lunes, 15 de octubre de 2007

Una película española


El aplauso suele ser el colofón de la mayor parte de las manifestaciones artísticas. Surge casi de manera espontánea tras una buena representación de teatro, una función de ópera especialmente memorable o un concierto musical de marcada calidad. Sin embargo, el cine no suele disfrutar de tan gratificante epílogo. Probablemente, el hecho de que el artista o artistas implicado en una película no estén presentes al finalizar la obra y no puedan disfrutar de tan afectuosa muestra de agradecimiento, así como el carácter enlatado de las películas, tan lejano de la inmediatez que tiene la representación "en directo", hacen que, habitualmente, encendidas las luces de la sala, el único modo de saber el grado de satisfacción de los espectadores tras la proyección, sea escuchar sus comentarios a la persona o personas que han compartido con ellos la experiencia.

Sin embargo, en ocasiones, se produce el milagro y el grado de conexión entre lo que muestra la pantalla y los asistentes a la proyección es tal, que la ovación, inesperada e inexorable, nace apenas comienzan los títulos de crédito. En mis ya considerables años de amante del cine, puedo contar con los dedos de una mano, las veces en las que he presenciado algo así. A primera sangre y sin afan de exhaustividad, recuerdo haber vivido ovaciones esplendorosas tras la proyección de "Cadena perpetua", "La vida es bella", "Spiderman", "El fugitivo" y "Los puentes de Madison". Pocas más, la verdad. No es necesario que sean obras maestras indiscutibles. Algunas los son, como la última mencionada, pero en general, se tratan de autenticas redes de sensaciones que atrapan de manera especial por el carisma de los personajes, la emoción de sus aventuras o la intensidad de sus sentimientos. Desde ayer, "El orfanato", de Juan Antonio Bayona se ha incorporado a tan selecto club de ovacionadas.

Laura (una Belén Rueda superlativa, inmensa, apabullante) regresa al orfanato donde pasó su infancia. La acompañan su marido, Carlos (Fernando Cayo) y su hijo, Simón (Roger Príncep) con la idea de crear una residencia para niños con deficiencias. La aparición de Benigna (Montserrat Carulla) una misteriosa mujer que parece conocer mucho de la vida de la familia, precipita los acontecimientos y, de modo sorpresivo, Simón desaparece sin dejar rastro, para desesperación de Laura y Carlos. Cuando las explicaciones naturales de los hechos pierden fuerza, se abren paso las sobrenaturales y algunos hechos acontecidos hace años en el orfanato parecen ganar puestos como causas de la desaparición de Simón.

La película de Bayona bebe, obviamente, de muchas fuentes. Se aprecian ecos de "Al final de la escalera", "Los otros", "La guarida", "The dark", "Frágiles" o "Suspense". Algunos han criticado por este lado la película, acusándola de refrito de tópicos del género, sin darse o sin querer darse cuenta de que tampoco Amenabar creó nada nuevo con "Los otros" ni Balagueró resolvió la cuadratura del círculo con "Frágiles". Bayona no ha vivido en Marte en los últimos años y, en este tiempo, ha visto cine (mucho, a tenor de la calidad de su propuesta), ha tomado datos, entresacado elementos y sobre ellos ha creado un plato en el que la calidad de los ingredientes, la exactitud en la medición de sus cantidades y un toque personal, convierten "El orfanato" en un manjar de primera magnitud.

La labor de Bayona tras las cámara es soberbia, elegante, precisa, con alguna concesión a la galería a través de innecesarios pero eficaces golpes de efecto, pero, en general, con un concepto del ritmo y la tensión verdaderamente sorprendente en una ópera prima. El manejo de las atmósferas inquietantes (la impecable secuencia con Geraldine Chaplin, Laura intentando ponerse en contacto con los espíritus a través de un juego infantil) y la maestría en el control de los resortes tradicionales del género (la aterradora primera aparición del niño del saco o la secuencia de Laura y Benigna en el cobertizo) acreditan la aparición de un talento especial en nuestro páramo cinematográfico que además cuenta con la ventaja de un guión modélico, compacto y perfectamente enlazado que ya hace diez años fue seleccionado para el Laboratorio de guiones del Instituto de Sundance y que viene firmado por Sergio G. Sánchez un nombre al que no conviene perder la pista y que a punto está de rematar "3993", un nuevo guión que ya prepara Guillermo del Toro.

En cuanto a los actores, es necesario detenerse aunque sea brevemente a ensalzar la labor de todos ellos. La interpretación de Belén Rueda es tan deslumbrante, tan llena de matices, tan arrolladora que eclipsa por completo a sus compañeros de reparto. Y sería injusto no comentar las excelentes interpretaciones de una recuperada y espléndida Geraldine Chaplin en un papel breve pero intenso y, especialmente, la de Fernando Cayo, impecable en su difícil tarea de comparsa y que aprovecha sus escasos minutos en pantalla para llenarla con su mirada comprensiva y desesperada que muta al escepticismo y el reproche con pasmosa facilidad. El jovencísimo Roger Prínceps en su primer papel para la gran pantalla, apunta maneras de gran actor que, espero, no se diluyan con la edad.

Sería una pena que esta espléndida película se archivara en el saco de las "españoladas" en el que mucha gente la ha metido sin ver un sólo fotograma. "El orfanato" es cine del bueno, que no tiene nada que envidiar a las películas que, actualmente, marchan por las carteleras de medio mundo. Efectivamente, es española. Desde el director, hasta el que enfría el botijo. Con actores españoles, montadores del sur del país, fotógrafo nacional y un realizador alumbrado en Barcelona. Y, por ser una magnífica película, hecha además en nuestro país la productora norteamericana New Line Cinema ha comprado los derechos sobre la misma cuando aún no se había estrenado. Si hay alguien al que esto le valga de acicate, bienvenido sea.

17 comentarios:

fernando dijo...

Por lo que dices, hay que verla. Además, puede ser una favorita para ganar los Oscars.

un abrazo.

ramon balcells dijo...

Maravillosa película. Gran, gran crítica Tarquin! Sí, realmente de merece un fuerte aplauso, es increíble que sea un debut (en conjunto, además).
Un saludo!!!

P.D. Te agrego a la lista de links! Últimamente estás siendo uno de mis blogs obligatorios! jajaja

Emilia Gonzalez dijo...

Magnífica reseña, don Tarquin. Y enhorabuena por su blog que acabo de descubrir. Lo recomendaré encarecidamente en el mío.

Princesa bacana dijo...

Jo, me siento apestadita. ¿a nadie más le ha parecido un truñito?

Sett dijo...

Vaya,soberbia forma de hacer una critica,mi enhorabuena.

Yo no rehuyo del cine español,es más,si no me convence ninguna peli en el cine veo la española siempre.No se,las veo más involucradas con mi vida.

Iré al cine a ver la peli,a ver si es como la describes.

Un saludo!!

Tarquin Winot dijo...

No debes perdértela, Fernando. Es lo mejorcito que he visto en este año y, sin duda, entrará en las nominaciones.

Gracias por enlazarme, Ramón. Me alegra saber que estoy en tu lista de visitables diarios.

Emilia, bienvenida seas a esta tu página, allende Dejaboo. He colocado un enlace a tu blog desde éste. Espero que no te importe.

¿Un truñito? Mmmm. Tres días de marcha han debido nublar tu insigne criterio, Princesa. ;-)

Gracias por el elogio Sett. Me alegra ver que no eres del sector "si-es-es-pa-ño-la-no-voy-a-ver-la-ni-muer-to". A esta gente le sentará como un tiro saber que, a día de hoy, la película de Bayona ya supera el millón de espectadores. Y que siga.

Marco dijo...

Con una crítica así, no queda más remedio que ir a ver la película.

Desde luego Tarquin es que lo bordas. No sé en que trabajaras; pero te puedes ganar la vida con esto.

Enhora por tu entrada.

Marco.

Dr Jones dijo...

Me gustaron todas las películas que has mencionado y que aplaudió el público en su día. Pero también se han aplaudido pestiñazos tipo "Rocky IV", que eso me lo han contado, no lo viví gracias a dios. También dependerá de la gente que acuda a la sala en un momento concreto. Comparto tu opinión al cien por cien sobre la película. Gracias por visitar mi blog, no suelo tener muchas visitas y se me saltan las lágrimas cada vez que aparece alguien en escena. Yo también te pongo enlace. Gracias por la visita.

Azid Phreak dijo...

Gran crítica Tarquin, con la que como sabes, coincido punto por punto.

Es realmente de agradecer que películas como esta aparezcan entre los matorrales para decir lo de "Eh! el cine español está de vuelta!!". Espero que con el merecidísimo éxito de El Orfanato, la sangre nueva tenga más oportunidades de hacer buen cine sin necesidad de recurrir al drama social o la comedia gamberra.

Para mi El Orfanato es una de las mejores películas españolas en muuuucho tiempo.

Un saludo a todos!!

BUDOKAN dijo...

Hola, me parece que te ha sorprendido para muy bien esto que has visto y eso se ve en la gran reseña que has escrito. Parece también que las actuaciones están genial. Por cierto, ya te he agregado a mis links favoritos.
Saludos!

Tarquin Winot dijo...

Ya quisiera yo vivir de esto. Aunque parezca una paradoja, Marco, vivo de números. El mundo al revés. Gracias por el elogio. Cosas así, le ayudan mucho a uno a seguir encontrando huecos para darle al teclado.

No entiendo que tu blog tenga pocas visitas, Jones. Es original, divertido y muy, pero que muy interesante. Recomiendo desde aquí un paseo por ese rincón del cinéfilo que regentas.

De un rincón imprescindible a un clásico indiscutible de la blogosfera. Como suele ser habitual, Azid, coincidimos al dedillo en el peliculón de Bayona. Seguro que "Rec" tampoco decepciona.

Gracias por el enlace, Budokan. Todo un honor. Si puedes, no te pierdas esta película. Me lo agradecerás.

Rodi dijo...

Gran reseña, te has superado a ti mismo.

No tengo nada que decir, que no hayas dicho tú ya. Sólo remarcar que es la mejor película española vista en mucho tiempo. Que cunda el ejemplo.


Saludos.

Tarquin Winot dijo...

Así lo espero, Rodi. Gracias por el elogio.

Faraonika dijo...

A mí la película me ha gustado mucho, suscribo todo lo que dices, pero hay dos aspectos con los que no estoy muy de acuerdo. Por una lado está es una gran película, esta muy bien hecha y te hace pasar un rato estupendo que es de lo que se trata, pero de ahi a obra maestra..., no sé a mi no me dieron ganas de aplaudir al final y reconozco que con otras una se tiene que controlar.
Por otra parte, Belén Rueda es una auténtica tortura, hay escenas en las que lo borda y otras en las que sobreactua por completo. Para mí la mejor actriz de la cinta es sin ninguna duda la secundaria que interpreta a Benigna.

Pero bueno esto es lo bonito del arte que cada uno lo ve de una forma diferente y todas y cada una de ellas son válidas. Aún así te felicito por esta estupenda crítica.

P.D.: La música me ha parecido una de las mejores cosas que tiene la película, cumple su función a la perfección.

Un saludo!

Tarquin Winot dijo...

Ya avisaba al principio que no todas las películas en las que he visto aplaudir eran obras maestras. Sin duda, "El orfanato" es una excepcional película, pero no alcanza la categoría que mencionas. El aplauso no sólo lo genera la calidad inmaculada. En ocasiones es la intensidad de lo que muestra lo que le da alas.

Tienes razón con lo de la música, es excepcional y muy acertada para la atmósfera de la película.

Asiris dijo...

Esta película es MUY típica, no la recomiendo por nada de lo que les digan. Belén Rueda ya ha demostrado su pesimidad a la hora de actuar, o como decían por aquí "sobreactuar", y el guión es mediocre por no decir absolutamente previsible, nada que no hubiésemos visto antes en infinidad de películas de serie B... En cuanto al redactor he de decir que habla con una solvencia casi arrogante, pues en todo caso las películas nombradas pertenecen a su elenco de filmes, que EN NADA coinciden (ni tienen por qué hacerlo) con las que puedan gustarme a mí o a otros lectores. No se puede hablar del resto de las películas NO nombradas (o sea, prácticamente todas) como si desmereciesen en algo al ser comparadas con éstas. Películas españolas INFINITAMENTE mejores como pudieran serlo, por ejemplo, "Abre los ojos", "Crimen Ferpecto, "La caja 507", "El día de la Bestia" o la maravillosa "EL laberinto del Fauno". Pero claro, éstas no son ni tan comerciales ni han desembolsado tanto dinero en publicidad. Y por no nombrar a otras extranjeras cuya simple comparación con la sobrevalorada "El orfanato" resultaría humillante para esta última. Pero como dije al principio, para gustos colores, y lo que no se puede en ningún caso es superlativizar a una producción tan corriente como "El orfanato" y encumbrarla a la altura de los clásicos de todos los tiempos. Vamos a ver quién recordará esta vulgaridad de peli dentro de unos pocos años...
Y por supuesto, veremos su paupérrima acogida internacional, claro está. Algo parecido a la épica aquella basada en las novelas de Arturo Pérez Reberte y que sólo triunfó ligeramente en España por la enorma pompa con la que nos la habían vendido.

Tarquin Winot dijo...

Bienvenido Asiris. Espero que no te parezca arrogante lo que voy a decir, pero yo hablo con vehemencia de las películas que me gustan, sin por ello desmerecer otras, del mismo modo que tú hablas de las que consideras, y cito "INFINITAMENTE mejores" que aquéllas de las que hablo. Creo que no hay que confundir la pasión con la arrogancia.

De todos modos veo que coincidimos en la mayoría de las películas que citas al considerarlas espléndidas, incluida la maravillosa "El laberinto del Fauno". Que no la haya reseñado no significa que no me guste o que no sea mejor que "El orfanato" (que lo es, por cierto). A todo no da tiempo en esta vida.

Espero verte habitualmente por aquí.