero a alguna agencia (como EFE por ejemplo, no se más).

Aún así, es cierto que se deberían contrastar un poco las noticias.

Hace poco leí que un señor mayor murió de un ataque al conocer la noticia de que habían secuestrado a su hijo. La pena es que nunca llegó a enterarse de que esto no era cierto y de que su hijo estaba totalmente libre y nunca había sido secuestrado. De poco la sirvió al pobre hombre. Noticia

Se que no es el mismo caso, pero las consecuencias de una mala noticia son totalmente imprevisibles, así que a ver si afinamos señores!!

Anónimo dijo...

Alberto Q.

www.lacoctelera.com/traslaspuertas

A varios medios se les pasó. Creo que solo CADENA SER (y su web) no erraron porque nunca dijeron que había muerto el escolta.

Saludos, gracias por visitar mi blog

Tarquin Winot dijo...

Personalizo en esta mujer, ya que fue la que vi, pero como ha comentado brujaimana, no fue la única en meter la pata hasta el corvejón.

Confieso que no había visto a esta señora en mi vida, pero, investigando un poco por internet y apoyándome en la experiencia laboral de Otis a escasos centrimetros de la susodicha, parece que no es, precisamente, un modelo de virtudes.

En realidad, yo creo que el público no demanda noticias rápidas, sino fiables. Y es completamente indiferente saber si el escolta está o no muerto, porque su fallecimiento o su supervivencia no debe borrar el hecho del atentado en si mismo. Al menos, por mi parte, lo que sepa, que sea cierto, aunque sea tarde. Elmal ya está hecho.

Tarquin Winot dijo...

De nada, Alberto, es un blog magnífico que no pienso dejar de visitar.

Escalofriante la historia que cuentas, Azid. Un punto más a favor de la mesura informativa.

progrhez dijo...

hola tarquin menos mal que lo has intentado arreglar a ultima hora

has dicho "yo creo que el público no demanda noticias rápidas, sino fiables" acuerdate de los suicidas con varios calzoncillos que "sòlamente" vio nuestro querido iñaki

brujaimana, el hecho de que se llame curri no tiene que ser motivo de mofa por tu parte, y que el escolta haya muerto o no, no quita gravedad al hecho del atentado, esto no dice mucho de ti.

Tarquin tu lo has diho, el mal esta hecho, nuestro gobierno se equivoco con el proceso de paz y ahora no sabe reaccionar.
en lugar de meter en la trena al malnacido de barrena por haber anunciado el atentado y luego declarar una guerra en toda regla, nuestro querido presidente solo sabe decir que el pais esta fuerte para la batalla, y nuestro querido ministro de justicia dice que va a detener a los malos cuando la jugada lo estime... creo que esto es mucho peor que dar la misma noticia que estaban dando todos los noticiarios

habeis presenciado alguna vez una bombazo de eta? un coche bomba exploto a menos de 100 mts de donde yo me encontraba en clara del rey en 2001, un compañero mio estuvo varias semanas en la unidad de quemados de la paz. el olor de aquel dia no lo olvidare en mi vida. no se trata de hombres de paz. se trata de verdaderos hijos de puta que ni ellos saben lo que quieren. tienen un negocio montado y el terrorismo es su forma de vida. solo hay una forma de acabar con ellos. hay que darles con la mayor fuerza posible con la constitucion, el estado de derecho y la legalidad, el resto es perdida de tiempo y de fuerza para que nuestro pais gane credibilidad en el ambito internacional. ¿que pensaran ahora en la union europea despues de llevarles el proceso de paz hace unos meses?

saludos a todos

Tarquin Winot dijo...

Llevas más razón que un santo, Progrhez. El empecinamiento del gobierno en negociar con la basura etarra se ha convertido en la horca de la que, ahora, ha quedado colgando para festín general tanto de unos como de otros.

Respecto al qué pensará la Unión Europea, la verdad, no creo que nadie tuviera la mínima esperanza de que esto no fuera a pasar. Sorpresa, poca.

Por cierto, bienvenido y gracias por tu aportación.

Marco dijo...

Hola tarquin: me parece que has cometido el mismo "error" que le adjudicas a la Sra. Valenzuela: el de la inmediatez de la noticia. Las noticias cuando son de un desconocido hay que contrastarlas; pero si son de Agencia se dan directamente, y en este caso, ésta, tiene toda la pinta de ser de Agencia porque sinó no se repiten en otras cadenas de radio y TV. Por tanto,la expresión "miserable" creo que es muy fuerte e innecesiaria y diría mucho en tu favor si la retiraras.

Me sigue gustando este blogg.

Un saludo.

jotaeme dijo...

Con independencia de que la noticia tenga su fuente en agencia o en tercero, contemplo con verdadero horror el proceso de amarillamiento de corte británico que inexorablemente avanza en nuestros medios.

Cuanto más escandaloso, escabroso y dramático, más hambre de consumo suscita.

La pregunta, eterna, ¿la oferta generó la demanda, o la demanda ha impulsado la oferta?.

JM

Tarquin Winot dijo...

Ya he dicho que personalizo en esta mujer por ser en su programa en el que escuché la noticia. Ignoro si la noticia es o no de agencia. Lo cierto es que dos minutos después y en la misma cadena, la noticia era radicalmente distinta.

De cualquier modo, insisto en que lo relevante es ese caracter amarillista que resalta jotaeme. Cuál sea la fuente de lo miserable, en realidad, no importa. Si quien no contrastó la noticia fue la Agencia Efe, pueden darse por aludidos con esta entrada, del mismo modo que pueden darse por aludidos todos los periodistas que, de un modo u otro, generaron sobre el rumor, noticia y sobre la noticia, una presunta demanda que, en modo alguno, existía. En este caso, lo rastrero es el mensaje, no el mensajero, que no deja de ser un vehículo sobre el que personalizar.

Espero seguir viéndote por aquí, Marcos. Y, por supuesto, que te siga gustando el blog.

Princesa bacana dijo...

Mi mejor amiga es periodista, y por ella sé que ésto, al final, es un negocio como otro cualquiera y que las altas esferas cuidan sus intereses. Y les mola vender y ser amiguitos de los que mandan, como en todo negocio que se precie.

El amarillismo vende, pero desde hace mil. Y si no, a ver si alguien no recuerda el horror que protagonizó Nieves Herrero con las niñas de Alcácer, que a mi aún me hace avergonzarme y me revuelve las tripas.

Así que todas las ilusiones de los jóvenes reporteros se suelen perder por el camino, salvo para unos poquísimos afortunados, dois los guarde.
Que pare ya de llover, jo.

Marco dijo...

Hola Tarquin: Yo entiendo que los presentadores de TV así como los de radio son mensajeros y tú, con tu entrada, lo que haces es matar al mensajero. Me pregunto que si cuando te pusiste a redactar este artículo, te hubieras molestado en ver la noticia en otros canales y ver que la daban del mismo tenor, qué tipo de entrada habrías hecho. Seguro que no se te hubiera ocurrido hacer esa descalificación. Las noticias se suceden muy rápidamente, de un momento a otro, al principio hay una gran confusión y poco a poco se van conociendo los detalles, hasta que se sabe qué es lo que ha ocurrido exactamente. Ayer mismo lo hemos visto en las riadas en Levante: que si un muerto, que si dos. Al final fue uno. Pues lo mismo.Creo que antes de descalificar a uno o varios profesionales de cualquier materia hay que respirar hondo, por lo menos 10 veces.

Un saludo.

Rodi dijo...

Yo también me percate de este detalle, diferentes telediarios dieron la noticia de forma distinta, no creo que fuera un problema sólo de Telemadrid, puede que como dice Azid, la agencia que distibuyó la noticia cometiese un error. Eso no quita que quien da la noticia se moleste en contrastarla. Es algo lamentable, sobre todo si uno se pone en la piel de la familia del guardaespaldas.

Saludos.

Tarquin Winot dijo...

Todo este amarillismo de la prensa nace en aquella infame noche en la que Nieves Herrero saco a pasear las tripas de todas las traumatizadas familias de Alcasser y millones de espectadores no apagaron la televisión en ese mismo instante. De aquellos polvos, estos lodos.

En el fondo, Marco, volvemos sobre lo mismo. Si empezamos la marcha atrás y buscamos donde está el germen de la desinformación (la agencia, el que dio la información a la agencia, el que informó al que informó a la agencia.....) acabaríamos encontrando una cuerda sin dueño de la que nadie tiró. En este caso, apuntar al mensajero busca endosar la reflexión a toda la cadena.

Aunque no estemos de acuerdo, es un placer polemizar contigo, Marco. Deberías prodigarte más.

El tema es precisamente el que mencionas, Rodi. Pido reflexión a la amiga Curri, pero no con la intención de que sea ella la única aludida, sino, en general, a las personas que nos proporcionan la información en el día a día y que consideran la inmediatez más valiosa que la certeza.

Marco dijo...

Tarquin, después de todo lo escrito y leido, y que al mensajero que está en ese momento de cara a su auditorio le pasan la noticia para que le ponga voz, no creo que sea correcto que se le pueda menospreciar profesionalmente y ni mucho menos moralmente. Si a cada tragedia que ocurra, que ocurren practicamente todos los días, vamos a tener que desprestigiar a todos sus portavoces, no vamos a dejar titere con cabeza. Si a cada actualización de datos nos vamos a tirar a la yugular de quien los transmite, sería tremendo. Creo que se puede comentar todo sin necesidad de descalificar a nadie. Si tu quieres mantener tus descalificaciones, pués bueno, qué le vamos a hacer, yo no lo haría. Éste es el fondo de mi pensamiento.

Un saludo.

Jotaeme dijo...

Los presentadores son la cara de las noticias, el último eslabón entre el público y la redacción.

A diferencia de la famosa entrevista de la Nieves Horrores, donde ella generó su propio horror televisivo, Curri sólo actuó de intermediaria.

A quien le puede ser achacada la falta de rigor, la ausencia de contraste o lo que correspondiere es a la redacción que pasó la nota a la Curri para su portavocía.

JM

Marco dijo...

JM, pero la que se lleva la descalificación y el insulto es "la Curri".

Marco

jotaeme dijo...

Intuyo cierta cercanía a la mencionada; en cualquier caso no conviene olvidar que los personajes públicos están expuestos a la crítica de la opinión pública; a veces justa, a veces inmerecida pero siempre inevitable. Quiero maginar que aprenden a vivir con ello pues si no lo hicieran, no trabajarían en los medios a los que encarnan.

JM

Tarquin Winot dijo...

Los que trabajan cara al público suelen llevarse la bronca que el cliente envía a la empresa por algo que no le ha convencido.

Puede no ser justo, pero, indudablemente, el que pone la cara la pone para recibir los elogios que, por la misma regla, de tres puede no merecerse, pero, también, los varapalos.

jotaeme dijo...

Buen ejemplo de ello, amigo Tarquin, es que usted mismo, al hacer pública su opinión, queda igualmente expuesto a la opinión pública (Oh, qué bonito juego de palabras, qué orgulloso estoy)

JM

Tarquin Winot dijo...

Logrado juego de palabras, Jotaeme. Creo que ya lo he mencionado alguna vez, pero eso de que las opiniones son respetables..... Desde el momento en el que salen a la luz, quedan sometidas al halago o al vapuleo del público y con ellas, el emisor de las mismas, sean propias o ajenas.

jotaeme dijo...

¿Insinúa usted acaso, admirado Tarquin, que mi opinión no es respetable? (cuánto dolor, oh profunda aflicción, al cielo muestro mi pesar)

JM

Tarquin Winot dijo...

Una opinión (y la suya es de las mejores, amigo Jotaeme) no es respetable en cuanto que es discutible. Lo contrario sería un dogma y para eso, ya está la Iglesia.