domingo, 16 de septiembre de 2007

Imaginemos


En su huida del tedio que la rodea, nuestra sociedad está empezando a quedarse sin escondites. Leer, trabajar, viajar, escuchar música, hacer el amor, tomar copas, todo eso se nos queda corto. Cada vez con mayor asiduidad, surgen fórmulas alternativas de ocio que nos desvinculan de la saturada y fastidiosa senda del "día a día". La mayoría de las veces se tratan de actividades más o menos inofensivas para terceros que se limitan a estirar al máximo el flujo de adrenalina que dispara lo desconocido o arriesgado. Sin embargo, hay ocasiones, en las que sencillamente, se cruza la linea.

Recientemente he leído que, en la zona fronteriza de Méjico con Estados Unidos está popularizándose una actividad que responde al nombre de "caminata nocturna". Dicho programa consiste en convertirse por una noche y a cambio de unos 500 pesos (15 euros al cambio) en un auténtico y genuino "inmigrante". Durante unas dos horas, los participantes se dedican a evitar las patrullas policiales, a recorrer centenares de metros hundidos en el fango o sumergirse en túneles impracticables para sentir la tensión y el miedo que sufren diariamente los centenares de mejicanos que se juegan la vida para alcanzar una algo mejor en un país más próspero que el suyo o, al menos, en el que tienen previsto vivir una vida mejor. Por supuesto, en esta actividad, todo es falso: los policías, las sirenas, las carreras perseguidos por los perros. Si una patrulla te descubre, a pesar de los gritos y de desaparecer dentro del coche, nada impedirá que a las dos horas justas, el capturado espere a sus compañeros en el punto de encuentro con una José Cuervo en las manos y el motor del coche preparado para volver pronto a casa.

Frivolizar sobre un drama que afecta a cientos de personas que abandonan todos los días familia e hijos a la búsqueda de una oportunidad es, cuanto menos, ofensivo. Imaginemos por un momento que en vez de la frontera mejicana, estuviéramos hablando de la costa de Algeciras. Imaginemos que la caminata, en vez de ser por tierra, fuera por mar. Imaginemos que, a cambio de unos euros, una empresa explotara una actividad diseñada para sentir la emoción de navegar en precario equilibrio sobre una de esas pateras tan chulas que cruzan el estrecho un día sí y otro también. Todos juntos, con la brisa acariciando tu rostro y la espuma de mar salpicando todo a tu alrededor. Podría incluso organizarse la aparición estelar de una lancha de la policía que intentara detener nuestro vehículo. Incluso soltar algún disparo que otro, para crear el ambiente adecuado. Si caes al mar, no hay problema, uno de nuestros buzos, te recogerá y te dejará en la costa con un platito de bienmesabe y un fino para que esperes a tus amigos. "Llega donde otros no llegan" podría ser un buen mensaje publicitario.

No sé si será porque me estoy haciendo viejo, pero cada día comprendo menos las cosas que pasan. Me resulta imposible entender que alguien pueda encontrar el menor interés en algo así. Y, sin embargo, docenas de personas se apuntan a estas payasadas, pagan sus 500 pesos y pasan la noche haciendo el moñas por el desierto mientras se dan codazos cómplices los unos a los otros, frotándose las manos sólo de pensar en lo que esta historia va a dar de si cuando la cuenten en la oficina a sus aburridos compañeros. Probablemente, a cien metros de donde esta panda de amapolas se detienen a tomar un Gatorade para recuperar el aliento, unos cuantos compatriotas suyos, sedientos, desorientados y completamente aterrorizados hayan iniciado su senda hacia la muerte, pulverizados por el inclemente sol del desierto. Así se atraganten todos estos caminantes de pacotilla con su bebida y les devoren los coyotes. Por capullos y por aburridos.

37 comentarios:

lucy liu dijo...

Estoy de acuerdo. Parece mentira la sarta de actividades que proliferan con el unico objetivo de soltar adrenalina y "hacer algo diferente". Puede que yo sea una conformista o me pase como a ti que me hago mayor.Pero no encuentro ningun atractivo en estas actividades.Con lo bien que se está dando un paseo tranquilo por cualquier ciudad, o sentado en tu casa viendo una peli...o de compras...no se..en fin hay un monton de actividades "normales" que uno puede hacer sin llegar a esas excentricidades. Porque al fin y al cabo son excentricidades, eso es como los ricos y famosos que a veces oyes cosas ..yal fin y al cabo es solo por el aburrimiento que tienen, que ya no saben que hacer.
Pero actividades de estilo proliferan; en un pueblo de Toledo, por una modica cantidad te hacen pasar una noche de miedo, llegas alli con tus amigos a una casa mas bien misteriosa y zas sustos a tutiplen, una especie de casa del terror pero a lo bestia.
Y sin ir más lejos hace un mes más o menos un hotel de Madrid que iba a ser derruido emplazó a todo aquel que quisiese desestresarse a colaborar en la demolicion a golpazo limpio.
En fin...y pensar que yo solo me conformo con que me toque una primitiva para poder dejar mi trabajo actual, viajar tranquilamente y tener tiempo para ir al cine, leer, ...

Priscila dijo...

Es increíble como estamos echando a perder la raza humana.
Con lo bien que se está tomando cervecitas con los amigos o leyendo un buen libro.
Lo de estos tíos no tiene nombre, al igual que ese grupo de pillados que salen en la TV, no recuerdo como se llaman disculpadme, pero son unos tíos que se auto- accidentan y se parten de risa. A lo mejor se clavan una tacha en el dedo y se parten el culo, o se beben un litro de vinagre mientras sus amiguitos van contando uno, dos, tres,…vamos machote….

En serio, la situación me preocupa y mucho, ¿qué le vamos a dejar a nuestros hijos? Por mucho esfuerzo que hagan los padres en formarlos en los mejores centros, en darles una exquisita educación casa,…. si salen a la calle y ven a 4 pillados pisándose los pies con un camión o tirando de un coche con el “pito” enganchado en el parachoques….de nada sirve.

Bueno, lo último de los último, el "Metring: Jóvenes practicando el 'metring' en los metros de Barcelona y Madrid.

Se juegan la vida. Suben a los estribos de las puertas del metro y saltan antes de que el convoy entre en el túnel. Con tal de ganar, aguantan hasta el último momento agarrados al vagón. Lo llaman "Metring". Un juego que puede ser mortal. Corren el riesgo de electrocutarse con la red eléctrica de 1.500 voltios que les rodea. Caer del tren en marcha no es menos peligroso.

Tarquin, yo creo que a parte de hacernos un poco mayores, es que esto se está pasando de castaño oscuro.

Aquilino Natillas dijo...

No, no es ofensivo. Es completamente inofensivo.

Subirse en una patera para recrear la travesía que realizan los desafortunados o simular una entrada clandestina en otro país no hace daño a nadie y viene a ser lo mismo que irse a hacer turismo a países pobres, en los que nos alojamos en hoteles de lujo para luego darnos un baño de pobreza, y de vuelta contarlo y hacernos los solidarios con el hambre en el mundo mientras contemplamos las fotos.

Es una opción que a usted le disgusta, no la haga; a mí tampoco me gusta, no la haré, pero no quiero construirme a mi medida un podio desde el cual y estrenando mi autoproclamada supremacía moral juzgo la vida de los demás en función de mis gustos, preferencias y/o sensibilidades.

No, no, a veces nos acercamos a ciertos totalitarismos de pensamiento y pretendemos uniformar los gustos de los que tienen pensamientos diversos a los propios y todo ello, faltaría más, sin mover la ceja que nos permite afirmar que somos tolerantes.

Dictaduras de moral y pensamiento no, por favor.

Fantástico blog por otro lado que sigo con habitualidad aunque no había tenido ocasión de escribir en él.

Aquilino.

Faraonika dijo...

Estamos locos o que?

No es que te estes volviendo viejo, es que esto es indignante.
La gente en general ha cruzado la línea y por desgracia la mayoría no tiene una conciencia que le diga:¿tio eres subnormal? Ya que la televisión, el consumo, los videojuegos e incluso el cine les ha dejado sin ella.

A mí si me apeteciese hacer "algo diferente" me iría ha ayudar a inmigrantes y entonces así podría vivir de manera real su situación: sin dinero, sin casa, explotados con miedo de ser repatriados...eso si que sería una experiencia que los marcaría de por vida...y encima gratis!!

En fin, cada dia me averguenzo más de la especia a la que pertenezco.

BUDOKAN dijo...

Hola, la verdad que lo acabo de leer en este gran post reflexivo sobre la frivolización de estos temas que son muy graves es increíble. No puedo creer que se construya un juego al método "Disney" sobre un problema tan serio como la migración. Saludos!

Tarquin Winot dijo...

Me alegra comprobar que no me estoy haciendo viejo. Las otras actividades que mencionais sobre el metro y la noche de miedo en Toledo son más ejemplos de que estamos en plena época del "todo vale". De acuerdo que cada uno hace lo que le viene en gana, pero, eso no significa que sea respetable. Rompamos ese dogma de una vez: no todas las opiniones son respetables.

Bienvenido seas, amigo Aquilino por tus viscerales comentarios con los que, podrás imaginar, coincido únicamente en que están escritos en el mismo idioma. Me parece poco aceptable parapetarse en que cada uno es libre y los demás no son quienes para juzgar sus comportamientos, para dar carta de naturaleza a comportamientos claramente asociales. Argumentando como argumentas, la ablación del clítoris no podría criticarse porque hay que ser tolerante y, además los que lo practican, lo ven como algo normal en su sociedad. Nosotros, con nuestra autoproclamada moral, lo criticamos y, por eso, somos unos dictadores de la moral que uniformamos gustos. Perdona, pero no. Hay principios que son universales o, al menos, mayoritarios. Y no hay que irse muy lejos para comprobarlo. Basta, por ejemplo, con mirar los comentarios de esta entrada.

De todos modos, gracias por la aportación. Espero verte de nuevo por aquí. te invito a rebuscar en el blog, los comentarios de Profesor Castaña, un participante con el que te llevarías especialmente y al que hace mucho que no veo por estos lares.

Budokan, Faraonika, gracias por vuestras aportaciones.

Anónimo dijo...

Bueno, yo estoy de acuerdo en todo, aunque de vez en cuando una "Casa del Terror" no viene mal.
El miedo es una sensación maravillosa y por eso consumimos cine de terror y cuando somos chiquillos nos vamos al Parque de Atracciones dejando para el final "La casa del Terror" con las canillas temblando.
Creo que lo que comenta lucy de la casa de Toledo a mí, personalmente, me fascinaría y no significa que esté aburrido y no disfrute comportándome como gente normal con mis colegas.

aquilino natillas dijo...

Por mucho que se empeñe, Sr. Winoa, no hay ningún aspecto positivo en ir diciéndole a la gente lo que tiene o no tiene que hacer porque nosotros consideremos a la propia como la única civilización que merece ser reconocida y con los únicos valores que deben ser tenidos en cuenta porque para eso nuestras costumbres, nuestros ritos y nuestras religiones son las únicas civilizadas y por tanto admisibles.

Es por eso que salpicamos el pecado, la culpa, el delito de haber nacido y una filosofía del sometimiento al poder a la América de habla hispana. Es por eso que hemos ido imponiendo la democracia en países que no la tenían a golpe de bomba láser hoy y napalm ayer.

Mire usted, creerse la única civilización, la buena, la de verdad, creerse que los demás son bárbaros y deben ser sacados de su barbarie es, además de propio de una mente astringente verdaderamente fascista.

¿Dónde está el límite?, preguntará usted. El límite está en el status quo, en la propia garantía de pervivencia. Si los comportamientos de otras culturas presentan el mismo perfil totalitario y expansivo que usted defiende para la propia creyéndose el centro del universo y amenazando con imponer sus valores a los nuestros como usted defiende en sentido adverso, es entonces cuando habrá que defenderse y no permitirlo. Pero mientras no amenacen nuestras personas, nuestros bienes, y nuestras formas de vida, no existe derecho alguno a imponer nada a nadie, no se autoerija, se lo ruego, en juzgador de la especie y tesorero de los únicos valores ciertos, no se crea usted mejor que otros.

Cosas peores que la ablación de clítoris ha hecho nuestra civilización y hemos evolucionado solos, ese es el proceso natural, deje que evolucionen otros (o no).

Suyo affmo

Aquilino

Kampanilla dijo...

Aquilino, tu reflexión me parece muy interesante. Llama la atención cuando lo "políticamente correcto" es escandalizarse por este tipo de turismo.

Cada uno es libre de tener una moral a su medida, es legítimo mientras no perjudique al resto de la sociedad ¿o no? ¿donde está el límite? ¿hay límite?

Toda sociedad históricamente se ha guiado por una serie de normas morales, heredadas generalmente de la religión. ¿seremos capaces de vivir sin tener una idea clara de lo que está bien o lo que está mal?

Porque aunque lo que ahora se "lleva" es la libertad de pensamiento, el "cada uno hace lo que quiere" está visto que en el fondo siguen existiendo prejuicios.

¿Hasta qué punto es bueno para una sociedad que cada uno vaya "a su bola" sin dar cuentas a nadie de lo que hace o lo que dice? ¿No son estas normas y prejuicios lo que nos salva de vivir como animales?

Kampanilla dijo...

Aquilino, no había leído su segunda reflexión cuando he hecho mi anterior comentario.

Estoy de acuerdo con usted, la sociedad "civilizada" pretende someter a base de imponer sus ideas a otras naciones "menos desarrolladas". Pero de ahí a acusar a Tarquin de tener "una mente astringente verdaderamente fascista" me parece pasarse de la raya.

Esto es un lugar en el que todos opinamos y como tal cada uno da su punto de vista con libertad e intentando no ofender a nadie.

Salu2.

aquilino natillas dijo...

Descuíde usted, Kampanilla, no pretendo descalificar al Sr. Windong, ni lo he hecho ni creo que él lo interprete en la misma clave que lo ha hecho usted.

He calificado su tipo de pensamiento y su visión de las cosas, no la he descalificado.

La vulgarización hace que determinadas corrientes de pensamiento hayan pasado a tener significados de insulto. Llamar a alguien nihilista es acusarlo de pasota, materialista, de trepador, fascista, de nazi.

No señora, el debate aquí raya a alto nivel porque los conterturlios lo tienen y no cabe entender lo que cabría entenderse en la barra de un bar ante gente que escribe el propio nombre con dificultad.

Descuíde usted, señora, que el Sr. Wonot sabrá interpretar mis palabras con la intención con la que fueron escritas.

Aquilino

Princesa Bacana: dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA... ay, qué buen rato he pasado.

Volviendo al tema principal, tan sólo quiero decir que es una lástima que hayamos llegado a un nivel de papanatismo tal como para que se confunda "deportes de riesgo" con recreaciones de malísimo gusto y que francamente, me parecen ofensivas a más no poder.
Y llamar papanatas al que lo es es un ejercicio de objetividad sano y natural
Me superencanta tu blog.

OTIS DRIFTWOOD dijo...

A mí no me parece ni bien ni mal que la gente pague por vivir una noche como un espalda mojada. Allá cada uno con su dinero, su tiempo libre y su forma de llenar vacíos existenciales. También hay videojuegos que dan puntos por atropellar a ancianos y niños, programas de televisión con audiencias millonarias en los que se denigra al personal y viajes "solidarios" a hacerse la foto con los pobres negritos después de desayunar en el hotel de cinco estrellas. Lo importante es no perder el norte y, aun haciendo el capullo, seguir siendo consciente de que lo de los espaldas mojadas es un drama, de que no se puede atropellar impunemente ni denigrar a nadie (bueno, se me ocurren muchas excepciones) y de que los negritos necesitan gobiernos no corruptos y ayudas de verdad en vez de fotos con tipejos vestidos de Coronel Tapioca.

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Ah, estaba de acuerdo con Aquilino hasta que he leído su última entrada. ¿Entonces, como occidental que soy y como Occidente ha hecho y hace muchas barbaridades, no puedo criticar a Irán por tratar a la mitad de su población, la femenina, como a ciudadanas de segunda? ¿Ni criticar que en algunos estados de Nigeria se lapide a las adúlteras? ¿Ni que en algunas zonas de Pakistán se viole en grupo a las mujeres cuyos hermanos hayan cometido un delito? ¿Has oído hablar de los Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional o te la sudan porque son malignas y partidistas iniciativas europeo-norteamericanas? Ya dijo el Gobierno chino hace unos años que lo de los derechos humanos no iba con ellos porque es una creación de Occidente...

jotaeme dijo...

Yo, sin medrar en este debate que he de reconocer que está tremendamente interesante, he de decir, respecto del último comentario y en aras a la exactitud que según creo, la Declaración Universal de Derechos Humanos, llevada a la Asamblea General en 1948 fue aprobada por 48 votos a favor y 8 abstenciones, constándome a dia de la fecha que hay más de 56 estados en el planeta.

JM

jotaeme dijo...

Enmienda: consultada la página de la CIA World Factbook para obtener información de cuántos estados existen en la actualidad, parece que existen 253.

Espero sea de utilidad

JM

Azid Phreak dijo...

Sin ánimo de entrar en polémicas y sin tener la cultura suficiente para rebatir ciertos comentarios, no veo que Tarquin haya hecho otra cosa que expresar libremente su opinión, que dicho sea de paso coincide punto por punto con la mía, en un foro público.

En ningún momento he leído, perdonen si no es así, en las palabras de Tarquin que su forma de pensar era la correcta. Simplemente la ha expresado, no ha intentado imponer nada, o al menos a mi me lo ha parecido.

Es cierto que cosas peores que la ablación de clítoris ha hecho nuestra civilización y aquí estamos, pero no por ello deja de ser criticable tanto lo uno como lo otro.

Volviendo al tema, creo que cada cual puede hacer lo que quiera si no molesta al resto del rebaño, aunque esta forma de diversión me parece, como bien dice Tarquin, una frivolización sobre un tema que en mi opinión no admite muchas risas.

Reconozco que mi cultura y forma de entender la vida no es la misma que la del pueblo mexicano (ni mejor ni peor, sólo distinta), por lo que esta visión es personal e intransferible, aunque me agrada ver que no soy el único que piensa así.

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Vaaale, que sí, que como la Declaración Universal de los Derechos Humanos sólo la ha votado una minoría de estados, los que no la hayan suscrito que hagan lo que les dé la gana, mientras no nos afecten a los que sí. A eso se le llama Bosnia, Darfur, Ruanda...

Tarquin Winot dijo...

¿De verdad eran necesarias tantas palabras para, finalmente, llegar a la simplísima conclusión de que tengo un pensamiento unificador y dictatorial porque critico algo que no me parece adecuado? Amigo Aquilino, me temo que no ha entendido usted nada.

El que usted piense que no hay nada malo en jugar a los inmigrantes o que las características morales y éticas de occidente y oriente son comparables y equidistantes, a mí, personalmente, me da exactamente igual. Yo opino justo lo contrario y a pesar de lo intransigente, nihilista y materialista que soy (Sí, ya sé que estos tres conceptos tienen muy poco que ver los unos con los otros, pero es lo que usted ha puesto y se lo respeto, a pesar de mi supremacía moral) no por eso voy a dejar de tomarme una mirinda con usted si se tercia. Mi objetivo en esta entrada y en todas es comentar, mostrar, opinar y, por supuesto, criticar, no la evangelización de las masas.

He leido con temor varias veces la entrada buscando el escalón en el que se apoya para decir que intento imponer mi punto de vista a la colectividad circundante y, para mi alivio he podido constatar, que no hay una sola linea en la que invite a los visitantes a votarme como líder espiritual en plena campaña de democratización universal.

Si alguien aquí ha demostrado un cierto caracter totalizador es usted, amigo mío, que no ha permitido una opinión diferente y ha tachado de dictatorial al que la emite, enfundándolo además en un batiburrillo de conceptos confusos que, con cariño y desde el respeto, le aconsejo revise.

Como dice Fernando Savater, las opiniones son discutibles, nunca respetables y aquí se opina,amigo mío. Para bien o para mal. Los dogmas y los axiomas se los dejo a los púlpitos y a los estrados. Allá cada cual con lo que les sugiera.

No quiero cerrar este comentario para agradecer a todos, incluido usted, amigo Natillas, por estar generando en esta entrada el debate más interesante que ha pasado por este blog. Un millón de gracias a todos.

Aquilino natillas dijo...

Pues vaya decepción, no responde usted a nada del interesantísimo debate que se había propiciado a propósito de su propia entrada.

Se ha salpicado usted de ocurrencias y por toda idea se ha encargado de censurar severamente a su seguro servidor desde el uso de unos términos que a mayor abundamiento no iban dirigidos a usted, ¿o es que le había hecho falta que los antecediera con ad exempli gratia?.

Con todo y con eso, le concedo razón (para que vea que no soy totalitario) en que este debate ha sido el más interesante que he leído en su blog.

Y como postre le aseguro que pese a su totalitarismo que se demuestra en el desdén que me dispensa, mi persona seguirá visitando este blog porque me gusta su forma de escribir, la de razonar y la de blindarse frente a lo diverso.

Aquilino

Tarquin Winot dijo...

Lamento de veras decepcionarle, pero creo que he contestado al todo de sus argumentos y, en consecuencia, también a la parte.

No detecte desdén donde no lo hay. Ya le he dicho que las opiniones son discutibles y discutir como estamos comprobando hoy es un sano ejercicio que beneficia a todos.

Da usted mucho juego, amigo Aquilino. No deje de volver por estos lares.

Moriarty dijo...

En serio, esto de las caminatas nocturnas yo lo tengo bastante visto, pero aqui mismo, en España. Concretamente en el servicio militar obligatorio. Sobre las doce, con la cara pintada de negro y a darle a las piernas hasta las tres. Y si de una baja moral me resulto que me robaran nueve meses de mi juventud para aprender a escaquearme de una manera semi-profesional, pues mucho mas este invento de experimentar lo que es sentirse un "espalda mojada" durante un rato. Me da vergüenza ajena frivolizar sobre la situacion de una pobre gente que arriesga su vida en busca de algo mejor de lo que tiene realizando este absurdo pasatiempo. ¿Y lo proximo que..? ¿Quemarse a lo bonzo como el pobre hombre desesperado por su situacion? Pero claro, con el traje adecuado y un extintor preparado no sea que empiece a notar las llamas.

El debate que ha generado esta entrada me supera en mucho, de eso no tengo duda, pero en la lectura del post yo no he detectado ningun mensaje, ni directo ni subliminal, que cambiara mi pensamiento hacia la postura del autor de la misma. Sencillamente asentia a medida que leia cada palabra. Lo que si veo es un empecinamiento por parte del Sr. Natillas de que el Sr. Tarquin debe a: ¿retractarse de la entrada? b:¿cambiar su forma de pensar? c:¿no publicar nada por si su opinion la lee alguien que no esta de acuerdo? Esta es la casa de Tarquin, a pesar de que todos entramos en ella, y si el quiere poner los pies en la mesa no voy a ser yo quien le diga que se equivoca al hacerlo. Otra cosa es que me parezca bien o mal, pero no voy a decirle que se baje de su podio para que suba a mi empireo atril, donde solo hay espacio para mi y para mi ego, como me da la impresion que hace usted Mr. Aquilino. Cada cual con su su libre albedrio.

Buenas noches.

Paquito Amores dijo...

No voy a descubrir a estas alturas la gran estupided del sistema americano y de los ciudadanos que lo creen, eso quizás es también algo personal, pero el ejemplo que has puesto y como persona que soy que he nacido y sigo vivendo en Algeciras me hace tener aún más rabia, sobre todo porque vivimos ese problema cerca, ya que el tema de la inmigración, y a lo que se refería el artículo de este post, no solo queda en el intento de paso por el Estrecho, los pocos que consiguen pasar le quedan todavía un mundo por alcanzar su meta y nosotros en la ciudad lo vivimos y vemos como necesitan de la ayuda desinteresada de muchos vecinos que prestan su mano para hacerles el camino menos duro, y no, como bien dices, después de esa gran farsa donde liberan adrenalina y tensiones, estos panolis que llegan a su casa con la nevera llena, un hogar calentito y unos grandes almacenes para saciar su hambre consumista.

ELRINCONDELTARADETE dijo...

Con la de cosas que hay pa entretenerse..Una guerra tendrian que pasar esos y se les pasaria la ganas de adrenalina y demas tonterias.

jotaeme dijo...

A mí el debate me ha parecido muy interesante y si bien no he intervenido en él porque teniendo opinión no tengo criterio (*), me considero más cercano a las tesis de Aquilino que a las de Tarquien.

Discrepo sin embargo de la dureza que se está empleando hacia Aquilino, cuando éste sólo ha dado su opinión en una tribuna libre, gentileza de D. Tarquin.

Que sea, en efecto la casa de éste, no implica que todos nos veamos obligados a asentir y compartirle la opinión, no creo que sea esa la intención de Tarquin, de hecho a mí me enriquece más un criterio contradictorio y discutible que una opinión concordante por adhesión.

Si ese es el trato que dispensamos al discrepante, creo que me cuidaré de discrepar yo en el futuro, empobreciéndose ( o no) la posibilidad de aprender cosas nuevas.

JM

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Tarquin, déjate ya de tanto debate y devuélveme la llamada de teléfono, a ver si nos vemos este fin de semana. Podríamos ir a la frontera entre México y Estados Unidos para vivir una noche como espaldas mojadas. ¿Te hace?

Clara dijo...

Al empezar a leer esta entrada nunca me habría podido imaginar encontrarme con semejante y espontáneo debate. Más bien creo que esto ya se ha convertido en una doble controversia.

ASí pues en mi humilde, discutible, respetable y personal opinión, y aunque repita lo que han dicho otros de mis anteriores contertulios, he de decir dos cosas:

1º) Hay gente que no sabe qué hacer con su vida, ¿es que necesitan recurrir a esas esperpénticas situaciones para sentirse vivos? ¿No tienen la capacidad sufienciente como para ponerse en el lugar de esos inmigrantes y comprender la frivolización del gran drama humano que supone pasar por algo así? Para mí es una falta de conciencia, de respeto y de empatía supina.

Y 2º) No veo ningún totalitarismo por parte del Sr. Winot. Sí, Winot, (ni Winoa, ni Windong, a ver si aprendemos a escribir bien su nombre), solo veo una opinión argumentada y expresada desde un punto de vista equilibrado y razonable. Y si el Sr. Natillas quiere ver en ella aires de grandeza o imperialismo creo que a lo mejor está juzgando desde sus propios prejuicios y no desde la cuestión en sí.

Si los Derechos Humanos se pueden saltar a la torera según del país del que vengas o lo tribal que seas, no me extraña leer las cosas que se escriben en los periódicos, que yo sepa es lo único que nos une a todos, que somos seres humanos y tenemos el derecho a la dignidad solo por el hecho de ser personas y haber nacido.

Espero haber aportado mi granito de arena.

Un saludo y espero tener la oportunidad de participar en más debates como éste.

Eledecé dijo...

Interesante debate. Después de leer el post, pensé que efectivamente, lo de pasar una noche de inmigrante ilegal, es una desfachatez moral. Pero si escarbo un poco entre mis neuronas, me encuentro que quizá no lo sea tanto. Me explico y siento tener que utilizar el término de supremacía democrática, que no le endiño a Usted, Sr. Winot si no a eso grupo de estadistas, o no tanto, que pretende que los demás hagamos como ellos. Y es que si la idea es que los estresados brokers de Nueva York utilicen su dinero para una causa mejor, quizá se podría enviar ese dinero a México para que los mexicanos, o parte de ellos, dejen de ansiar lo que no tienen porque lo tengan. Pero eso, al fin y al cabo, no es más que cambiar un país porque a nosotros y a algunos de los que en él viven, les gusta menos.

Siguiendo la misma argumentación, y no se me espanten, la ablación del clítoris es, de lejos comparable a las corridas de toros. ¿También tenemos que prohibirlas porque un bicho sufre y muere? Si acabamos con todo el sufrimiento del mundo, tanto humano como mortal, nos sabremos salvadores, pero ¿y lo que nos tenemos que llevar por delante?

OTIS DRIFTWOOD dijo...

Pues nada, que el muy mamón no me devuelve la llamada, y eso que me colgó diciendo "Ahora te llamo". !Y fue ayer por la mañana!

OTIS DRIFTWOOD dijo...

No tengo nada más que decir, pero así esta entrada llega a los 30 comentarios, que al bueno de Tarquin le hará ilusión.

jotaeme dijo...

Si es por la ilusión de Tarquin, sean 31.

JM

Tarquin Winot dijo...

Hay que reconocer que lo que esta entrada esta dando mucho juego.

Como bien dice Moriarty, este espacio es un foro público en el que cada cual dice lo que le parece. Que lo administre el que suscribe, no deja de ser una anécdota. Si no contara con las opinones y aportaciones de todos vosotros, no dejaría de ser un ejercicio onanista que terminaría por cansar.

Afortunadamente cada día somos más y eso implica una mayor diversidad de opiniones y comentarios que nos beneficia a todos. Las discrepancias, como ha quedado demostrado en lás últimas entradas y, especialmente, en ésta, son cada día mayores y gracias a enfrentamientos del nivel que ha generado esta entrada, irán creciendo con el tiempo.

Por favor, que nadie deje de decir lo que le venga en gana en este lugar y que discrepe lo que quiera. Pero por la misma regla de tres que luego no se enfade si al sacar la mano le han dado un palo. Opiniones hay muchas, mala fe, nunca.

Gracias a esta entrada hemos conocido a gente nueva con cosas que decir (Aquilino, Taradete), hemos picado la curiosidad de visitantes que cotizan caros sus comentarios (Clara, me alegra tenerte de vuelta)e, incluso, hemos contado con habitantes del lejano planeta Dejaboo (Eledecé). ¡Por Odín, si hasta hemos superado el record de comentarios en una sola entrada! ¡Que no decaiga la fiesta y gracias de nuevo a todos!

Princesa Bacana: dijo...

OLE OLE OLE!
Pues venga, si quieres me pongo provocadora y reaccionaria: Aquilino, hijo: ¿tú has entendido el post?
Enhorabuena, Tarquin.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Te añado a los links de mi blog. Un abrazo

Tarquin Winot dijo...

Gracias por el enlace, Fernando.Ne encanta tu planeta.

Princesa, te veo peleona. Ten cuidado con Aquilino que dispara con mucha punteria.

brujaimana dijo...

Tenía que decir algo en la entrada que más comentarios ha suscitado. Seré breve. Cada día estoy más convencida de que nos estamos volviendo TODOS locos. Por supuesto que para mí el respeto es mi máxima fundamental en la vida, pero criticar creo que me mola más. A mí lo de la "caminata nocturna" me parece un absurdo, porque si quieren tensión que acompañen a los inmigrantes reales y les ayuden a pasar. Les saldría más barato, tendrían más tensión y harían algo de provecho.

Lo bueno de este blog es crear polémica y desde luego no podrás negar que se te da divinamente.

No siempre escribo, pero siempre leo, eso no lo dudes y llama a Otis que le tienes desesperado.

Rodi dijo...

Has realizado una crítica muy acertada, me parece increíble que alguien pague por simular ser un inmigrante ilegal, me parece estúpido e inmoral. Como tú dices ojalá se los coman los coyotes.

Saludos.